Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 281. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2.. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 281. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



Definición de los mamíferos aplacentarios.

Tanto los Monotremos como los Marsupiales tienen la mandíbula superior inmóvil; la inferior no está articulada con un hueso cuadrado; el cráneo descansa sobre el atlas por dos cóndilos; los glóbulos de sangre son circulares; la aorta se encorva hacia la izquieda; los pulmones, compuestos de un tejido esponjoso están divididos y subdivididos en células muy pequeñas, y colgados libremente en la cavidad torácica; esta está separada de la addominal por el diafragma : existen dos mamas que adquieren un desarrollo mas considerable en la época de la gestación; la piel está guarnecida de pelos.

Para indicar el carácter distintivo del tipo secundario que acabamos de estudiar, nos bastará decir que los Mamíferos que lo componen son:

Aplacentarios, porque no poseen en el vínculo orgánico que establecen los vasos alantoideos en los Placentarios, con los cuales sin embargo tienen afinidades primitivas que se representan por los nombres de Vertebrados, Alantoideos, Mamíferos.

Con esta diferencia fundamental se reconcentran muchas particularidades orgánicas que se pueden resumir de la manera siguiente:

Sistema nervioso: Falta de cuerpo calloso, á lo mas un cuerpo calloso enteramente rudimentario.

Sistema óseo: huesos marsupiales articulares y movibles articulados sobre el pubis.

apoyarse también, en la marcha directa de los canales eferentes en estos animales.

El conducto-sexual de los Monotremos recibe los dos dos úteros con la secreción urinaria y se abre inferiormente por un orificio angosto, en el vestíbulo en el cual el resto desemboca por detrás.

El clítoris es simple ó bifurcado, según que los machos tienen un pene simple o bífido. En el Ornitorinco se encuentran en la base del clítoris dos pequeñas glándulas redondeadas, análogas á las de Cowper, y que se abren debajo del prepucio del órgano.

No se conoce de un modo positivo la duración de la gestación uterina, ni la de la marsupial ó mamaria en los diferentes géneros. La primera se cree que sea de treinta y ocho dias poco mas ó menos en el Kanguro; la segunda dura cerca de ocho meses en el mismo animal. El modo de copular parece ser el mismo que en los Mamíferos en general; al menos se vé al macho del gran Kanguro abrazar la hembra con sus miembros anteriores, como lo hace el Perro, y renovar el coito tres veces durante su contacto, que dura cerca de un cuarto de hora.

Mamas. La estructura de la glándula mamaria de los Marsupiales es esencialmente la misma que la de los Mamíferos ordinarios; su carácter particular reside sobre todo en la presencia de un músculo análogo al cremáster del macho que la rodea y puede oprimirla hasta dirigir la leche á la boca del feto, como ya lo indicamos. La extremidad de la teta está imperforada en su centro, y la secreción láctea tiene paso por medio de seis á diez pequeños orificios situados en círculo sobre la punta del pezón. A medida que el feto mamario crece, el pezón que es mas largo y mas delgado que en los otros Mamíferos, aumenta en volumen y se hincha formando una dilatación terminal que se aloja sobre el dorso de la lengua del feto. Se perciben estos órganos en todos los nuevos Marsupiales, bajo la forma de pequeños orificios encerrados en una especie de vaina, que se reenversa cuando la glándula adquirió mas desarrollo.

En los Monotremos, la glándula mamaría consiste en cien ó doscientos ciegos cilindricos, situados los unos al lado de los otros en la región abdominal; todos estos tubos redondos en su extremidad libre convergen hacia una pequeña arca oval situada á corta distancia de la cloaca, y no forman pezón. Pero, conforme con lo que hemos dicho ya, la boca del nuevo ser se adapta maravillosamente á la succión sobre superficie plana.

Esta estructura escepcional del órgano mamario de los Monotremos nos manifiesta el estado algún tanto elemental de esta glándula, y el grado menos elevado de su desarrollo. En efecto, si comparamos la composición de las mamas en toda la clase de Mamíferos, podemos representarnos la complicación sucesiva bajo una forma teórica bastante simple, cuyos ciegos mamarios de los Monotremos serán el punto de partida. Supongamos que un cierto número de estos ciegos se anastomosan entre sí, y forman muchos grupos que desembocan en muchos canales que se abren en la superficie, y tendremos, por ejemplo, los pezones múltiples dé los Perros. La reconcentración de estos canales hacia un mismo punto nos dará la teta de la mujer y del Rinoceronte; la fusión de todos estos en un solo canal que desembocase al exterior por un solo orificio, nos representaría el último término del desarrollo mamario, el cual encontramos en la vaca. Tanto en los Marsupiales como en los demás Mamíferos el número de las mamas está en relación con el número de individuos que puedan traer de un solo parto; pero, como el producto de dos gestaciones demanda á la vez la leche de la madre durante algún tiempo quedan siempre algunas mamas en cierto modo suplementarias, destinadas á lactar al individuo que ya salió de la bolsa, en tanto que el feto del parto siguiente está aun agarrado á la teta. Así es que los Kanguros que son uníparos, tienen cuatro mamas, como también los Petauristos que traen dos individuos, y lo mismo los Tilacinos. En el Perameles Nasuta y el Fhascogale penisillata, el número de las mamas es de ocho situadas circularmente en el segundo, y dispuestas en forma longitudinal sobre dos líneas ligeramente curvas en el primero. Se cuentan nueve, cuatro de cada lado y una en el medio en el Didelphus opossum dorsigera. El Opossum de Virginia tiene trece mamas, seis de cada lado y una media.

Bolsa marsupial.

Sabido es ya que este órgano notable destinado á cubrir las mamas y á recibir los fetos, falta en los Monotremos. El grado de desarrollo que adquiere en los Marsupiales parece está en razón diversa del desarrollo del útero y en razón directa del de la vagina; está también probablemente en relación con la suma de metamorfosis que sufre el embrión en el seno de la madre antes del nacimiento uterino. El Didelfo dosíngero, cuyo útero es muy grande y la vagina simple, tiene una bolsa enteramente rudimentaria; los Kanguros y los Poteroos cuyo útero es corto y cuya vagina con su culo de saco están muy desorrolla: dos, tienen una bolsa grande y profunda. La abertura de esta bolsa se dirige hácia delante en la mayor parte de los Marsupiales ; en el Perameles y en el Cheropus está al contrario dirigida hacia la vulva. Esta avertura está formada por un esfinter poderoso. En los fetos machos parece que se observan los indicios de una bolsa rudimentaria que se oblitera á medida que los sexos se caracterizan.

Aparato urinario. Por su forma, su estructura y su posición, los ríñones presentan en el tipo de los Aplacentarios los mismos caracteres que en el de los Mamíferos ordinarios. Se encuentran las dos sustancias cortical y medular; son simples; su superficie lisa. Las diferencias no empiezan en la constitución del aparato urinario mas que en el punto donde terminan las uretras en los Monotremos. Es notable, como dice Mr. Owen, que esta desviación del tipo mamológico general, que aproxima los Monotremos á los Quelonios, empiece en las partes del aparato urinario que están en relación con aquellos órganos de la reproducción donde aparece mas especialmente el tipo ovárico.



 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.