Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 213. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



PAPAVIENTOS

Caprimulgus europeas (Lin.)

Suele encontrársela casi siempre durante el dia agazapada al pié dé los cepellones en las selvas, principalmente en las que tienen brezales. Si se la hace levantar, da un vuelo corto y después se deja de nuevo caer en tierra con las alas extendidas, como si hubiese sido derribada por el plomo del cazador. De noche á los Papavientos 6 Chotacabras se les ve en los caminos posarse en el suelo, volviendo á levantarse para irse á echar de nuevo á algunas varas de distancia, sin servirse de los pies para atravesar este corto espacio. Anidan en tierra, en medio de bosques y matorrales sin hacer nido, y si se posan en los árboles, buscan ramas gruesas y bajas, el tronco por ejemplo, para colocarse á lo largo y no atravesadas, como todas las aves que en ellos se encaraman. Ya en esta posición, 6 mejor, cuando están apoyadas sobre una pequeña colina , exhalan un grito desentonado que imita bastante al de una Crecerela.

Los detalles de Buffon merecen ser conocidos.

«Cuando se trata de dar un nombre á algún animal, 6 lo que viene á ser lo mismo, elegir uno entre muchos que se le han dado, fuerza es á mi ver preferir el que presente idea mas justa de su naturaleza, propiedades y hábitos, despreciando los que tiendan á acreditar falsas ideas óá perpetuar errores. Siguiendo este principio, deseché los nombres de Mama-cabra, Sapo-volante, Grande mirto, Cuervo nocturno, y Golondrina de cola cuadrada, dados por el vulgo ó por los sabios al ave de que se trata. Refiérese el primero á una tradición, en verdad muy antigua , pero mas sospechosa aun, por ser mas difícil suponer en un ave el instinto de mamar de una cabra, como á esta, la complacencia de consentir que el ave la chupe, siendo igualmente incomprensible cómo mamando aquella, pudiera hacer perder á esta su leche. Por esto, habiéndose Schwenckfeld informado exactamente en un país donde había numerosos rebaños de cabras en aprisco, asegura no haber oído decir á nadie que jamás se hubiesen ellas dejado chupar por ninguna ave. Ello será que el solo nombre de Sapo-volante haya atribuido á esta ave lo que con mayor fundamento se sospecha de los Sapos.

He igualmente desechado los demás nombres que se le dieron, por no ser ni Sapo, ni Nirlo, ni Cuervo, ni Lechuza, ni aun Golondrina, á pesar de parecérsela en algo, habida razón ya de sus hábitos ya de su conformación exterior, en sus pies cortos, por ejemplo, pequeño pico seguido de ancho gaznate, elección de alimentos y modo de tomarlos, diferenciando con to-do«sto de ella bajo otros aspectos lo que un ave diurna difiere de la nocturna, lo que un ave social difiere de otra solitaria. A mas de que es diverso su grito y desigual el número de sus huevos, que acostumbra depositar en el tiempo de sus viajes á raiz de tierra; y aunque, como se verá mas adelante, existe una especie de Golondrinas de cola cuadrada, ni aun con esta deberá confundírsele. Consérvele por fin, el nombre de Papavientos porque si bien algo vulgar, expresa muy bien la actitud del ave, cuando tendidas las alas, zahareño el ojo y abierta la boca, cuanto puede, vuela con zumbido sordo en busca de los Insertos en que hace presa pareciendo engullirlos con solo la aspiración.

Aliméntase en efecto de Insectos, nocturnos sobre todo, por no romper el vuelo ni empezar su caza sino cuando está el sol poco elevado en el horizonte; y si la empieza al medio dia eso será bajo un horizonte cargado 6 nubloso. No sale en un bello dia sin verse precisado á ello, y en este caso su vuelo es bajo y poco sostenido. Tiene tan sensible la vista, que mas bien le deslumhra que no le da luz el dia claro, de modo

que solo puede ver con débil luz, mas no se crea por esto que vea y vuele en total oscuridad. Encuéntrase en el caso de las demás aves nocturnas, las que con toda propiedad deberían llamarse mas bien aves de crepúsculo.

No tiene necesidad de cerrar el pico para impedir que huyan los Insectos que ha cogido; lo interior de este pico está como empegado de una materia viscosa que parece manar de la parte superior, y que es bastante á retener las Mariposas y aun los Escarabajos, cuyas alas se pegan allí.

Hanse extendido mucho, y con todo eso en ninguna parte se han hecho comunes. Encuéntranse ó pasan cuando menos por casi todas las regiones de nuestro continente, desde Suecia y los paises mas septentrionales hasta la Grecia y África de una parte, y de la otra hasta las Indias orientales, y sin duda aun mas lejos. Sonuerat envió al Gabinete Real de París uno, procedente de la costa de Coromandel, y que seguramente es hembra ó será tierno aun, pues en nada difiere del nuestro mas que en no tener sobre la cabeza y alas esas manchas blancas que caracterizan según Lineo al macho adulto. El caballero comendador de Godehen me noticia que en el mes de abril el viento Sudoeste conduce estas aves á Malta; y el caballero des Mazis, observador excelente, me escribe que en otoño, se las ve también en igual número. Encuéntranse igualmente en las montañas y en los llanos, en Bria, Bugey, Sicilia y Holanda , posándose casi siempre en las zarzales ó tiernos talleres , y también alrededor de las viñas; parecen preferir los terrenos secos y pedregosos, los matorrales, etc. Llegan mas tarde á los paises mas frios, y salen de ellos mas pronto. Anidan mientras su vi-je' en los parajes que mas les convienen, ya mas al Mediodía, ya mas al Norte. No se toman el trabajo de construir nido ; bástales un pequeño agujero que encuentren en tierra ó entre pedregales, al pié de un árbol ó de alguna roca; el que frecuentemente abandonan como le encontraron. La hembra deposita allí dos ó tres huevos , mayores y mas oscuros que los del Mirlo; y aunque por los cuidados de los padres con la cría se mida ordinariamente su amar á ella, no se debe deducir de aquí que el Papavientos tenga poca afición á su prole; muy al contrario , me han asegurado que los empolla la madre con grandísimo afán, y asi que los ve amenazados, ó loque es lo mismo, observados solamente por algún enemigo, sabe mudarlos de sitio, empujándolos diestramente, según dicen , con sus alas y haciéndolos rodar á otro agujero no mejor construido ni aliñado que el primero , pero donde juzga ella tenerlos mas seguros.

La estación en que se le ve volar con mas frecuencia es el otoño. En general y á corta diferencia tiene los movimientos de la Lechuza y el vuelo de la Becada. Algunas veces impacientan y turban al cazador que está en acecho; pero tienen un hábito singular solo á ellos propio : no se cansan de dar cien vueltas seguidas alrededor de un árbol corpulento deshojado; su vuelo es entonces muy irregular y rápido; véseles de repente arrojarse como si se. lanzasen á su presa, y alzarse después atropelladamente. Sin duda dan de esta manera caza á los Insectos que revolotean alrededor de esos árboles, pero es muy raro en aquel entonces acercárseles á tiro de escopeta; pues al avanzar desaparecen rápidamente, sin que pueda descubrirse donde se retiraron.

Como vuelan con el pico abierto, según ya llevo indicado, y es rapidísimo su vuelo, déjase conocer que el aire , entrando y saliendo continuamente, ha de experimentar cierta colisión contra las paredes del gaznate, produciendo aquel zumbido semejante al ruido de un torno de hilar. Este zumbido no deja de oirse en tanto que vuelan, por ser efecto del mismo vuelo y varian según los diferentes grados de

 

Índice de páginas de Zoología Aves.

 



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.