Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 103. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.



Anterior | Página inicial | Página siguiente

á la gran obra del Criador, y sin el cual bien pronto solo estarían poblados por los malignos.

Este enemigo de las Serpientes es un pájaro corredor; sus dedos cortos, sus uñas aplastadas, para la marcha no podrían asir una presa; sus pies solo le sirven para correr y saltar, y de aquí el nombre de Mensajero. Emplea rara vez sus alas para volar; mas la naturaleza los ha dotado de dos prominencias huesosas, especie de apófisis del metacarpo, que, embotadas y redondeadas constituyen dos armas ofensivas y defensivas mas terribles que una sierra. Persiguen y alcanzan las Serpientes á la carrera, y es un espectáculo interesante el combate que se traba entre ellos: la atacada Serpiente, se detiene, se revuelve y amenaza á su enemigo silbando y moviendo la cola; el pájaro extiende una de sus alas y la pone delante de sí á manera de una egida, que le cubre todo entero. El reptil se lanza, y el ave agita rápidamente su ala, golpea, adelanta, atrasa, salta en todos sentidos, y sus evoluciones serian cómicas si no se representase un drama, cuyo desenlace debe ser la muerte de uno de los actores; después vuelve á la carga, presentando sin cesar el ala al diente de su enemigo, y mientras este gasta su veneno en morder las pennas insensibles del Mensajero, este la dispara con su segunda ala golpes vigorosos y multiplicados. La serpiente, aturdida por estos rápidos ataques, recibe bien pronto un golpe decisivo que le rompe la columna vertebral y rueda en el polvo; entonces el pájaro la coge con ligereza y la echa por el aire, volviendo á caer aturdida y privada de sentido para que el vencedor la rompa el cráneo y la devore. El sabio naturalista inglés Smith dice que ha visto á un Mensajero asir con los pies y el pico una serpiente, elevarse perpendicularmente en el aire con su prisionero y dejarle caer al suelo para acabarle y despedazarle con toda seguridad.

El Comedor de Serpientes es el bienhechor de las comarcas que habita, purgándolas de reptiles venenosos de los cuales están infestadas; por cuya razón se le ha introducido en las Antillas francesas, para librar el pais de la Vibora hierro de lanza Trigonocéfalo amarillo, que abunda sobre todo en la Martinica y cuya mordedura es mortal inmediatamente. Esta terrible Serpiente, cuyo largo es de seis á siete pies, habita los campos de cañas de azúcar, penetra en las habitaciones, y se lanza con la rapidez del rayo sobre los pequeños mamíferos, sobre las aves y aun sobre el Hombre.

Las Serpientes no sirven exclusivamente de pasto á esta ave que devora también los demás reptiles y grandes insectos. Para la medida de su apetito y de sus facultades digestivas puede servir la enumeración de lo que Levaillant encontró en el estómago de un individuo de esta especie. Tenia veinte y una tortugas, muchas de ellas de dos pulgadas de diámetro, once lagartos de ocho pulgadas, tres serpientes de dos pies y medio, todos con la cabeza despedazada; también contenia un gran número de langostas y gruesos coleópteros, y además una gran pelota formada por pieles y coseletes de insectos, y conchas de tortuga, residuos de la comida anterior, destinados á ser vomitados.

El Mensajero construye su nido, que es plano y de forma circular, tan pronto en los grandes árboles, como en medio de las matas ó zarzales, donde separa las ramas; estas ramas sirven de fundamento á el nido, que rodean de otras mas altas coronándolo de una especie de empalizada que le hace á la vez invisible é inaccesible. Los hijos crecen lentamente y no corren hasta los cinco ó seis meses; su marcha entonces es desgarbada, mas el animal adulto camina con grandeza y dignidad, y á no ser que persiga su presa, lo hace con una lentitud tranquila. Delante del cazador huye corriendo con viveza, y solo vuela cuando es perseguido á caballo sí bien se eleva poco y desciende al momento. Es muy desconfiado y difícil de tirar porque

cado extraordinariamente, si bien la hembra pone no mas que dos huevos de un rojo atabacado, manchado de rojo de sangre. Con frecuencia numerosos individuos se reúnen en bandadas para cazar mancomunadamente las Culebras de los terrenos abrasados.

Los individuos viejos de uno y otro sexo, tienen el plumaje de un bermejo dorado muy vivo, cuyo color aparece mezclado en la cabeza de pequeñas estrías longitudinales. Percíbese sobre el lomo grandes manchas de un moreno ceniciento; el cuello, el pecho y el vientre, tienen un gran número de fajas muy estrechas dispuestas transversalmente; los muslos y la parte interna de las alas, son de un color bermejo. Las remeras y las pennas secundarías, cuyo color igualmente es bermejo, están rayadas de negro sobre las tres cuartas partes de su longitud, á contar desde el nacimiento de las barbas, pues lo demás de su extensión, es decir, hacia la punta, tiene un color negro. La cola es negruzca y esta cortada hacia su centro por una sola faja blanca ó cenicienta. La terminación de las remeras es blanca ó de un gris claro. La cera y la base del pico son amarillas y del mismo color. En punto á su ongitud, varia desde diez y ocho á veinte pulgadas, según los sexos.

Aquellos adultos, cuyo plumaje no llegó todavía á su perfección, tienen un ceniciento moreno sobre el cuerpo, sus timoneras terminadas de bermejo y jaspeadas del mismo color.

Los jóvenes de un año tienen la cabeza, el cuello y las partes inferiores de un blanco ligeramente rojizo con manchas flameadas de moreno. La parte alta del cuerpo es de un ceniciento moreno cercado de rojizo.

SUB-GÉNERO

SERPENTARIO.

Consta de una sola especie que es el

SERPENTARIO MOÑUDO Ó MENSAJERO.

Serpentarias cristatus (Less.); Falco serpentarius (Lin.) Vultur serpentarius (Lat.); Secretarius rectilivorus (Dau.)

Es una ave de África llamada vulgarmente Secretario á causa del largo copete que lleva en el occipucio y que se asemeja á la pluma que algunas personas de bufete se colocan tras de la oreja. Algunos naturalistas le habían colocado entre los Zancudos por la excesiva longitud de sús tarsos; mas sus piernas, cubiertas enteramente de plumas, su pico encorvado y hendido y en fin la estructura interior de sus órganos le colocan indudablemente entre las Rapaces.

Tiene cerca de tres pies y medio de altura, el tarso y los dedos guarnecidos de largas escamas de un negro amarillento; la nuca adornada de un moño largo compuesto de diez plumas desiguales, que puede erizar á su voluntad; las plumas de la cola están en series, las pennas negras terminadas de blanco; las dos del centro son de un gris azul y doble de largas que las pennas vecinas; las plumas de la garganta son blancas, las del pecho gris azulado, y las remeras principales, negras; las dé las piernas son de un hermoso negro imperceptiblemente rayadas de moreno, el círculo del ojo, desnudo de pluma, es de color amarillo, así como la base del pico, cuyo resto y las uñas, son negras; el ojo gris y las pestañas negras. Es el destructor por excelencia de las Serpientes venenosas, por cuya razón en el Cabo le dan el nombre de Comedor de Serpientes. La misión que ha recibido indudablemente de la naturaleza es mantener el equilibrio entre los Reptiles dañosos y los animales inofensivos que habitan los desiertos de las regiones africanas, equilibrio necesario

Anterior | Página inicial | Página siguiente

Índice de páginas de Zoología Aves.

 



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.