Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 27. Tomo 3. Los tres Reinos de la Naturaleza.


Anterior | Página inicial | Página siguiente

De la piel.

La piel de las Aves es notable por la finura de la dermis, y esta cubierta general del organismo está protegida por plumas que crecen en ella del mismo modo que lo hacen los pelos sobre la capa cutánea de todos los Mamíferos, á excepción de los Cetáceos. Dicha piel es el foco de un calor vivo; pero protegida por cuerpos extraños, no puede servir de órgano del tacto, y de este modo considerada, sus funciones son completamente nulas. En todo caso la dermis es bastante delgada en las regiones cubiertas por las plumas; pero al contrario se hace sólida y densa sobre las partes que carecen de aquella defensa.

La redecilla vascular es notable por su amplitud, y recibe una gran cantidad de vasos, en las cuales es digno de notarse una circulación de las mas activas. En cuanto al pigmentun es, ó nulo bajo las plumas, ó denso sobre las partes desnudas, y la capa nerviosa, cuyas papilas son muy delicadas, tiene poco desarrollo. La epidermis es bastante delgada en algunas especies, mas densa en otras, y la materia que la constituye suele formar ciertas escabrosidades compactas que denominan escamas. Los poros ó criptas generalmente no son peculiares á los Volátiles, puesto que Blainville solo cita un ejemplar provisto de un aparato criptoso situado á la parte posterior del espinazo. Es una masa mamiliforme bastante considerable, de un blanco amarillento, y constituida por pequeños granos contenidos en las mallas del tejido celular que termina en un solo mamelón atravesado por los diversos grupos de poros.

De las plumas.

Los órganos conocidos con el nombre de plumas, situados sobre la piel para defenderla contra la acción de los agentes exteriores, pertenecen esclusivamente á las Aves. Todas son de naturaleza córnea, y están constituidas por un tallo y una serie de barbas que á su vez constan de bárbula ó barbilla. Mr. de Blainville cree que las plumas tienen la mas completa analogía con los pelos, y que nacen de un bulbo generador. Las uñas que resguardan la primera falange, los cascos de los Casoares, los espolones de algunas Gallináceas, el cuerno que reviste las dos mandíbulas, no son otra cosa, para aquel hábil naturalista, que pelos aglutinados. La forma de las plumas ó pennas varia según las partes del cuerpo: llámanse guias las fuertes y largas que guarnecen los miembros superiores, y son adecuadas para volar, dividiéndose en primarias y secundarias, según la posición que afecten, sea sobre el borde dé la mano ó del antebrazo, al paso que el nombre de timoneras es peculiar á las pennas implantadas á la extremidad de la rabadilla, porque en cierto modo sirven de gobernalle ó timón para dirigir el vuelo de las Aves. Mr. de Blainville propone los siguientes nombres para las plumas de la mano: quiere que las unas se llamen policiales ó primeras guias del ala, recibiendo las demás la denominación de digitales ó de los cuatro dedos; meta-carpianas las cinco ó seis que rodean el hueso del metacarpo; y cubitales las plumas secundarias de los ornitologistas. Las alas puntiaguadas deben esta forma á la segunda guia que es mas larga que la primera y llevan el nombre de alas rancosas, mientras que las de los Gavilanes y otras Aves recibieron de Hubner el nombre de alas veleras, es decir, perfectamente apropiadas para el vuelo.

Las plumas de la cola existen siempre en número fijo y se hallan dispuestas sobre una línea que describe una curva transversal á la extremidad del cuerpo. El par de plumas céntrico ó el par cocciyiano, adquiere con frecuencia un desarrollo muy notable. Cuando las pennas son iguales, dícese que la cola es cuadrada; si las externas son mas cortas que las céntricas, se dice que es redondeada, dentada ó ahorquillada en el caso diametralmente opuesto y según el grado y naturaleza de los recortes que ofrecen las plumas; por último, se llama escaloncada, cuneiforme cuando las timoneras externas aparecen notablemente recortadas. Las plumas axilares ocupan el borde posterior del brazo ó de la ala. Las coberteras alares defienden las grandes plumas que rodean la mano y el antebrazo desde su origen. Las coberteras de la cola son las mismas plumas que implantadas sobre la rabadilla se adelantan hasta las timoneras: últimamente, desígnanse con diferentes nombres las plumas de ciertas partes del cuerpo, y así es como se distinguen las cervicales, las escapulares, las dorsales, fassubulares, etc. Las plumas mas largas de la cabeza forman orejillas y penachos; las de la parte inferior del cuello, papadas; las de los costados, tocados, velos, etc.

No poseemos un exacto análisis de las plumas. Los químicos admiten que tienen la mayor analogía de composición con los pelos y los cabellos, y que como estos últimos cuerpos, constan de una materia animal semejante al mucus colorado por aceites de diversas tintas: destiladas dan aceite, carbón animal y mucho carbonato de amoniaco.

El desarrollo de ciertas plumas y hasta su misma coloración, no menos depende de la edad que del sexo del Ave, y frecuentemente los tocados de lujo aparecen en los machos hacia la época de los amores. El conjunto de plumas constituye lo que los ornitologistas denominan librea ó vestidura, y en una gran parte de las Aves se nota que las hembras tienen libreas desprovistas de ornato, mientras que reflejan las de sus consortes el mas brillante colorido. Los pequeñuelos, en los primeros meses de su vida, generalmente se parecen á sus madres, y solo al hacerse adultos, es cuando las plumas de su traje infantil son reemplazadas por las de su vestidura nupcial.

Audebet se ocupó con empeño de indagar las causas dé la notabilísima coloración del plumaje, y ha procurado demostrar por principios matemáticos, que era debida á la organización de las mismas plumas, y á la manera con que, al ser heridas por los rayos luminosos, son estos diversamente reflejados. Esta coloración nos parece que puede atribuirse en todos casos á los elementos contenidos en la sangre, al mismo tiempo que la textura de las plumas desempeña un papel de grande importancia por el modo con que la luz atraviesa aquellas innumerables facetas, para por medio de ellas ser descompuestas como por un prisma. Todas las plumas escamosas que se notan sobre la cabeza de los Epímacos, Paradíseas, Pájaros-Moscas, etc., se parecen por el principio uniforme que ha precedido á su formación. Todas están compuestas de barbillas cilindricas, tiesas, rodeadas de barbillas regulares que á su vez constan de otras mas pequeñas, y todas estas barbillas tienen en su centro un surco profundo, de tal modo, que cuando la luz se desliza en sentido vertical, acaece que al atravesarle los rayos luminosos son absorvidos y nacen aparecer el color negro. No sucede otro tanto cuando la luz es devuelta por las mencionadas facetillas; cada una de las cuales, desempeña el oficio de reflector. Entonces, es cuando por la distribución de las barbillas, ostentan las plumas toda la riqueza de colorido que es peculiar á la esmeralda, el rubí, etc., cuya facultad de producir colores varia según las incidencias de los rayos luminosos que las hieren.

Para dar un ejemplo de la variedad de tintas que se originan de las plumas escamosas, citaremos la corbata de esmeralda con que se adornan algunos Colibris : veremos que adquiere todos los tonos del color verde, desde los matices mas claros y mas uniformemente dorados, hasta los reflejos sombríos del

que se llama la quilla ó la cresta externa, y se conoce vulgarmente con el nombre de paletilla.

Anterior | Página inicial | Página siguiente

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.

 



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.