Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 172. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



GARGANTA-AZUL.

Por la proporción de las formas, por el tamaño y la figura entera, parece que el Garganta-Azul no es mas que una repetición del Petirojo: el pájaro de que tratamos solo difiere del otro por el azul brillante y cerúleo que cubre su garganta , en vez que la del otro es de un rojo anaranjado; parece también que la naturaleza ha querido demostrar la analogía que existe entre estos dos pájaros hasta en sus diferencias , pues bajo esta placa azul se ve un arco negro y una zona de color rojo anaranjado que corona lo alto del pecho; este color anaranjado vuelve á aparecer todavía sobre la primera mitad de las pennas laterales de la cola; y desde el ángulo del pico sale y pasa por el ojo una raya de color blanco-rojizo. Por lo demás, los colores, aunque un poco mas sombríos , son los mismos en el Garganta-Azul que en el Petirojo, los cuales tienen también el mismo modo de vivir. Pero la naturaleza , que ha reunido estos dos pájaros en cuanto á las semejanzas, parece los ha separado en cuanto al lugar en que habitan : el Petirojo vive , como se ha visto, en el fondo de los bosques; y el Garganta-Azul se mantiene en sus lindes y busca las lagunas, los prados húmedos, los mimbrerales y cañaverales; y con el mismo instinto solitario que el Petirojo, muestra tener hacia el Hombre el mismo sentimiento de familiaridad ; porque después que han pasado toda la buena estación en aquellos sitios apartados y en los bordes de los bosques inmediatos á ios pantanos, vienen estos pájaros antes de su partida á los jardines, á las alamedas y á los vallados, y se dejan acercar lo bastante para que se les pueda tirar con cerbatana.

Estos pájaros, así como los Petirojos, no van nunca en bandadas, y rara vez se ven mas de dos juntos. A fines del verano vienen los Garganta-Azules, dice Mr. Lottinger, á los campos sembrados de granos gruesos; y Frisch señala los campos de guisantes como los que mas prefieren, y donde dice también que hacen sus nidos: no obstante, estos se encuentran mas comunmente en los sauces, en los mimbres y en otros arbustos que circuyen loslugares húmedos y están construidos con yerbas enlazadas en el origen ó unión de las ramas.

En tiempo de los amores se eleva el macho recto en el aire con un pequeño vuelo, y cantando de placer, da vueltas alrededor y vuelve á caer sobre su rama con tanta alegría como la Curruca, de quien parece tiene el Garganta-Azul algunos hábitos; canta por la noche , y su canto es muy dulce, según Mr. Frisch; pero .Mr. Hermann nos dice, por el contrario, que no tiene nada deagradable:oposicion que puede concillarse muy bien si se atiende á los diversos tiempos en

gados á conservarle la denominación de Ruiseñor de Paredes por haber sido adoptada generalmente por los pajareros y por los naturalistas.

Este pájaro llega con los otros por la primavera, y se posa sobre las torres y los techos de los edificios inhabitados, desde donde hace oir su canto. Sabe proporcionarse la soledad aun en medio de los poblados, en los cuales se establece, 6 bien en algún ángulo saliente de una pared elevada, 6 en un campanario ó chimenea: por todas partes va buscando los parajes mas elevados é inaccesibles, aunque se le suele encontrar también en la espesura de tas selvas mas sombrías. Vuela ligeramente, y cuando está encaramado en alguna parte, despide un pequeño grito, y sacude sin cesar la cola con un movimiento bastante singular, no de abajo á arriba, sino horizontal-mente y de derecha á izquierda. Gusta de los paises montañosos, y es raro cuando se presenta en las llanuras. Es mucho menos abultado que el Ruiseñor, y aun algo menos también que el Petirojo; pero su talla es mas delgada y estirada. Tiene la garganta , la parte anterior y los lados del cuello cubiertos con una especie de peto negro, y este mismo negro circuye también los ojos y sube hasta debajo del pico: su frente está asimismo cubierta con una venda blanca ; la parte superior y posterior de la cabeza, la superior del cuello y el dorso, son de color gris lustroso, pero subido ; y en algunos individuos , al parecer mas viejos, todo este gris es casi enteramente negro: las pennas de las alas, que son de color ceniciento negruzco , tienen las barbas exteriores mas claras, y ondeadas de gris-blanquizco; por debajo del peto aparece un hermoso rojo encendido , el cual guarnece el peto á lo ancho, se dirige amortiguándose un poco hacia los costados , y vuelve á presentarse con toda viveza sobre todo el conjunto de plumas de la cola, excepto las dos del medio que son pardas; el vientre es blanco , los pies negros, y tiene la lengua ahorquillada como los Ruiseñores.

La hembra difiere bastante del macho , por lo que es disculpable la equivocación que han padecido algunos naturalistas, que han hecho de ella otra segunda especie : esta no tiene ni la frente blanca , ni la garganta negra; partes que son en ella de color gris mezclados de rojizo, y el resto del plumaje es de una tinta mas débil.

Estos pájaros anidan en los agujeros de las paredes, tanto en las poblaciones como en el campo , ú en los huecos de los árboles y hendeduras de las rocas: su puesta es de unos cinco 6 seis huevos azules y los polluelos salen por el mes de mayo. El macho permanece durante el tiempo de la incubación 6 en la punta de una roca, ó en lo alto de algún edificio aislado vecino del domicilio de su familia , y desde allí empieza á cantar; pero por la mañana, y especialmente á la aurora , es cuando preludia sus cantos.

Hay quien dice que estos pájaros tímidos y desconfiados abandonan su nido si reparan que alguno los observa mientras trabajan en él; y aseguran que dejan los huevos sise los tocan, lo que es bastante creíble; pero lo que no lo es absolutamente , es lo que añade Albino, de que en este caso abandonan á sus hijos, 6 los echan fuera del nido.

El Ruiseñor de Paredes, aunque habita cerca de nosotros ó entre nosotros, no deja por eso de ser menos arisco: si viene á la mansión del Hombre, es sin reparar ni conocer lo que hace; carece enteramente de la familiaridad del Petirojo, de la alegría de la Curruca, y de la viveza del Ruiseñor; su instinto es solitario , su natural arisco, y su carácter triste. Cuando se le coge adulto, se niega á comer y se deja morir; 6 si sobrevive á la pérdida de su libertad, con su silencio obstinado da á conocer bastante su tristeza y su pesar. Sin embargo, si se le coge en el nido y se le cria en una jaula se puede gozar de su canto; el cual

se oye á todas horas y hasta durante la noche, y lo perfecciona también , ó con las lecciones que le dan, ú oyendo el de otros pájaros que estén á su inmediación.

Se les alimenta con miga de pan y con la misma pasta que se da al Ruiseñor; pero este es todavía mas delicado. En su estado de libertad come Moscas, Arañas, Crisálidas, Hormigas, y pequeñas bayas ó frutos tiernos. En Italia va á picar también los* higos , y dice Olina que se le ve todavía en este país por el mes de noviembre, al paso que en el mes de octubre ha desaparecido ya de nuestras comarcas. Este pájaro, se va cuando empieza á acercarse el Petirojo á los parajes habitados; y esto tal vez habrá hecho pensar á Aristóteles y á Plinio que era el mismo pájaro que parecía Petirojo en el invierno y Ruiseñor de Paredes en el verano. Tanto en su partida como en su regreso , no desmienten los Ruiseñores de Paredes su instinto solitario, pues nunca aparecen en bandadas, y se les ve pasar uno á uno.

 

Índice de páginas de Zoología Aves.

 



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.