Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 20. Tomo 3. Los tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



los independientes, una sola temporada, una sola poca de celo; el Gallo, el Palomo y el Pato pueden, lo mismo que el Caballo, el Carnero y el Perro, unirse y procrear casi en cualquier tiempo, mientras que los cuadrpedos y las aves selvticas que solamente reciben la influencia de la naturaleza, estn limitados una dos temporadas, nicas en que tratan de aparearse.

Hemos demostrado alguna de las principales cualidades que la naturaleza ha concedido al ave; hemos tratado de reconocer las influencias del Hombre sobre sus facultades; hemos visto que aventajan este, y todos los cuadrpedos en la extensin y viveza del sentido de la vista, en la exactitud y sensibilidad del oido, en la facilidad y fuerza de la voz; y muy pronto veremos que les aventajan en las potencias de la generacin, en la aptitud al movimiento que parece serles mas natural que el descanso; habiendo algunos que, como el Ave del Paraso, las Paviotas, las Arvelas, etc., estn siempre en movimiento y apenas descansan un instante; muchas se juntan, se tropiezan y se unen al parecer en los aires; todas hacen su presa y vuelan sin desviarse, ni detenerse. El Cuadrpedo, al contrario, tiene que tomar puntos de apoyo y momentos de descanso para reunirse; y en cuanto coge su presa termina su carrera. De consiguiente, el Ave puede hacer, estando en movimiento, muchas cosas que en el Cuadrpedo exigen descanso; puede tambin hacer mucho mas en menos tiempo, porque su movimiento es mas veloz, mas continuo, mas duradero. Todas estas causas influyen sobre las costumbres naturales del Ave, y hacen que su instinto sea muy diferente de el del Cuadrpedo.

Para dar una idea de la duracin y continuidad del movimiento de las aves, asi como de la proporcin del tiempo y espacios que acostumbran recorrer en sus viajes, compararemos su velocidad con la de los cuadrpedos en sus mas largas carreras naturales forzadas. El Ciervo, el Rengfero, el Alce, pueden andar cuarenta leguas en un dia; un Rengfero enganchado un trineo anda treinta, y aguanta el mismo movimiento por espacio de muchos dias; el Camello puede andar trescientas leguas en ocho dias; el Caballo criado para la carrera, y escogido entre los mas veloces y vigorosos, podr correr una legua en seis siete minutos, pero su velocidad disminuye luego, y le sera imposible terminar una carrera larga que hubiera empezado con rapidez: hemos citado el ejemplo de un ingls que corri en once horas y treinta y dos minutos setenta y dos leguas, mudando veinte y una veces de caballo; de consiguiente, los mejores Caballos no pueden andar mas de cuatro leguas por hora, ni mas de treinta en un dia. La velocidad de las Aves es mucho mas grande, pues en menos de tres minutos se pierde de vista una ave grande como un Milano que se aleja, una Aguda que asciende y que presenta una extensin, cuyo dimetro pasa de cuatro pies; de lo que se debe deducir que el Ave recorre mas de setecientas cincuentas toesas por minuto, y que puede trasladarse distancia de veinte leguas en una hora. Podr, pues, recorrer con facilidad doscientas leguas al dia en diez horas de vuelo; lo que supone muchos intervalos en el dia, y la noche entera de descanso. Nuestras Golondrinas y dems Aves de Paso, pueden, pues, trasladarse de nuestro clima la zuna trrida en menos de siete ocho dias. Mr. Adanson, en su viaje al Senegal, ha visto y tenido en su poder golondrinas que haban llegado el 9 de octubre, es decir, los ocho nueve dias de su salida de Europa. Pietro della Valle (en su Viaje, tomo I, pgina 416) dice que en Persia la Paloma Mensajera, camina mas en un dia que un Hombre pi en seis. Todos tienen noticia de la historia del Alcon de Enrique II, que, habiendo ido al alcance de un Faisn en Funtainebleau, fue cogido ni dia siguiente en Malta, y conocido por el anillo que llevaba; as como la del Alcon de Canarias enviado al duque de Lerma, que desde Andaluca regres Tenerife en diez y seis horas, lo que hace una travesa de doscientas cincuenta leguas. Hans Sloane asegura que en la Barbada las Gaviotas van pasearse en bandas mas de doscientas millas de distancia, y que regresan en el mismo dia. Un paseo de mas de ciento y treinta leguas indica la posibilidad de un viaje de doscientas; y me parece que de la combinacin de estos hechos debe Inferirse, que una ave de alto vuelo puede recorrer cada dia cuatro cinco veces mas extensin que el mas gil cuadrpedo.

En el Ave todo contribuye esta facilidad de movimiento: primero las plumas, cuya sustancia es ligersima, grande la superficie y huecos los tubos; despus la colocacin de las plumas, la forma de las alas convexa por encima y cncava por debajo, su firmeza, su grande extensin y la fuerza de los msculos que las mueven; y finalmente, hasta la ligereza del cuerpo, cuyas partes macizas son mucho mas ligeras que las de los Cuadrpedos, pues en los huesos de las Aves la parte hueca es mayor que en los Cuadrpedos, y los que son planos y no estn huecos son mas delgados y ligeros. El esqueleto del Onocrtalo, dicen los anatmicos de la Academia, es muy ligero: solo pes veinte y tres onzas, pesar de ser muy grande. El poco peso de los huesos disminuye considerablemente el del cuerpo del Ave; y pesando en la balanza hidrosttica el esqueleto de un cuadrpedo y el de una ave, se ver que el primero es especficamente de mas peso que el segundo.

Otro efecto muy notable, y que tiene relacin con la naturaleza de los huesos, es la duracin de la vida de las aves, que generalmente es mas larga y no est sajela las mismas reglas y proporciones que en los animales cuadrpedos. Hemos visto que en el Hombre y en estos animales la duracin de la vida guarda siempre proporcin con el tiempo empleado en el crecimiento del cuerpo, y hemos observado tambin que regularmente no se hallan en estado de engendrar hasta que han adquirido casi todo su crecimiento.

En las aves el crecimiento, es mas pronto, y la reproduccin mas precoz: una avecilla puede hacer uso de sus pies en cuanto sale del cascaron, y de sus alas poco tiempo despus; apenas nace ya puede andar, y un mes cinco semanas despus de haber nacido puede volar. El Gallo se halla en estado de engendrar la edad de cuatro meses, y solo acaba de crecer al cabo de un ao: las aves del menor tamao crecen en cuatro cinco meses; de consiguiente crecen mas pronto, y producen antes que los animales cuadrpedos, y sin embargo, viven mas tiempo en proporcin; pues siendo la duracin total de la vida del Hombre y de los cuadrpedos seis siete veces mayor que la de su completo nacimiento, resultara que el Gallo el Papagayo, que nicamente tardan un ao en crecer, deberan vivir seis siete aos, cuando, por el contrario, he visto una infinidad de ejemplos distintos, como Pardillas cautivas, y sin embargo de catorce quince aos de edad, Gallos de veinte aos, y Papagayos de mas de treinta. Me inclino creer que su vida podra traspasar los lmites que he indicado (1) y estoy convencido de que esta larga duracin de la vida debe atribuirse, en unos seres tan delicados que la mas leve enfermedad hace perecer, solo la textura de ss huesos, cuya sustanca menos slida y mas ligera que la de los cuadrpedos, permanece por mas

(1) Una persona que merece crdito me ha asegurado que un papagayo de cerca de cuarenta aos haba puesto sin concurso de macho, al menos de su especie. Se ha dicho tambien que un cisne vivio trescientos aos; un ganso ochenta, y un onocrtalo otro tanto. Se dice que el guila y el Cuervo son de larga vida. Aldrobando dice que una paloma vivi veinte y dos aos y no dej de poner hasta los ltimos seis aos de su vida.

 

Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.