Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 37. Tomo 3. Los tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



Anterior | Página inicial | Página siguiente

mente se encuentran subordinadas á las grandes zonas que dominan las influencias terrestres de nuestro planeta. El vuelo poderoso de la generalidad de las especies, su vista penetrante, su fuerza corporal, su vida activa de las aves longipennas ó que vuelan bien, constituyen seres cuya misión es la de animar las inmensas soledades del Océano. Los Pelícanos, los Faetontes, los Anbingas y las Fragatas, son por el contrario, unas aves que solo accidentalmente se separan de los trópicos, y por mas que se baya considerado la Fragata como exclusivamente peculiar á las costas de América, es lo cierto que se ha propagado hasta el mar del Sur. Las Fragatas, por último, no se separan mas que unas veinte ó treinta leguas de las costas que frecuentan, y prefieren para su género de vida las grandes bahías de abundantes Peces y apacibles aguas. Mensajeros del sol, los Faetontes de vuelo lento y mesurado anuncian la inmediación de la zona tórrida, y cuando, traspasan sus límites es á impulso de los huracanes que tan bruscamente se levantan en el ecuador, siendo origen de rápidas perturbaciones. Los Cormoranes y las Aves Locas viven indiferentemente en uno y otro hemisferio, lo mismo cerca de los polos que en el ecuador; por do quiera sus especies son distintas, pero sus géneros se han diseminado en todos los lugares donde los Peces pueden servirles de alimento. Los Pico-Tijeras, los Nodix, no se separan de la zona ecuatorial; las Golondrinas de mar, los Goe-landios y los Malvis se encuentran en todos los paises, los Estercorarios jamás se alejan de los limites del polo, sea septentrional ó meridional. Los Petrelos frecuentan lodos los mares, pero sus especies son mas numerosas y mas comunes en las alias latitudes y en los mares mas borrascosos. Así es, que los Quebrantahuesos y los Priones son de las latitudes mas antarticas, los Pujinos de los mares ecuatoriales, y el Tablero de damas abunda mas especialmente entre los treinta y cuarenta y cinco grados de latitud Sur. Por último, los grandes Albatroses solo aparecen en el océano Atlántico por la latitud del Cabo, y reinan en los mares libres y aislados de este hemisferio, hasta cerca de los hielos eternos; mientras que en el océano Pacífico se halla en el hemisferio del Norte sobre las costas del Japón y de la China.

La grande familia de los Lamelirostros, numerosa en géneros y en sub-géneros, se ha propagado en América lo mismo que en las demás partes del mundo, y con todo parecen gustar mas de los paises frios, y que está convenientemente organizada para los inviernos rigurosos.

Los Cisnes, los Gansos, las Cercetas, los Ederes, los Miluinos y los Tadornas habitan en las tierras mas boreales de uno y otro hemisferio, ó en los climas antarticos. Así es, que la Nueva Holanda posee el raro Cisne negro de la costa austral: la Cereopsis es indígena de la Nueva Gales del Sur: la hermosa Cércela de la China proviene de Filipinas, y las Harías no menos se hallan en América que en el antiguo Mundo. Es indudable que solo las especies son susceptibles de demarcación, pero que los géneros y sub-géneros que se han tratado de establecer, son rebeldes á los limites geográficos con una ó dos excepciones.

Por fin, la última familia de las aves, que es la de los Braquípteros, la que en cierto modo se parece mas á los Peces por la organización truncada ó incompleta de las especies que la componen, encierra, á no dudarlo, algunos géneros perfectamente caracterizados.

Así es que los Somorgujos, los Lirias, los Cefuos, los Alcas y los Cerorincos son oriundos del hemisferio boreal; mientras que los Mancos, los Gorfus y los Esfeniscos están esclusivamente organizados para vivir en las altas latitudes australes. De todas las aves, las Braquipteras, cuyas alas rudimentarias, ó nulas son impropias para el vuelo, y cuyos pies demasiado abiertos y encorvados se prestan muy poco á andar con facilidad, son las mas hábiles nadadoras: en su organismo todo parece haberse sacrificado á este género de locomoción y á costumbres marítimas que la época de los amores apenas alcanza á modificar.

Hablaremos ahora de las aves marítimas, empezando por las voladoras.

En las largas travesías de los viajes lejanos, cansa al navegante el espectáculo magestuoso; pero siempre monótono de un horizonte sin límites, y para recrear su vista conviene que la fije en los seres poco numerosos, criados por la naturaleza para vivir lejos de las costas y conquistar su subsistencia en medio de las vastas soledades del Océano. Los unos tienen su morada en medio de las ondas, los otros hienden las llanuras etéreas con rapidez y viven á expensas de los primeros que les suministran una presa tan segura como fácil. Solo las aves nos ocuparán en esta corta noticia, ciñéndonos únicamente á recordar algunos hechos observados durante nuestro viaje, porque no podemos olvidar que esta materia ha sido tratada con tanta elegancia como sabiduría,por dos compañeros, á los cuales nos unen la estimación y la amistad.

La oscuridad que envuelve el conocimiento de ciertas aves Pelagíanas, solo al cabo de mucho tiempo podrá disiparse completamente. La dificultad de poseer algunos de esos seres causa la desesperación al naturalista, cautivo en medio de los maderos flotantes que le conducen á remotas comarcas; y solo la casualidad puede hacer que se haga dueño de ellos, cuando vuelan á las inmediaciones de los bajeles, ó cuando herirlos por el plomo mortífero llegan á caer dentro de la embarcación. Con frecuencia nos sucedió en el viaje que hicimos alrededor del mundo en la corbeta Concha, el matar algunas de esas aves, que como caian al agua, aunque con mucho sentimiento nos veíamos en la precisión de abandonar á la voracidad de los Peces.

Efectivamente, solo muy pocas veces y en tiempo de calma, es posible pasar á recogerlas, y una observación general hecha mucho tiempo ha, es que las aves marítima escasean considerablemente mas, cuando reina la bonanza ó son mas difíciles de conseguir; parece que la agitación de las olas es necesaria para suministrarle mas fácilmente los Peces ó los Moluscos de que se alimentan, y que en las grandes perturbaciones de la atmósfera tienen como un placer instintivo particular el luchar contra las tempestarles y el burlarse de la bravura de las olas.

Las aves Marinas ó Pelagianas pueden distribuirse en tres grupos principales, á saber: buenas Voladoras, Nadadoras y Marítimas.

Los Petrelos. El Ave de las Tempestades ó llámese Alción ó el Satanás de los navegantes, habita las zonas templadas de los mares de Europa, y algunas veces se adelanta basta los trópicos.

Hemos visto en el grande océano, una especie totalmente negra, de mayor estatura que la del Pelágico, bien así como el pequeño Petrelo de vientre blanco. No dudamos que haya además otro par de especies en el mar del Sur, pero á pesar de nuestros esfuerzos no nos ha sido posible adquirirlas. Estos pequeños Palmípedos no temen la furia del mar y se alejan á distancias bastante considerables.

El Petrelo pufino nos apareció en el océano Atlántico, desde nuestra entrada en los trópicos hasta las costas de Santa Catalina en el Brasil, pero después ya no hemos visto mas.

El Petrelo llamado Tablero de damas ó Pardela, habita mas allá de los trópicos. Llegamos á verla desde el 24° de latitud Sur, pero se hizo mas común á medida que nos adelantamos hacia la América meridional, hasta las islas Malvinas y hasta el 60° de latitud. Vuela con mas dificultad que los demás Petrelos y gusta de detenerse sobre la estela ó rastro que tras sí dejan las embarcaciones, cuyo movimiento acumula los Insectos que le sirven de aumento.

Anterior | Página inicial | Página siguiente

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.

 



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza. Tomo 3 Zoología. Aves. Página 37. Tomo 3. Los tres Reinos de la Naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.