Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 181. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.



pensamos que estos pjaros pertenecen al gnero del Ruiseor de Paredes. El Caudirojo no tiene, sin embargo, canto ni gorgeo; solo despido un pequeo sonido flauteado, sui, alargando y pronunciando de un modo muy suave la primera slaba: por lo general este pjaro es muy silencioso y sosegado; cuando ve una rama aislada que sale de un arbusto, que atraviesa alguna senda, va con preferencia posarse sobre ella, dando su cola un pequeo sacudimiento como el Ruiseor de Paredes.

Acude al reclamo , pero no con la misma prontitud inters que los otros pjaros; cgesele tambin en las fuentes hacia el fin del verano, que es cuando est mas gordo, y es de un gusto muy sabroso. Su vuelo es corto, y no se extiende sino de una mala otra. Estos pjaros parten por el mes de octubre, y entonces se les ve, durante algunos dias, seguirse unos otros por los vallados, basta que al cabo de este tiempo no queda ya ninguno en nuestro clima.

CAUDIROJO DE LA GUAYANA.

Hemos recibido de Cayena un Caudirojo, el cual tiene las pennas de las alas del mismo rojo que las de la cola, gris el dorso, y el vientre blanco. Nada nos han dicho de sus hbitos naturales, pero se puede inferir que son con corta diferencia los mismos que los del Caudirojo de Europa, de quien el de Cayena parece ser una especie muy cercana.

FICEDULA PAPAFIGO.

Este pjaro, que, como el Hortelano, es la delicia de nuestras mesas, no es tan bonito como bueno de comer ; todo su plumaje es de un color oscuro, una mezcla gris, pardo y blanco; y estos colores se junta el negruzco de las pennas de la cola y de las alas, pero sin darles por esto mayor realce ; la seal mas aparente de sus colores es una mancha blanca que corta transversalmente las alas, y de la cual se han servido la mayor parte de los naturalistas para caracterizarlo; el dorso es de gris pardo que empieza en lo alto de la cabeza y se extiende sobre el obispillo; la garganta es blanquizca; tiene el pecho pintado ligeramente de pardo y el vientre blanco, as como las barbas exteriores de las dos primeras pennas de la cola; el pico, que tiene siete lneas de largo, es afilado. El pjaro tiene ocho pulgadas y dos lneas de vuelo, y su longitud total es de cinco pulgadas y diez lneas; la hembra tiene todos los colores mas tristes y plidos que el macho.

Estos pjaros, cuyo verdadero clima es el del Medioda, parece no vienen al nuestro mas que para aguardar que estn en sazn los frutos suculentos de que han tomado el nombre; llegan mas tarde que los otros en la primavera, y se vuelven antes de los primeros frios del otoo. No obstante, recorren en el verano una grande extensin en las tierras septentrionales, pues se les ha encontrado en Inglaterra, en Alemania, en Polonia, y hasta en Suecia; en el otoo se vuelven Italia y Grecia, y probablemente van pasar el invierno en comarcas todava mas clidas. Parece que cambian de costumbres en su mudanza de clima, pues llegan en bandadas los paises meridionales, mientras que por el contrario se les ve siempre dispersos durante su mansin en nuestros climas templados; habitan en los bosques, se alimentan de Insectos, y viven en la soledad, mas bien en la dulce compaa de su hembra. Estn sus nidos tan ocultos que cuesta mucho el descubrirlos. El macho se est durante esta estacin sobre la copa de un grande rbol, desde donde despide un pequeo gorgeo poco agradable y bastante parecido al de la Saxcola. Los Papafigos llegan Lorena por abril, y parten por el mes de agosto, y algunas veces tambin antes. En esta provincia les dan los nombres de muriers y pequeos pinzones de losbosques, lo que no ha contribuido poco para que se les conozca; y al mismo tiempo han aplicado el nombre de Papafigo la pequea Alondra de los prados, cuya especie es muy diferente de la del Papafigo ; pero no son estas todava las solas equivocaciones que se han padecido sobre su nombre. Como la Loxia parece ser amante de los higos en Italia, dice Belon que los italianos le llaman becca/igi, y aun l mismo la toma por el verdadero Papafigo de que habla Marcial; pero la Loxia es tan diferente del Papafigo en cuanto al gusto de su carne, que es amarga, como en cuanto al pico, los colores y la figura. En nuestras provincias meridionales y en Italia se da comunmente el nombre de becafigos todas las diferentes especies de Currucas, y casi todos los pajarillos de pico diminuto y afilado. No obstante, el verdadero Papafigo es all bien conocido, y en todas partes se le distingue por lo delicado de su carne.

Marcial, que pregunta porqu este pjaro, que pica igualmente las uvas y los higos, ha tomado su nombre de este ltimo fruto mas bien que del primero, hubiera adoptado el que le dan en la Borgoa, donde le llaman vinette porque frecuenta las vias y se alimenta con uvas; sin embargo, adems de higos y uvas, se le ve tambin comer Insectos y simiente de mercurial. Puede expresarse as su pequeo grito: bzi bzi. Vuela cortos y precipitados vuelos, anda y no salta, corre por el suelo en las vias, y se sube las cepas y vallos del cercado. Aunque estos pjaros no emprenden nunca el viaje sino por el mes de agosto, y no se presentan hasta entonces en bandadas en la mayor parte de nuestras provincias, no obstante se les ha visto tambin en Bria en la mitad del verano, donde algunos hacen al parecer sus nidos. En su trnsito van siempre en pequeos pelotones de cinco seis, y se les coge con el lazo con la red, y con el espejo en Borgoa y las orillas del Rdano, por donde pasan fines de agosto de setiembre.

En Provenza se les da con razn el nombre de Becafigos pues se les ve sin cesar en las higueras picando los frutos mas maduros, y solo las dejan para ir buscar la sombra al abrigo de los zarzales y parajes mas frondosos. Cgeseles en gran nmero por setiembre en Provenza y en muchas islas del Mediterrneo, con especialidad en Malta, donde se ve en este tiempo una cantidad prodigiosa, y se ha observado all que son todava mas numerosos en su trnsito por el otoo, que su vuelta por la primavera. Lo mismo sucede en Chipre, donde en otro tiempo eran objeto de comercio, y los enviaban Venecia en orzas llenas de vinagre y de yerbas olorosas. Cuando la isla de Chipre pertenecia los venecianos, sacaban estos anualmente de all mil mil y doscientos tarros llenos de esta pequea caza; y se conoca generalmente el Papafigo en Italia con el nombre de pjaro de Chipre (eyprias uccelli di Cypro), nombre que le dieron hasta en Inglaterra, segn nos dice YVillu-ghby.

Hace ya mucho tiempo que este pjaro, excelente para comer, es ventajosamente conocido: Apicio nombra mas de una vez el Papafigo con el pequeo Tordo como dos pjaros igualmente esquisitos. gustaquio y Ataneo hablan de la caza de los Papafigos, y Hesiquio da el nombre del lazo con que se prenden estos pjaros en Grecia. Nada es mas delicado la verdad, ni mas fino y suculento que la carne del Papafigo cuando se come en su poca; .entonces es una pequea pella de una grasa ligera y sabrossima, que se desnace en la boca y es fcil de digerir; es un extracto del jugo de los excelentes frutos de que vive.

Nosotros no conocemos mas que una sola especie de ficdula, aunque han dado este nombre muchos

Índice de páginas de Zoología Aves.

 



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.