Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 77. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.



Anterior | Página inicial | Página siguiente

AVES DE RAPIÑA. 77

año en las provincias de Francia, aunque he notado que no abundan tanto en invierno; lo que me induce creer que muchas de ellas abandonan el país para pasar en otra parte la estación rigurosa.

Hice criar en grandes pajareras á varias de estas aves, que, como tengo dicho, son de color blanco muy hermoso durante el primer mes de su vida, pasado el cual en pocos días se vuelven rojizas las plumas del dorso y luego pardas. Son robustas y fáciles de alimentar, y apenas tienen quince días ó tres semanas cuando comen ya la carne cruda que se les presenta: pronto conocen al que las cuida, amansándose bastante para que jamás le ofendan. Tardan poco en hacer oir su voz, repitiendo , aunque encerradas , el mismo grito que cuando están en la libertad : las he visto escaparse y volver por sí mismo á la pajarera después de un dia ó dos de ausencia y tal vez de abstinencia forzosa.

Las únicas variedades que conozco en esta especie se reducen á algunos individuos que tienen la cabeza y las dos plumas de en medio de la cola de color gris.

SUB-GÉNERO ÁGUILA.

Son estas aves de las mas notables en la familia de las Rapaces, por su valor, su audacia, la energía ¡de sus apetitos, y la magnitud de su talla. Su pico es vigoroso y muy encorvado en su cumbre ; sus alas son puntiagudas y tan largas como al cola, que es cuadrada, igualó escaloneada. Loque los distingue de las Águilas Pescadoras son sus tarsos , completamente emplumados basta el nacimiento de los dedos. Las Águilas apetecen las presas vivas que arrebatan y llevan á sus nidos, situados en la cima de las rocas mas inaccesibles; pero acosadas por el hambre, comen sin repugnancia y basta con gusto los cadáveres corrompidos.

Su órgano de la visión tiene de particular el que una membrana llamada guiñadera puede caer sobre el globo ocular debilitando la fuerza de los rayos luminosos: de aquí la opinión vulgar de que las aves de este género pueden mirar al sol impunemente. Las Águilas tienen su mansión en las montañas mas elevadas , y solo accidentalmente bajan á las llanuras. Están esparcidas por toda la superficie del globo.

Bufl'on solo ha conocido bien el Águila común que se halla esparcida por todas las montañas de Europa y América, y que varia por los matices de su plumaje, de tal manera que se ha descrito con muchos nombres. No debe distinguirse de ella'al Aguüa]real por mas que algunos autores, á ejemplo de Bufl'on, hayan hecho una especie aparte, pues esta última sería, á no dudarlo, el Águila comnn con todo su pl umaje.

ÁGUILA COMÚN.

Águila común y real (Buffon); Falco fuleus y cliry-saetot (Gem.); Falco niger (Brown.); Rey de las Aves (Buffon.); Águila regia.

Las razones en que se apoya Buffon para suponer especies distintas al Águila común y al Águila real son estas: « La primera es menos pura , y su raza parece menos noble que la del Águila Real: consta de dos variedades; Águila negruzca y negra: Aristóteles no las distinguió por sus nombres, y parece que las reunió bajo el nombre de Águila negra ó negruzca, y tuvo razón en separar esta especie de la anterior, porque se diferencia t ° en el tamaño, siendo siempre el Águila común negra ó negruzca mas pequeña que el Águila real; 2.* en los colores, que en el Águila real son permanentes, y en la Común varían; 3." en la voz, pues el Águila real despide un grito

lamentoso, y la Común, Negra ó Negruzca grita pocas veces; 4.° en los hábitos naturales: el Águila común alimenta í sus hijuelos en su nido, los cria y guia después en su juventud; el Águila real, al contrario, los arroja del nido y los abandona tan luego como pueden volar.» Pero los estudios modernos han demostrado que es la Común de la misma especie de la Real, que describe Buffon de esta manera: a La hembra tiene basta tres pies y medio de largo desde la punta del pico hasta la extremidad de los pies, y mas de ocho y medio de vuelo y de envergadura: pesa diez y seis y aun diez y ocho libras; el macho es mas pequeño, y apenas tiene doce libras de peso. Ambos tienen el pico muy recio, y al parecer de una sustancia córnea azulada; las uñas negras y aguzadas; la mayor que es la de atrás, tiene á veces hasta cinco pulgadas ile largo; los ojos grandes , pero sumidos en una cavidad profunda que la parte superior de la órbita cubre como una cornisa saliente; el iris es de un hermoso amarillo claro , y despide un vivo destello; el humor vitreo es de color de topacio; el cristalino, que es seco y sólido, tiene el brillo y resplandor del diamante; el esófago se extiende en una bolsa ancha que puede contener una media azumbre de líquido; el estómago, colocado debajo, no es tan grande como esta bolsa, pero si tan flexible y membranoso. Esta ave está^orda, y su carne, aunque dura y fibrosa, no tiene gusto montaraz como la de las demás aves de rapiña.

Esta especie se encuentra en Grecia, en Francia, en las montañas del Bugey, en Alemania, en las montañas de Silesia, en las selvas de Dantzik, en los montes Carpacios, en los Pirineos y en las montañas de Irlanda. También se encuentra en el Asia Menor y en Persia, pues los antiguos persas adoptaron el Águila por insignia de guerra, antes que los romanos; y esta era el Águila grande, el Águila dorada, Águila fulva, que estaba consagrada á Júpiter. También se encuentra, según manifiestan los viajeros, en Arabia, en Mauritania y en otras varias provincias de África y de Asia, hasta en la Tartaria; pero no en la Siberia , ni en el resto del Norte del Asia. Casi lo mismo acontece en Europa, pues esta especie, que en ninguna parte abunda, no es tan rara en nuestros paises meridionales como en las provincias templadas; asi es que no se ha visto en la América septentrional á pesar de encontrarse aHÍ el Águila común. Parece, pues, que el Águila real ha permanecido en los paises templados y cálidos del antiguo continente, lo mismo que todos los demás animales á quienes perjudican los frios excesivos, y que por esta razón no han podido pasar al nuevo. Él Aguda tiene muchas correspondencias físicas y morales con el León: la fuerza, y de consiguiente el supremo poderío sobre las demás aves, como el León sobre los Cuadrúpedos , la magnanimidad; desdeñan los animales pequeños y desprecian sus insultos; y sí el Águila castiga con la muerte á la Corneja ó la Urraca, es porque la han provocado sin cesar con sus gritos importunos; no apetece mas bienes que los que conquista, mas presa que la que ella misma coge; se mantiene con sobriedad; casi nunca come todo lo que caza ; y como el León, abandona lo que le resta á los demás animales. Por muy hambrienta que esté, nunca el Águila se precipita sobre los cadáveres. Es como el León, solitaria, moradora de un desierto cuya entrada y uso de caza veda á todas las demás aves, pues tan raro es ver dos pares de Águilas en una misma parte de montaña, como dos familias de León en una misma selva: se mantienen bastante distantes unas de otras para que el espacio que las ha tocado les suministre una subsistencia-abundante ; solo juzgan del valor y de la extensión de su reino por el producto de la caza. Además, el Águila tiene los ojos brillantes y casi del mismo color que los del León; las uñas de la misma hechura; tan fuerte el aliento y tan espantoso el grito.

Anterior | Página inicial | Página siguiente

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.

 



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.