Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 22. Tomo 3. Los tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



tiempo porosa; de modo que el hueso no se endurece, no se llena, ni obstruye tan pronto como en los Cuadrúpedos. El endurecimiento de la sustancia de los huesos es la causa general de la muerte natural; cuanto menos sólidos son los huesos, tanto mas distante está el fin de la vida; y por esta razón es mayor el número de mujeres qué de hombres que llegan á una vejez extremada, asi como las aves viven mucho mas tiempo que los cuadrúpedos, y los peces mucho mas que las aves; porque los huesos de los peces son de una sustancia mas libera aun y que conserva su ductilidad mucho mas tiempo que la de las aves.

Si queremos comparar mas detalladamente las aves con los animales cuadrúpedos, hallaremos en ellos muchas relaciones particulares que nos recordarán la uniformidad del plan general de la naturaleza. La misma causa física que produce en el Hombre y en los animales la necesidad de nutrirse de carne y de alimentos sustanciosos, se encuentra en las aves; las que son Carnívoras no tienen mas que un estómago é intestinos menos dilatados que los que se alimentan con granos y frutos: el buche en estas, de que regularmente carecen las primeras, corresponde al vientre de los animales Rumiantes; pueden vivir con alimentos ligeros, porque pueden llenar de ellos su buche, compensando así la calidad con la cantidad; tienen dos ciegos y una molleja, que es un estómago muy musculoso, muy recio, que les sirve para machacar las pastas duras que tragan, y las aves de Rapiña al contrario tienen los intestinos mucho menos extensos, y generalmente carecen de molleja, de buche y de doble intestino ciego.

El genio y las costumbres dependen en gran parte de los apetitos: de consiguiente, comparando respecto á estos las aves con los cuadrúpedos, me parece que el Águila noble y generosa representa al León; que el Buitre cruel é insaciable, al Tigre; que el Milano, el Alfaneque y el Cuervo, que solo apetecen inmundicias y carne corrompida, son como las Hienas, los Lobos y los Chacales; los Aleones, los Gabílanes, los Azores, y de más aves Cazadoras, se asemejan á los Perros, las Zorras, las Onzas y los Linces; las Lechuzas, que solo ven y cazan de noche, serán los Gatos; las Garzas reales y los Cuervos marinos, que se alimentan de Peces, serán los Castores y las Nutrias; los Picos serán los Hormigueros, puesto que comen lo mismo, alargando la lengua para llenarla de Ormigas; los Pavos reales, los Gallos, los Pavos y demás aves de buche representan los Bueyes, las Ovejas, las Cabras y demás animales Rumiantes; de modo que, estableciendo una escala de los apetitos y presentando el cuadro de las diferentes maneras de vivir, se hallará en las aves las mismas semejanzas y diferencias que hemos observado en los cuadrúpedos, y habrá mas variedad en los matices. Por ejemplo, parece que las aves tienen un fondo particular de subsistencia, pues la naturaleza les ha concedido para alimento todos los Insectos, las frutas, los granos, las semillas, las raíces, las yerbas y todo cuanto vive ó vejeta se convierte para ellas en alimento; y ya veremos que les es indiferente que sea una cosa ú otra, y que muchas veces sustituyen un alimento á otro. El sentido del paladar en la mayor parte de las aves es casi nulo, ó al menos muy inferior al de los cuadrúpedos: estos, cuyo paladar y lengua son en verdad menos delicados que en el Hombre, tienen sin embargo estos órganos mas sensibles y menos duros que las aves, cuya lengua es casi cartilaginosa; pues las aves que se alimentan de carne son las únicas que tienen la lengua blanda y bastante parecida á la de los Cuadrúpedos. De consiguiente estas aves tendrán el sentido del gusto mas perfecto que las demás, por cuanto parece que tienen también mas olfato, y que la finura de este suple la falta de delicadeza de aquel; pero como las aves tienen el olfato mas débil y el gusto menos delicado que los cuadrúpedos,

no les es fácil juzgar de los gustos; as! es que casi todos tragan sin saborear la masticación, que es una gran parte del gozo de este sentido; por cuya razón son tan poco delicadas en los alimentos, que suelen envenenarse queriendo alimentarse.... (1)

Como las aves carecen de masticación; como el pico solo representa en ciertos casos la mandíbula de los cuadrúpedos y no puede suplir ni aun imperfectamente al uso de la dentadura (2); como tienen que tragar los granos enteros ó medio quebrantados, sino pueden triturarlos con el pico, no podrían digerirlos, ni por consiguiente nutrirse, si su estómago fuese igual al de los animales que tienen dentadura. Las aves Granívoras tienen depósitos, es decir, estómagos de una sustancia de bastante consistencia y solidez para triturar los alimentos con el auxilio de piedrecitas que tragan, lo cual equivale á si llevasen y colocasen cuando fuese menester la dentadura en su estómago, en el que lá acción de la trituración por medio del roce (3) es mayor que en los cuadrúpedos, y aun que en los animales Carnívoros que en lugar de molleja tienen un estómago flexible y bastante parecido al de los demás animales. Se ha observado que el roce en la molleja había gastado en mas de tres cuartas partes varias monedas que se había hecho tragar á un Avestruz, (4)

Así como la naturaleza ha provisto á los Cuadrúpedos que frecuentan las aguas ó que habitan los países fríos, de un doble abrigo y pelo mas espeso, así también todas las aves acuáticas y las de los países del Norte están provistas de una gran cantidad de plumas, y de un plumón finísimo; de modo que por este indicio se puede inferir cuál es su país natal, y qué elemento prefiere. En todos los climas las aves Acuáticas están cubiertas de plumas casi enteramente, y tienen cerca de la cola unas gruesas glándulas á manera de depósitos de una materia oleosa, de la que se sirven para lustrar y barnizar sus plumas; lo que, unido al espesor de las mismas, las hace impenetrables al agua que resbala sobre ella. Las aves Terrestres carecen de estas glándulas ó las tienen mucho mas pequeñas. Las aves casi desnudas, como por ejemplo,

(1) El perejil, el café, las almendras amargas etc., son un veneno para las Gallinas, los Papagayos, y otra infinidad de aves, que, sin embargo, las comen con la misma ansia que los demás alimentos que se les ofrece.

(2) En los Papagayos y otras aves, la parte superior del pico tiene el mismo movimiento que la inferior, y en los cuadrúpedos la inferior es la única que se mueve.

(3) Ningún animal hay cuya digestión sea tan favorable al sistema de la trituración como la de las aves: su molleja tiene toda la fuerza y dirección de fibras necesarias, y las aves Voraces que no se toman ei trabajo de quitar la corteza dura á los granos que les sirven de alimento, tragan á un mismo tiempo piedrecitas, con cuyo auxilio su molleja, contrayéndose con fuerza, rompe las cortezas lo que es una verdadera trituración, pero no es mas que la que corresponde á la dentadura en los demás animales, con la diferencia que en estos aquella se traslada y efectúa en el estómago, lo que no impide que los líquidos del mismo disuelvan los granos despojados de su corteza por medio del roce de las piedrecitas. Además de este estómago hay también una especie de bolsa que debe derramar en él una gran cantidad de jugo blanquecino, puesto que aun después de muerto el animal se puede esprimir comprimiéndole con suavidad. Mr Hebretius añade, que algunas veces se han hallado en el exófago de Cuervo marino medio digeridos. (Historia de la Academia de las Ciencias, 1719).

(4) En el estómago de un Avestruz se encontraron hasta setenta doblones, consumidos casi todos en tres cuartas partes y raspados con el roce mutuo y el de las piedrecitas, y no por el de ninguna disolución, porque algunos de los doblones que eran cóncavos por un lado, y conversos por otro estaban tan gastados y lustrosos por el lado cóncavo, que había desaparecido del todo el busto de la moneda que estaba medio gastada, y entera por el reverso preservado del roce por le cavidad que seguramente no había preservado aquel lado de la acción de un liquido disolvente.

 

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.

 



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.