Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 280. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 280. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.


uretro-sexual. En los Monotremos, son notables por su volumen, y por su superficie plegada transversalmente que parece tener una comunicación con el epididimo.

Por debajo del cuello de la vejiga, el canal de la uretra, cuya membrana está en comunicación con la próstata, que parece combinada con ella, presenta una dilatación que indicaremos aquí, porque esta parte, continuándose con los canales deferentes, representa la vagina y manifiesta también la correspondencia, que indicamos ya, y déla cual vamos á encontrar nuevas pruebas entre el aparato macho y el hembra.

Las glándulas de, Cowpcr son , en los Marsupiales, tres pares que varían en su tamaño relativo, y está cada una encerrada en una cápsula muscular. Estas glándulas son voluminosas en los Monotremos y desembocan también en la uretra, como los canales deferentes ; circunstancia que indica las relaciones fisiológicas de estas glándulas con el esperma y diferencia al mismo tiempo á los Monotremos de los Ovíparos, que no poseen órganos semejantes.

El pene nace por dos raices que no se insertan en el pubis y se encuentra también compuesto de dos mitades que se hallan á una distancia mas ó menos lejana de su origen. En los Marsupiales uníparos, en los cuales el coito no fecunda mas que un huevo en el ovario, las dos mitades del pene quedan unidas por su ?arte anterior, y el glande es simple, como en el Kan-mro y el Potoroo. Al contrario, en los Aptacentarios multíparos, las dos mitades, después de estar unidas, se separan y forman un pene bifurcado dispuesto para introducirse en la vagina doble de la hembra: esto es lo que se encuentra también en los Didelfos, Falange-ros, Ornitorincos, etc. El canal de la uretra se continua generalmente, sobre el pene en dos conductos terminales divergentes; pero, en el Perameles lagotis, cada división del pene está perforada y el canal de la uretra es dividido por un tabique medio. En el Wom-bat, el glande es cilindrico, grande, ligeramente dividido en cuatro lóbulos y está revestido de una membrana callosa armada de espinas córneas; esta estructura no se presenta mas que en el Ornitorinco, en el cual tres ó cuatro espinas mas fuertes y mas grandes terminan cada lóbulo del pene. En el Équidno, el glande está completamente dividido en cuatro lóbulos cubiertos de pequeñas papilas como las que se encuentran en el Falangeroy en el Petaurista. Notaremos la persistencia del carácter típico en la estructura del pene del Kanguro, que, aunque termina por un glande simple , nace sin embargo por dos raices distintas.

Entre los músculos que imprimen diversos movimientos al pene, existe uno querepresenta un gran papel en la erección de este órgano; tal es el esfínter de la cloaca que pasa á los lados del pene y abraza los dos bulbos , las glándulas de Cowper con su músculo, y se termina en un haz grueso por sobre el dorso del pene, cuyas venas comprime, detiene la sangre renuente , determina la erección y reemplaza también la presión que no puede suministrar el pubis, puesto que el pene no puede aplicarse á este huevo. En el estado de reposo, el pene está encorvado sobre el mismo, y el glande está enteramente escondido en la cloaca; por la erección , se extiende y forma una salida como en los Ovíparos.

En los Monotremos, el conducto urinario se separa del conducto seminal; este llega aislado hasta la extremidad del glande, se divide desde luego en dos troncos, después en ramos, luego en ramúsculos ¡guales en número á las papilas que cubren el glande. Esta apropiación esclusiva del pene á las funciones sexuales y su aislamiento del aparato urinario son un hecho fisiológico del mayor interés.

Por su posición y su composición esencial, los órganos femeninos corresponden á los masculinos. Los dos ovarios presentan un volumen igual en los Marsupiales; son al contrario desiguales en los Monotremos , en los que la parte izquierda es mas considerable que la derecha , como en las Aves. Pequeños y simples en los Kanguros que son uníparos, los ovarios vienen á ser mas ó menos tuberculosos y relativamente mayores en los géneros multíparos. Son elípticos, comprimidos y lisos en los Dasiuros y Petaunstas y toman alguna vez la forma de una pina, según se observa en los Monotremos y especialmente en el Wombat. El pabellón de la trompa se divide también, en el Marsupial, en franjas mucho mas numerosas que en los otros Mamíferos del mismo grupo; los cuerpos franjeados faltan en los Monotremos. Los oviductos ó trompas siguen en su marcha una dirección mas ó menos sinuosa y pueden ser lisos en su cara interna, como en los Monotremos, ó señalados con pliegues numerosos, como en los Marsupiales.

El útero es siempre distinto como ya lo hemos visto en la Liebre y algunos otros géneros de Roedores. Pero además de esto la vagina se presenta bajo la forma de un doble canal, cuyas mitades no se confunden la una con la otra en una cavidad común , y representa también un estado mejor marcado, la división que hemos visto asimismo existir primitivamente en la vagina de las hembras vírgenes, y cuya señal se encuentra en la membrana hítnen. La vagina no existe en los Monotremos, en los cuales el útero desemboca en el conducto uretro-sexual. La duplicidad de la vagina , además de estar en armonía con el grado menos elevado de desarrollo que alcanza generalmente el aparato genital de los Marsupiales, tiene probablemente su razón fisiológica en la pequeña talla que ha adquirido el feto cuando atraviesa este conducto.

La división es completa en algunos géneros; es al contrario incompleta en otros, y en estos la porción dividida es siempre la que está mas próxima al conducto uretro-sexual. En varios géneros, y por ejemplo en el Didelfo dorsígero, la parte media en forma de culo de saco no está mas que indicada y los tubos vaginales marchan separados el uno del otro. En los demás Marsupiales como en los Petauros , esta misma parte está formada por cada tuvo que se une al que está próximo , pero sin comunicar con él, adelantándose bastante hacia abajo sobre la línea media, sin llegar hasta el conducto uretro-sexual.

La porción en culo de saco, llega á este conducto en el Didelfos de Virginia y en el Dasiuro viverrin; cada tubo está mas íntimamente unido á su congénere, pero no se confunde con él. Por una fusión mas completa, los dos tubos, descendiendo hasta el conducto uretro-sexual en el Kanguro, en el Wombat, en los Falangeros, forman una cavidad ó fondo de saco vaginal, en la cual se abren los dos úteros y donde se perciben las señales de la duplicidad primitiva en un tabique imperfecto. En fin, esta cámara que se ha tomado alguna vez por el útero, y que se ha considerado injustamente abriéndose directamente por la parte inferior en el conducto uretro-sexual en el momento del parto, adquiere una dimensión considerable dilatándose por arriba y hacia fuera cerca del orificio del útero, como lo vimos en el Kanguro.

Todas estas modificaciones no tienen efecto mas que sobre la parte media de los tubos vaginales, que en todos los casos, se continúan exteriormente formando asas, cuyo punto de terminación se encuentra en el conducto uretro-sexual. La razón fisiológica de estas circunvoluciones en la porción terminal del aparato reproductor en la hembra, se encuentra sin duda alguna, en la necesidad de asegurar la gestación uterina y de evitar el aborto en unos animales cuyo feto no está enlazado con vínculo alguno en el seno de la madre. Así es que la hipótesis de una vida uterina mas prolongada en los Monotremos, fundada probablemente sobre muchas consideraciones tomadas de su organismo, y de la observación del nuevo ser, puede

Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.