Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 277. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 277. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.


de la sustancia medular, perteneciendo al núcleo del cerebelo, aparece al exterior entre las eminencias vermiformes, en el Kanguro, el Fascolomo, etc. Proporcionalmente al volumen riel encéfalo, el puente de Varolio es de pequeña dimensión en los Monotremos.

La médula espinal presenta los mismos caracteres que los Placentarios, y no se le ve seno romboidal; termina hacia el medio de la región dorsal en el Equidno.

Órganos de los sentidos. No pudiendo indicar aquí todas las particularidades de estos órganos vamos á llamar la atención con relación al ojo, hacia la naturaleza cartilaginosa de la esclerótica en el Ornitorinco, y la forma del globo del ojo en el Farigno, donde el relieve de la córnea no es sensible.

Dejamos ya señalado el volumen considerable de los nervios olfativos, que coincide con el mayor desarrollo de todas las partes destinadas á sostener la membrana pituitaria.

La dirección del conducto auditivo óseo varia ligeramente, según las costumbres de las especies. En los Dasiuros que son carnívoros, el meato se dirige hacia delante; se dirige también algún tanto hacia atrás en los Peramelos y en los Falangeros; hacia detrás y arriba en el Kanguro, directamente hacia fuera en el Pelaurista y en el Wombat. El mango del martillo parece generalmente formar parte del cuadro del tímpano y no se arihiere á la membrana mas que por su circunferencia. El cuerpo del estribo se prolonga en forma de estilete; alguna vez es muy pequeño y horadado tan solo por un pequeño agujero; está imperforado en el del Ornitorinco.

Los Monotremos no poseen oreja externa y tienen dos ojos pequeños, condiciones muy en armonía con las costumbres de estos animales, que son nadadores ó socavan los terrenos.

sistema óseo ; miembros de los mamíferos aplacentarlos.

El carácter esencialmente característico del esqueleto de los Aplacentarios se encuentra en la existencia de los huesos marsupiales, que están, como hemos dicho ya, articulados sobre el pubis y son movibles. Estos huesos dan inserción á los músculos que en muchos Marsupiales, sostienen una bolsa, de la cual hablaremos cuando lo hagamos de los órganos de la generación. La bolsa falta completamente en los Monotremos.

Si se esceptua el Koala, los huesos marsupiales son mayores y mas fuertes en los Monotremos que en los Marsupiales. Entre estos los Peramelos se distinguen por sus huesos marsupiales mas delgados y derechos; el Mirmecobo, por los huesos mas cortos; el Koala por ser mas anchos, mas planos, mas largos y mas curvos. En este último animal la articulación de estos huesos con el pubis tiene efecto por dos puntos. Hemos dicho que los huesos marsupiales son una creación talmente especial y propia de los Aplacentarios, creación cuya necesidad se esplica por la existencia de una bolsa abdominal, y que se encuentra en los animales desprovistos de ella como uno de los caracteres del tipo á que pertenecen. El igual desarrollo de estos huesos, así en los machos como en las hembras, parece que indica que no tienen intervención en la espulsion del feto , como lo habian creido muchos naturalistas distinguidos. Con respecto á la cuestión de saber qué parte es la que representa á este hueso en los demás animales Mamíferos, se debe considerar como análogo al tendón del músculo oblicuo externo, que constituye el pilar mediodel anillo inguinal. En los Monotremos es proporcionalmente mas grande que en los Marsupiales.

El cráneo es un cono prolongado, generalmente mas deprimido que en los Placentarios y notable por el desarrollo considerable de la cavidad nasal situada por delante de la craniana. En los Monotremos es proporcionalmente mayor que en los Marsupiales. Está

además esencialmente compuesta , como la de los Placentarios, y presenta algunas particularidades que se habrán indicado al hablar de los géneros: debemos hacer notar tan solo que estos elementos quedan por mas tiempo separados que en los Placentarios, al paso que en algunos géneros la osificación, en alguna época de su vida, no progresa bastante á fin de reunir los huesos próximos.

La cara presenta también el mismo número de huesos que la de los Mamíferos ordinarios. En los Marsupiales los intermaxilares llevan siempre los dientes, y son tanto mas desarrollados cuanto mas considerable sea el aparato dentario que soportan; los dientes tienen los caracteres que están en relación con el régimen del animal y de los cuales tendremos ocasión de ocuparnos cuando lleguemos á la clasificación. En los Monotremos, la cara se extiende formando un pico, que se afila y se adelgaza en el Equidno que se alarga al contrario en el Ornitorinco y se semeja á un pico de Pato, semejanza que se hace mayor por la existencia de pequeñas láminas laterales en la mandibula inferior. No obstante, las dos mandíbulas del Ornitorino tienen cuatro dientes córneos, que no se insertan en los huesos maxilares; pero sí están aplicados á su superficie, y como incrustados de una pequeña cantidad de fosfato calcáreo; los del Equidno se hallan enteramente desprovistos de dientes, pero el paladar y la base de la lengua están armados de pequeñas espinas epidérmicas, finas, duras y dirigidas hacia atrás.

La mandíbula inferior de los Marsupiales presenta un carácter especial que no se encuentra en la de los Monotremos. El ángulo de este hueso se encorva por dentro bajo la forma de una apófisis que toma diversas formas, adquiere diferentes grados de desarrollo é invade mas ó menos el espacio que encuentra entre las ramas de la mandíbula. El ángulo de la mandíbula inferior es mas ó menos abierto y no se presenta en el Ornitorinco. Este último animal ofrece también una curiosa particularidad en la disposición de sus huesos maxilares inferiores, que después de aproximarse y unirse hacia la parte anterior de la cara, se separan, divergen y terminan á derecha é izquierda cada uno por una especie de apófisis en forma de espátula. Estas dos prolongaciones corresponden á las extremidades de las intermaxilares que quedan también separadas. En el Equidno, la mandíbula inferior está mucho menos desarrollada y consiste en dos ramos estiliformes delgados y largos, débilmente unidos el uno con el otro por su extremidad anterior. En este mamífero es en el que la mandíbula inferior presenta las mas pequeñas proporciones, relativamente al cráneo y á las demás partes del esqueleto.

En todos los Aplacentarios, el número de las vértebras cervicales es de siete, como en los Mamíferos ordinarios. Entre los Marsupiales el Wombat es el que tiene el mayor número de vértebras dorsales, y por consiguiente de costillas; el Petaurista es el que tiene menos: se cuentan quince en los primeros, doce en los segundos; todos los demás géneros tienen trece. Las vértebras lumbares son cuatro en el Wombat, siete en el Petaurista, seis en los demás Marsupiales; de modo que en este grupo de animales, las vértebras verdaderas son siempre en igual número. Entre los Monotremos, el Equidno tiene diez v seis vértebras dorsales en cada lado, el Ornitorinco diez y siete; se encuentran en el uno tres vértebras lumbares y tan solo dos en el otro. De este modo la parte considerable del tronco así rodeada por los arcos costales, di i estos animales alguna semejanza con el esqueleto de los Lagartos; aumentándose está semejanza sí se tiene presente la separación que persiste por mucho tiempo entre las apófisis laterales cervicales y el cuerpo de la vértebra. Estas apófisis , anchas y dirigirias hacia atrás, de modo que puedan colocarse Tas unas sobre las otras en los Monotremos, adquieren diferentes gra-

Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.