Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 211. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.


tener menos pobladas las plumas y sobre todo las coberteras inferiores de la cola. El peso medio de las que observ fue constantemente de tres cuatro dracmas.

El obispillo, garganta y la parte inferior del cuerpo son de bello color blanco; la costilla de las coberteras de la cola, parda; la parte superior de la cabeza y cuello, el dorso y lo que se deja ver de las plumas y de las grandes coberteras superiores dla cola, de un negro lustroso con visos azules; las plumas de la cabeza y dorso, cenicientas en la base y blancas en la parte media; las pennas de las alas pardas con visos verdosos en los bordes; las tres ltimas mas cercanas al cuerpo tienen el extremo blanco; los pies, cubiertos hasta las uas de plumn blanco; pico negro , y pies gris-pardos. El negro es menos declarado en las hembras, su blanco es menos puro, y aun el del obispillo se v variegado de parde. Los jvenes tienen parda la cabeza y una tinta del mismo color debajo del cuello; los visos de la parte superior del cuerpo son de un azul menos subido, y hasta son verdosos en ciertos dias; y lo mas notable, las remeras son de color mas subido. Parece que el individuo descrito por Brisson era joven. Este tienen en la cola un frecuente movimiento hacia arriba, y el nacimiento de la garganta carece de plumas.

GOLONDRINA DE RIBERA.

Uninedo reparia (Lin.)

Hemos visto las dos especies precedentes emplear mucha industria y trabajo para construir como albailes su casita: pasamos ver ahora otras dos especies que ponen en agujeros , ya en el suelo en las paredes, ya en rboles huecos; sin tomarse ningn trabajo en la construccin del nido, contentndose con preparar para su cria una pequea pajaza compuesta de los materiales mas comunes, hacinados sin arte, y toscamente colocados.

Llegan nuestros climas y salen de ellos casi al mismo tiempo que nuestras Golondrinas de ventana. A Unes de agosto empiezan acercarse los parajes donde suelen reunirse todas; y ltimos de setiembre ha visto muchas veces Hebert las dos especies reunidas en gran nmero sobre la casa que l ocupaba en Bria : vealas con preferencia sobre la parte del tejado que mira al Medioda. Al completarse la reunin se veia enteramente cubierta la casa. Sin embargo, no cambian esas Golondrinas de clima durante el invierno. El caballero comendador de Mazys me escribe que en dicha estacin se las v constantemente en Malta, sobre todo cuando hace mal tiempo: podrse observar aqu que en esta isla no hay otro lago ni estanque que el mar , no pudindose de consiguiente suponer que nterin reinen las tormentas , ellas se hundan en las aguas. Hebert las ha visto en nmero de quince diez y seis revolotear por entre las montaas del Sugey: era esto cerca de Mantua mediana altura, en una garganta de un cuarto de legua de largo, sobre tres cuatrocientos pasos de ancho: sitio delicioso que miraba principalmente al Medioda , al cual abrigaban contra el Norte y Poniente unos peascos que se encumbraban basta las nubes, y donde conserva el csped casi todo el ao su frescura y bellsimo verde, donde la violeta se v en flor por febrero, y donde se parece el invierno nuestras primavens. En este lugar privilegiado es donde con frecuencia se las ve durante la estacin rigorosa jugar, y revolotear, y perseguir los Insectos , que tampoco dejan de encontrarse. Cuando aprieta el fri y ya no encuentran Mosquitos, refgianse en sus agujeros , en que no penetra la helada, en que no faltan insertos terrestres y crislidas para mante-iiei-e oorantc estas cortas intemperies, y donde pue-

de que sientan mas menos aquel entorpecimiento-al que, sogun Gmelin y otros autores, se ven sujetos durante los fros, aunque no siempre , segn ha probado Collinson con sus experimentos. Los habitantes del pas dijeron Hebert que dejaban verse los inviernos despus que las nieves del adviento se derretan cuando era plcido el tiempo.

Encuentranse en toda Europa. Belon las observ en Romana anidando con las Arvelas y Abejarucos en los ribazos del ro Marisa; en lo antiguo Hebrus Ka?-nigsfeld, viajando por el Norte, advirti que estaba hecha criba en una extensin de diez y ocho toesas la orilla derecha de un arroyo que atraviesa el pueblo de Kakui en Siberia. Veanse muchos agujeros que servan de guarida unos pajarillos parduzcos llamados streschis, que no serian otros que las Golondrinas de ribera. Quinientas seiscientas volaban confusamente mezcladas en derredor de estos agujeros: entraban y salan siempre en movimiento como los Mosquitos. Las Golondrinas de esta especie son rarsimas en Grecia, segn Aristteles; pero son muy comunes en algunas partes de Italia, Espaa, Francia , Inglaterra, Holanda y Alemania. Hacen escogen con preferencia sus agujeros en los ribazos y riberas escarpadas, por verse all mas seguros, en las orillas de las aguas estancadas, por encontrar en ella Insectos en abundancia, y en los terrenos arenosos, por poder con mayor facilidad hacer sus pequeas excavaciones. Salerno nos dice que en las orillas del Loira anidan en las canteras, y otros dicen que en las grutas: todas estas opiniones pueden ser ciertas mientras no se hagan exclusivas. El nido de estas Golondrinas no es mas que un hacinamiento de paja y yerba seca : en su interior vese acolchado de plumas sobre las-que descansan los huevos. Alguna vez ahuecan ellas mismas sus agujeros, apodranse otras de los del Abejaruco y de las Arvelas. El canal que l conduce tiene regularmente veinte y una pulgadas de longitud. No ha dejado de concederse esta especie el presentimiento de las inundaciones, tan li-beralmente como las otras el del fro y calor: hase dicho que jams la sorprendan las aguas , y que saban retirase muchos dias antes que llegasen su agujero. De otro medio se vale ella mas seguro y prueba de inundaciones, y es el de colocar su nido i una gran elevacin sobre las aguas.

Segn Frisch , hace una sola cria al ao: esta, dice Klein , es de cinco seis huevos blancos casi difanos. Sus pollos engordan mucho, y su carne es tan delicada como la de los Hortelanos. Como encuentran mas abundante subsistencia que las dems especies , alimentndose no solo de insectos alados, sino tambin de los que viven bajo la tierra, y de la multitud de crislidas que vejetan en las grutas , de ah es que alimentaran sus pollos mejor que las otras, las cuales, como vimos, saben practicarla con los suyos, proviniendo de esto el gran consumo de las Golondrinas de ribera en algunos paises, como en Valencia; deducindose de aqu que en esos paises liarn las Golondrinas mas de una cria al ao.

Persiguen los adultos su rapia sobre las aguas con tal actividad que creeramos verlos riendo. Encuentranse en efecto , chocan corriendo tras los mismos Mosquitos, se los quitan y disputan mutuamente lanzando agudos gritos; pero esto no pasa de una emulacin , que vemos dominar tambin entre los animales de cualquier especie quienes atrae la misma presa impele el mismo apetito.

Aunque parece ser esta especie la mas salvaje entre las europeos , si juzgamos lo menos por los parajes en que gusta habitar, lo es con todo menos que el Vencejo, quien, aunque la verdad habite en las ciudades , u se mezcla jams con ninguna otra especie de Golondrinas ; cuando aquella e acompaa frecuentemente n solo con las de ventana, si no lam-

Índice de páginas de Zoología Aves.

 



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.