Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 128. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



PAPAMOSCAS DE COLLAR.

.1/. albicollis (Bricb.); M. streptophora (Vieill.)

Est pintado de negro y blanco; vive en las frondosidades mas espesas de las selvas y bosques de Europa, y su grito es agrio y desagradable.

PAPAMOSCAS PAPAFIGO.

M.luctuosa (Roux.); M atricapilla (Vieill.)

Es de frente blanca, negro en la parte superior y desprovisto de collar. Esta ave, negra y blanca como la precedente, de la cual apenas se distingue, vive con preferencia en los vergeles de Europa, siendo su voz sonora y melodiosa.

PAPAMOSCAS LINDO.

M. scita (Vieill.Levaill.); Mignard (en francs).

Es del cabo de Buena-Esperanza : su plumaje es de un azul apizarrado claro, con algo de negro en las mejillas y las alas, de blanco encima de los ojos y en la garganta, lo mismo que en las alas y en el vientre.

PAPAMOSCAS DE ALAS DORADAS.

M. chrusoptera (Quoy.)

Tiene el pico un poco aplastado en su base y guarnecido de sedas bastante largas, que se dirigen hacia adelante. La regin superior de la cabeza, el dorso y la rabadilla son de un pardo rojizo, y en el tronco de cada una de las plumas que cubren estas partes se advierten estras sutiles, longitudinales y blancas. La garganta est salpicada, como el pecho, de un pardo rojizo que se aclara debajo del vientre, llegaando parecer casi blanco. Cada una de las alas, que son grandes y de un precioso pardo oscuro, presenta dos fajas transversales de un bermejo amarillento, y de ellas es menos extensa la inferior. La faz interna de las alas tiene nicamente una media faja blanca. En uno de los individuos machos las coberteras alares inferiores eran de color bermejo. La cola, que est un poco escotada, es de un pardo muy oscuro en la faz superior, grisienta en la inferior, y las dos pennas externas son blancas en la mitad de su longitud. Todas las plumas de la parte superior del cuerpo de esta ave son muy flojas, siendo muy notable la separacin que media entre sus barbillas. Su longitud total es de cuatro pulgadas y media. Habita en las inmediaciones de Hobart-Town, en el territorio de Van-Diemen.

;

vestigios de ciego, pero no se vio la vejiga de la hil. Este pjaro era macho, pesaba tres dracmas, y los testculos al parecer tenian cerca de una lnea de dimetro.

En esta especie de Papamoscas el extremo de las alas se rene y extiende mas all de la mitad de la cola, lo que constituye una escepcion en este gnero, en el cual las alas plegadas no pasan de la mitad de la cola, que no tiene levantada.

Este pajarito triste y salvaje lleva una vida tranquila, sin peligros ni combates, bajo la salvaguardia de la soledad. Llega fines de la primavera cuando empiezan poblar el aire los insectos de que se alimenta , y parte en el otoo para buscar en las regiones del Medioda su pasto, su soledad y sus amores.

Penetra bastante hacia el Norte, supuesto que se le encuentra en Suecia; mas al parecer se aleja mucho mas hacia el Medioda, que. es su verdadero clima nativo.

hace muy buen efecto cuando el ala est recogida: todas las pennas, scepcion de las dos primeras, tienen en el costado externo una mancha blanca que se aumenta medida que se acerca al cuerpo, de modo que el lado exterior de la ltima penna es todo de este color; la garganta, el pecho y el vientre son blancos; el pico y los pies, negros. Dan gran realce este plumaje un lustre y una frescura singular; pero todas esas bellezas desaparecen principios de julio, los colores se debilitan y oscurecen, el collar es el primero que se desvanece, y pronto se empaa y confunde todo lo dems, de modo que el macho se pone absolutamente desconocido, perdiendo su bella pluma principios de julio. Muchas veces, dice Lottinger, habia ido encontrar pajareros que tenian trampas lazos cerca de las fuentes donde anidan estos pjaros; y aunque esto no fue masque en julio, me dijeron que frecuentemente cogan hembras, pero jams un solo macho : tanto se asemejan estos aquellas en dicha poca. Con su misma librea vuelven con ellas al empezar la primavera; pero Lottinger no nos describe tan pormenor el traje que toma este Papamoscas cuando pasa las provincias meridionales, es decir, el cuarto cambio, que le da el aspecto de un Papafigo. Aldro-vando parece que indica el cambio de este Papamos-crs, que ha descrito bien en otra parte, cuando, volviendo hacer mencin de l entre los Papafigos, dice haberlo sorprendido en el mismo instante de su metamorfosis , en que ni era Papafigo ni Papamoscas negro, sin embargo de que ya tema el collar, la mancha dla frente, la cola, parte del ala y la inferior del cuerpo blancas, con todo lo dems negro, por cuyas seas es fcil conocer al Papamoscas sin collar.

Este Pjaro llega la Lorena hacia mediados de abril. Permanece en los bosques especialmente en los rboles altos y frondosos; anida en los huecos de los mismos; algunas veces bastante profundidad y gran distancia del suelo. Compnese su nido de tallecitos de yerba y de un poco de musgo que acolcha el fondo del hueco en que est colocado. Pone hasta seis huevos; y cuando los hijuelos han salido del cascaron, los padres entran y salen incesantemente para darles de comer: tierna solicitud que descubre su cria, pues de otro modo no seria fcil averiguar en donde est.

No come mas que Moscas y algunos insectos voladores; nunca se le ve en el suelo, y casi siempre permanece bastante aitura, revoloteando de uno en otro rbol. Su voz no es un canto, sino un acento lastimero muy agudo, apoyado siempre en una consonante dura, en cri: parecen melanclicos, aunque el amor sus hijos les comunica actividad y aun valor.

La Lorena no es la nica provincia donde se encuentra este Papamoscas de collar. Hebert dice que vio uno en Bria, en donde sin embargo es poco conocido, porque es arisco y pasagero. El 10 de mayo de 1773 encontramos uno de esos Papamoscas en el parque cerca de Montbard, en Borgoa, cuyo plumaje se bailaba en el mismo estado que el que describi Brisson. Las grandes coberteras de las alas, que representa con el extremo blanco, no lo tenian sino en las mas inmediatas al cuerpo, pues las otras eran pardas; entre las de la cola , nicamente las de la parte inferior tenian aquel color, pues las de la superior eran pardo-negruzcas, el gris de perla deslucido reinaba en el obispillo; y la parte posterior del cuello, en el punto que corresponda el collar, era de color memos subido que la cabeza y el dorso. El extremo de las remeras medianas del ala era tan pardo como el de las grandes; la lengua no pareci frangeada en la unta , y ancha relativamente al tamao del pjaro, ien que proporcionada la anchura de la base del pico; el tubo intestinal tenia de nueve diez pulgadas de longitud; la molleja era musculosa y precedida de una dilatacin del osfago; notbanse algunos

 

Índice de páginas de Zoología Aves.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.