Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 139. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



decidido en todo su plumaje, sino diferentes gradaciones de pardo mezclado con rojo gris; su pico amarillo rara vez, y tampoco canta como el macho: todo lo cual ha dado lugar que se le tuviese por ave de otra especie.

Los Mirlos no solo se alejan del Tordo por el color del plumaje y por la distinta librea del macho y de la hembra, sino tambin por el grito, que todo el mundo conoce, y por algunos de sus hbitos. No viajan ni van en bandadas como los Tordos; y aunque mas salvajes entre s, lo son menos con respecto al hombre , pues se logra domesticarlos con mas facilidad que aquellos, y no se alejan tanto de los sitios habitados. Comunmente pasan por ladinos en extremo, porque, como tienen la vista muy penetrante, ven desde lejos los cazadores, quienes difcilmente permiten que se les arrimen; pero observndoles de mas cerca, se ve que son mas inquietos que astutos, mas medrosos que desconfiados, puesto que se dejan coger con liga, con red y toda clase de lazos, con tal que no vean la mano que los ha preparado.

Cuando estn encerrados con otras aves mas dbiles , su natural inquietud se convierte en petulancia; persiguen y atormentan de continuo sus compaeros de esclavitud; y por esta razn deben excluirse de los vivares en donde se quieran reunir y conservar muchas especies de avecillas.

Si se quiere, pueden criarse aparte para gozar de su canto, no del que tienen naturalmente, que es insoportable , sino por la facilidad con que lo perfeccionan , reteniendo los aires que se les ensean, imitando los diferentes ruidos, los sonidos diversos de los instrumentos , y aun remedando la voz humana.

Como los Mirlos sienten el amor muy pronto y casi tanto como los Tordos, empiezan tambin cantar luego; mas como no hacen una sola puesta, siguen cantando casi todo el verano. De aqu resulta que aun se oye su voz cuando la mayor parte de los dems cantores de los bosques callan y sufren la enfermedad peridica de la muda. Esta circunstancia ha podido persuadir muchos que el Mirlo no estaba sujeto esta enfermedad; pero no es cierto, ni aun verosmil, pues por poco que se frecuenten los bosques, se ve estas aves en la muda hacia el fin del verano, y aun se encuentran algunas que tienen la cabeza enteramente calva. Olina y otros autores de la Zoologa britnica dicen que el Mirlo, como las dems aves callan en tiempo de la muda; y los zologos aaden que empieza cantar otra vez al principio del invierno , sin embargo de que en esta estacin no arroja generalmente mas que un grito ronco y desapacible.

Los antiguos suponan que durante esa misma estacin , su plumaje cambia de color, volvindose rojo; y Olina, uno de los autores que mejor han conocido las aves de que habla , dice que esto sucede en otoo, bien porque este cambio de color sea efecto de la muda bien porque las hembras y los mirlos jvenes, que efectivamente son mas rojos que negros, sean mas numerosos se dejan ver entonces con mas frecuencia que los machos adultos.

Estas aves hacen su primera puesta hacia fines del invierno, y es de cinco seis huevos de un verde azulado con pintas frecuentes y poco marcadas de color de herrumbre. Pocas veces esta primera puesta tiene buen xito, causa de la intemperie de la estacin ; pero sale mejor la segunda, que solo es de cuatro cinco huevos. El nido de los Mirlos est construido con poca diferencia como el de los Tordos, aunque tiene colchn interior: por lo comn lo hacen en los zarzales en los rboles de mediana altura, y aun parece que naturalmente estn inclinados colocarlo cerca de tierra, y que solo, enseados por experiencia, aprenden ponerlo en alto. Una sola vez me han trado uno, que fue encontrado en el tronco vaco de un manzano.

El musgo, que nunca falta los troncos de los rboles , y el lino, que encuentran al pi por los alrededores , son los materiales con que forman la baso de su nido; las hebras de yerbas y las raicillas son los de un tejido mas blando con que lo revisten interiormente ; y trabajan con tal asiduidad, que con solos ocho dias concluyen su obra. Acabado el nido, pone la hembra, y en seguida empolla los huevos; lo cual corre por su cuenta exclusivamente, pues el macho no tenia mas parte en este negocio que la de buscar la subsistencia de su compaera. El autor del Tratado del Risueor asegura haber visto un Mirlo prvulo, aunque ya fuerte, encargarse de alimentar algunos polluelos de su misma especie 'recientemente sacados del nido; pero este autor no dice el sexo de tal mirlo.

He observado que los pollitos sufran en el primer ao mas de una muda, y que en cada una de estas el plumaje de los machos se vuelve mas negro, y el pico mas amarillo, empezando por su raiz. En cuanto las hembras, conservan, como lo he dicho, los colores de la primera edad, como tambin la mayor parte de sus atributos: sin embargo, tienen el interior de la boca y la garganta del mismo amarillo que los machos, y en unas y otros puede asimismo notarse un movimiento de la cola de alto bajo bastante frecuente; acompaado de un leve temblorcillo de alas, y de un grito dbil, breve y cortado.

Estas aves nb cambian de pas durante el invierno, no; pero escogen en la comarca en que habitan el asilo mas propio para esta estacin rigurosa, que son regularmente los bosques mas frondosos, sobre todo, aquellos en que manan aguas calientes, y que estn poblados de rboles que no pierden el verdor, como los pinos albares , abetos, laureles, mirtos, enebros, cipreses, etc., en los cuales encuentran mas recursos , ya para comer, ya para ponerse al abrigo de la escarcha; de modo, que algunas veces van en busca de ellos hasta nuestros jardines, y podria creerse que los paises en que no se ven Mirlos'durante el invierno, son aquellos en que no hay estas especies de rboles, ni manantiales calientes.

Los Mirlos silvestres, mas de todo esto, se mantienen con bayas, frutos insectos; y como no hay tierra tan miserable que no ofrezca alguno de estos alimentos, y por otra parte el Mirlo es ave que se acomoda todos los paises, no hay ninguno en donde no se le encuentre: en el Norte, en el" Medioda, en el nuevo y antiguo continente; pero mas menos diferente de s mismo, segn ha recibido con mas menos fuerza la marca delclima en que se ha fijado.

Los que se crian en jaula comen tambin carne cocida picada, pan, etc.; pero se supone que las pepitas de granada son un veneno para ellos, lo mismo que para los Tordos. Gustan mucho de baarse, y en los vivares es preciso no escasearles el agua. Su carne es un manjar esquisito, que no cede la del Tordo mayor del Zorzal, y aun parece que ce la prefiere la del Tordo y de la Malviz en los paises en que se sustentan con aceitunas qne la hacen suculenta, y con bayas de mirto que la perfuman. Las aves de Rapia gustan tanto de ellos como los hombres, y les hacen una guerra casi tan destructora como la nuestra, sin la cual se multiplicaran en extremo. Olina fija la duracin de su vida en siete u ocho aos.

Yo he disecado una hembra que fue cogida sobre los huevos hacia mediados de mayo, y que pesaba dos onzas y dos dracmas. Tenia el ovario guarnecido de gran nmero de nuevos de desigual tamao, de los cuales el mayor era de unas dos lneas de dimetro y de color anaranjado, y el mas pequeo era de color mas claro, de sustancia menos opaca, y su dimetro no pasaba de un tercio de lnea. Dicha hembra tenia el pico absolutamente amarillo , como tambin la lengua y todo el interior de la boca: el tubo intes-

 

Índice de páginas de Zoología Aves.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.