Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 51. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.


Anterior | Página inicial | Página siguiente

El Águila ataca á sus enemigos cuerpo acuerpo; los persigue, los combate y los rinde sin el auxilio de nadie; los Buitres al contrario, por poca resistencia que prevean se reúnen en bandadas como cobardes asesinos, y son mas bien ladrones que guerreros, aves carniceras mas bien que de Rapiña, pues en este género ellos solos son los que se reúnen muchos contra uno, los que se encarnizan en los cadáveres á punto de destrozarles basta los huesos; la corrupción, el hedor los atrae en vez de ahuyentarlos: los Gabilanes, los Halcones y aun las aves mas pequeñas manifiestan mas valor, pues cazan solos, y casi todos desprecian la carne muerta, y rehusan la que está corrompida. En las Aves comparadas con los Cuadrúpedos, el Buitre reúne al parecer la fuerza y la crueldad del Tigre con la bajeza y la ansiedad del Chacal, el que también se reúne para devorar los cuerpos corrompidos y desenterrar los cadáveres; al paso que el Águila tiene, según hemos manifestado, la nobleza, la magnanimidad y la munificencia del León.

Deben, pues, distinguirse desde luego los Buitres de las Águilas por esta diferencia de natural, y se les reconocerá por la simple inspección, en que tienen los ojos en la superficie de la cabeza, y las Águilas los tienen hundidos en la órbita, la cabeza desnuda, el cuello también casi desnudo, cubierto con un vello ligero ó mal guarnecido con algunas cerdas dispersas, mientras que el Águila tiene todas estas partes muy bien cubiertas de plumas; en la configuración de las uñas, las de las Águilas son casi semicirculares, porque rara es la vez que se posan en el suelo, y las del Buitre son mas cortas y menos encorvadas; en la especie de plumas que guarnece lo interior de sus alas, y que no se encuentran en las demás aves de Rapiña; en la parte inferior de la garganta, que está cubierta de cerdas mas bien que de plumas; en su actitud mas inclinada que la del Águila, que se sostiene erguida con altanería y casi perpendicuíarmente sobre sus pies; el Buitre al contrario, cuya posición es semi-horizontal, parece indicar la bajeza de su carácter por la posición inclinada de su cuerpo: se reconocerá aun desde lejos al Buitre en que son las únicas aves de Rapiña que vuelan reunidas, es decir, mas de dos juntas, y también porque tienen el vuelo pesado y les cuesta mucho trabajo levantarse del suelo, teniendo que ensayarse y esforzarse con tres ó cuatro brincos antes de tomar vuelo.

Tales son las opiniones generales acerca de los Buitres, que hemos referido, sin pretender desvirtuarlas; pero séanos lícito decir que la naturaleza previsora y sabia dispuso las cosas del mejor modo posible; que los vicios y las virtudes que atribuimos á los animales, tan solo proceden de una vana conjetura; que lo que llamamos magnanimidad en el León y el Águila, no es otra cosa que la consecuencia de bailarse repleto el estómago de un animal esencialmente carnívoro y sanguinario; que la cobardía de los Buitres no debe llamarse tal, del mismo modo que no hay acierto en calificar de magnanimidad la audacia del Águila. Quiso la naturaleza que existiesen carniceros para neutralizar la excesiva multiplicación de ciertos animales, y establecer una especie de equilibrio; quiso que existiesen para purgar á la tierra de los cadáveres pertenecientes á los seres que espiran de muerte natural ó accidentalmente, á fin de que no corrompan el aire que han de respirar los que viven, según sus leyes; y tanto los unos como los otros desempeñan funciones importantes que le fueron designadas al nacer.

Los Buitres habitan en todos los paises; pero están mas repartidos en las regiones ecuatoriales y templadas que en el Norte : se mantienen en las llanuras y hasta muchas veces en medio de las poblaciones. Algunas especies no abandonan las cadenas de montaña, donde construyen sus nidos con menudos trozos de leña en lugares inaccesibles y en medio de las rocas.

Aunque abundan mas en los paises septentrionales, temen los frios intensos del invierno, y durante esta estación emigran á los paises mas meridionales. Con todo, algunas especies aunque muy comunes en la parte mas cálida de la América del Sur, se han extendido basta los límites del Cabo de Hornos, y por los 55° de latitud austral, sin que estas altas latitudes hayan ejercido una influencia desfavorable en su organización ; otras no abandonan las regiones de las nieves, y solo accidentalmente bajan á las llanuras, como se verifica con el Cóndor.

Las hembras do los Buitres no ponen generalmente sino dos huevos, y cuatro cuando mas: los padres alimentan á sus hijuelos dándoles con el pico las provisiones que tienen en su propio buche. La muda solo se verifica una vez cada año, y los individuos de uno y otro sexo en su estado adulto tienen la misma librea; pero no sucede lo propio cuando son jóvenes, pues varía el plumaje de tal manera, que quizás ningún género de aves abriga mas errores que el de los Buitres.

El vuelo es tan raudo y privilegiado, que muchas veces los Buitres se ocultan á la vista lanzándose á la región de las nubes. Un rasgo bastante distintivo que hace diferir á estas aves de todas las demás Rapaces, es una pequeñísima cabeza, la cual descansa sobre un cuello largo y delgado que no guarda proporcicn con lo restante del cuello.

En resumen, los caracteres peculiares del género son : pico recio, corvo solamente en la extremidad, provisto en la base de una cera glabre (I) ó peluda; cabeza desnuda, cubierta de membranas carnosas ó de vello; lengua carnosa y casi siempre bifida; el cuello puede replegarse en un collarín de ¡ilumas largas que rodean su parte inferior; los tarsos robustos, pero las uñas débiles.

Este género lo dividió Cuvier en tres sub-géneros: los Buitres propiamente dichos, los Catartos y los Perc-nópteros.

SUBGÉNERO BUITRE.

buitre leonado.

Penóptero (Buffon); Grifo.

Tiene de notable este Buitre, que el vello que cubre la cabeza y el cuello es muy blanco y como lanoso. Algunas plumas lanudas y muy largas, forman sobre el buche un collarín bastante poblado, de un blanco bermejo, algunas veces blanco ó cetrino. En medio del pecho se observa un espacio desnudo y velloso. El plumaje es generalmente de un leonado bastante vivo, que propende á gris negruzco; las remeras y las timoneras son de un moreno negruzco, en tanto que el pico es de un amarillo lívido, la cera de color de carne, el iris de color de avellana y los pies grises.

El cuerpo del Grifo, es casi igual al del Cisne; pues tiene como cuatro pies de longitud : la hembra aventaja en estatura al macho.

Según Mr. Vieillot, el plumaje varia con la edad, tiene el cuerpo en su primera juventud de un color leonado; en el segundo y tercer año de su vida tiene matices de gris y de leonado mas ó menos oscuro por encima, y en una edad mas avanzada es enteramente de un precioso color ceniciento casi azul.

Al hablar Buffon de su Penóptero, que es nuestro Grifo, se expresa en los términos siguientes: «He adoptado este nombre, de origen griego, para distinguir á esta ave de todas las demás. Ciertamente que no es de todo punto un Águila, es mas bien un Builre, ó si se quiere seguir la opinión de los antiguos, esta ave

(i) Calificación que se da á todo lo que carece de glándulas ó pelo.

Anterior | Página inicial | Página siguiente

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.

 



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.