Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 178. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



mi ventana; y allí les hacían frente , erizando al propio tiempo sus plumas: entonces cada bando gorgeaba una canción, picaba las maderas como los gallos, y el combate se empeñaba luego con bastante tenacidad.»

Esta Curruca es la única que no hemos podido describir del natural; pero la descripción que nos dan de su plumaje, nos confirma en la idea de que esta especie es por lo menos muy afine de la Curruca de invierno , en caso de que no sea precisamente, la misma : esta tiene la cabeza, la parte superior del cuello, el pecho , el dorso y el obispillo, variegados de pardo y de rojo, siendo cada pluma parda en el centro y roja por los bordes; las plumas escapulares, las coberteras de encima de las alas y de la cola están va-riegadas del mismo modo y con los mismos colores; la garganta, la parte inferior del cuello, el abdomen y los costados son rojizos; las pennas de las alas pardas ribeteadas de rojo , y las de la cola enteramente pardas. Es del tamaño de la Curruca de la primera especie. El color do las Currucas es por lo general empañado y oscuro; pero el del Pintarrajo ó Curruca de los bosques es uno de los mas variados, y Belon pinta con mucha expresión lo agradable de su plumaje. Observa este autor al mismo tiempo que este pájaro no es muy conocido sino de los pajareros y de los campesinos que viven en la vecindad de los bosques, y que se le coge en la fuerza del calor cuando va á be-Der á los charcos.

CURRUCA DE LOS CAÑAVERALES.

La Curruca de los cañaverales canta en las noches cálidas de primavera como el Buiseñor; lo que ha motivado que algunos le diesen el nombre de Ruiseñor de los sauces b de los mimbres. Hace este pájaro su «ido en los cañaverales, entre las zarzas y espinos, en medio de los pantanos y en los tallares á orillas del agua. Nosotros hemos visto uno de estos nidos en las ramas bajas de un bojaranzo cerca de tierra ; estaba compuesto de paja y briznas de yerbas secas, con algo de crin por dentro, y construido con mas arte que el de las otras Currucas: encuéntrase por lo regular en estos nidos cinco huevos de color blanco sucio, jaspeados de pardo mas subido, y mas espesas las manchas hacia el extremo grueso.

Los polluelos, aunque muy pequeños y sin plumas, dejan el nido cuando alguno lo toca, y hasta cuando uno se acerca mucho á él: esta costumbre que es peculiar de los polluelos de toda la familia de Jas Currucas, y aun de esta especie que anida cu medio de los aguazales, parece ser carácter distintivo de la índole de estos pájaros.

Se ve á esta Curruca, durante todo el verano, salir del medio de las cañas para coger al vuelo las Señoritas y otros Insectos que revolotean sobre las aguas, sin cesar de cantar al mismo tiempo; y para dominar sola en un pequeño distrito, echa de allí á los otros pájaros y queda dueña de su domicilio , que no abandona hasta el mes de setiembre pma partir con su familia.

Es del tamaño de la Curruca de cabeza negra; tiene seis pulsadas y unas dos líneas y media de longitud , y diez pulgadas y cerca de línea y media de vuelo; su pico es de unas nueve líneas de largo, los pies diez y media , y su cola dos pulgadas y cuatro líneas: sus alas recogidas se extienden algo mas de la mitad de la cola. Tiene toda la parte superior del cuerpo de un gris-rojizo claro, que tira un poco á aceitunado cerca del obispillo; las pennas de las alas son mas pardas que las de la cola; y las coberteras inferiores de las alas de un amarillo claro. La garganta y toda la parte anterior del cuerpo es amarillenta, sobré campo blanquizco, y alterada en los costados y hacia la cola con algunas tintas pardas.

PEQUEÑA CURRUCA ROJA.

Dice Belon que trabajó mucho para encontrar á la pequeña Curruca roja un nombre antiguo, y al cabo se engañó aplicánilole el de troglodita; parece también'que ha conocido este error de referir su Curruca roja al Troclodita indicado por Aecio y Pablo Egine-tes , pues observa que se puede aplicar mucho mejor su testo al Reyezuelo pardo que á la Curruca roja; y este Reyezuelo es efectivamente el verdadero Troglodita, á quien restituiremos en su artículo este nombre que en todos tiempos le ha pertenecido.

La Curruca roja no es, pues, en manera alguna el Troglodita: esta denominación no puede convenir mas que á un pájaro que frecuenta las cavernas, y los agujeros de las rocas y paredes; costumbre que no tiene ninguna Curruca, y que no obstante Belon se la supone, llevado de su idea y de la prevención de una falsa etimología del nombre de fauvette, que se dá en francés á la Curruca, con el de fovéis.

Esta pone comunmente cinco polluelos; pero las mas veces son estos presa de algunos pájaros enemigos , en particular de las Picazas. Los huevos de esta Curruca tienen campo verdoso y dos diferentes especies de manchas: unas poco aparentes y casi borradas, esparcidas con igualdad sobre la superficie ; y otras mas subidas, opuestas al campo, y mas frecuentes en el extremo grueso. «Es infalible, dice Belon, que estos pájaros anidan sobre algunas matas ó arbustos de los jardines, tales como una cicuta ú otro semejante, ó bien detrás de alguna pared de jardín, ó de pueblos y lugares.» Este nido está guarnecido por dentro con crin de caballo; pero el nido de que habla Belon tenia en el fondo como un enrejado ó celosía, en lo cual atribuye él una intención al pájaro, siendo así que si este nido estaba de este modo agujereado seria según parece por algún accidente particular, pues ni se ha vuelto á encontrar semejante disposición en ningún otro nido, ni puede existir tampoco por ser contraria al objeto déla nulificación, que es el de recoger y concentrar el calor.

Este mismo naturalista acierta mejor cuando dice que esta pequeña Curruca es toda de un solo color, que es el de la cola del Ruiseñor: esta comparación es justa, y nos dispensa de hacer una descripción mas larga del plumaje de este pájaro; únicamente observaremos que tiene algo de rojo en las grandes coberteras de las alas, y que este color se extiende también, pero mas debilitado , sobre las pequeñas barbas de sus pennas; que tiene una tinta muy baja y muy clara de gris-rojizo sobre el gris del dorso y de la cabeza , y sobre el blanquizco de los costados; pero se ve que se ha dado con bastante impropiedad á esta Curruca el nombre de Curruca roja, pues las tintas de este color con que se pintan tan débilmente algunas partes de su plumaje, no es un distintivo á'mi parecer suficiente para denominarla así.

Esta Curruca no tiene mas que unas cinco pulgadas y media de longitud total, y cerca de ocho pulgadas de vuelo; es una de las mas pequeñas, y lo es mas todavía que la Curruca gris: Belon parece que exagera su pequenez cuando dice que no es mas grande que la yema del dedo.

CURRUCA MANCHADA

Sylvia mstiva (Lat.)

El plumaje de las Currucas es comunmente uniforme y monótono : esta, no obstante, se distingue por algunas manchas negras sobre el pecho, aunque por lo demás su plumaje es parecido al de las otras. Es del tamaño de 1a pequeña Curruca de la segunda especie : su longitud es de seis pulgadas y unas dos li-

 

Índice de páginas de Zoología Aves.

 



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.