Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 273. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2.. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 273. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



Mamíferos. Anatomía y Fisiología.. 273

madre, que en el embrión de los Aplacentarlos sobre esta segunda gestación, encontrando en un cierto número de especies un asilo, un útero exterior, en una bolsa de incubación en algún tanto complementaria.

Estas primitivas condiciones del embrión en el grupo que estudiamos, pertenecen, pues, hasta cierto punto al tipo ovárico ; y los Aplacéntanos presentan en efecto, en su organización, modificaciones que recuerdan este tipo. Por las concesiones hechas á este tipo y por las necesidades fisiológicas que derivan del estado primitivo del embrión, es por lo que podremos esplicar las principales particularidades orgánicas propias de los especiales animales de que nos ocupamos. Sus caracteres generales esenciales son además de la falta constante de una placenta verdadera, el estado rudimentario del cuerpo calloso en los hemisferios cerebrales, y la existencia dehuesos en forma de lengüeta, articulados y movibles sobre el pubis, llamados huesos marsupiales. Se podrán, pues, tomar arbitrariamente en estos tres grandes caracteres fundamentales el que sirva para dominar el grupo de Mamíferos que los presentan. Indicamos anteriormente por qué motivos preferimos el carácter tomado de los fenómenos genéricos primitivos. M. Isidoro Geoffroy , toma al contrario el que se funda en la presencia de los huesos marsupiales, y de aquí el que designe con el nombre de Cuadrú-edos con huesos marsupiales á los que nosotros emos llamado Mamíferos aplacentarlos. Al dar la definición de este grupo hemos indicado las razones que obligan á considerar como Mamíferos á los animales que le componen. Debemos insistir desde luego sobre los caracteres esenciales que ofrece su organismo.

La denominación de Marsupiales que se ha dado al principal grupo de los Aplacéntanos, viene de que los Sarigues, primeros animales que se han conocido en este tipo tan curioso presentaban el saco abdominal (Marsupium, bolsa), en el cual el recien nacido encontraba una cámara de incubación y mas tarde un asilo y un refugio. El nombre de animales con bolsa es la traducción de esta palabra técnica. La existencia de un verdadero estero y de esta bolsa que puede compararse con una segunda matriz, ha valido también á los Marsupiales el nombre de Didelfos.

El de Monotremos empleado para designar el segundo grupo de los Aplacéntanos, que comprende los dos géneros Ornitorinco y Equidno, recuerda que los Mamíferos designados con él tienen un orificio único, una especie de cloaca en la que las vias genitales, urinarias y fecales desembocan á la vez.

Para caracterizar las divisiones secundarias del tipo mamológico al cual pertenecen los Marsupiales y los Monotremos, no podemos guiarnos por los fenómenos embriológicos, puesto que el desarrollo de estos animales está hasta el dia incompletamente conocido. No le buscaremos pues, para presentar el orden de sucesión según el cual se forman sus diversos aparatos. Empero, para establecer la mas fácil comparación entre las diversas partes de la organización en los dos tipos derivados del tipo mamológico, seguiremos sin embargo el mismo plan que hemos adoptado para estudiar los Mamíferos placentarios, presentando por de pronto los fenómenos embriológicos conocidos, y deteniéndonos muy especialmente sobre los sistemas nervioso y óseo, y sobre el de la reproducción. Los sistemas de la digestión y de la reproducción no merecerán mas que algunas líneas, porque están dispuestos bajo la misma forma general que se encuentra en toda la clase de los Mamíferos.

HUEVO Y EMBRIÓN DE LOS MAMÍFEROS APLACENTARIOS.— DESARROLLO.

No indicaremos en este capitulo mas que los hechos que tengan relación con la generación y desarrollo de los Aplacéntanos. La descripción de los aparatos sexua-TOMO 11.

les tendrá un lugar en el capítulo destinado al sistema de reproducción. En este también nos ocuparemos de los detalles de las glándulas mamarias, de la bolsa marsupial, déla gestación, y de la cópula. Los apreciabas trabajos de M. Owen nos servirán de guia principal para la esposicion de estos fenómenos, cuyo conocimiento, en gran parte, es debido á este sabio.

El estado de imperfección y de simple bosquejo en el cual se encuentran los hijos de los Sarigues americanos , suspendidos á la teta de su madre, y el desarrollo de esta glándula, han hecho suponer al pronto que el embrión se formaba sobre el pezón, al cual debía su origen por una especie de generación gemoní-pera. Esta opinión no fue tan solo patrimonio del vulgo, sino que muchos naturalistas distinguidos también la sostuvieron. Maregrave, hablando del Oposum, dice que la bolsa es el útero del animal, que no disfruta de otra matriz ; que el semen se elavora allí y que se forma el embrión. Piso se espresa en los mismos términos, como también Beverley ; y Valentín repite las mismas aserciones con referencia al Filandro.

El descubrimiento de un verdadero útero fue el primer paso que se ha dado para conocer la generación de los Marsupiales, el cual fue debidoáTison y á Dau-benton. Este descubrimiento fue al pronto un embarazo mas, porque era necesario esplicar la propiedad fisiológica de este útero y el de la bolsa en que evidentemente se reconocía al feto; pues nada se sabía por entonces sobre el desarrollo en la matriz, ni sobre la época y traslación del feto ala bolsa marsupial. Juan Hunter, examinando diversos fetos de Kanguros, fue el primero que indicó la falta de la placenta, puesto que no encontraba ninguna señal del uragne ni de vasos umbilicales; M. Owen, con sus preciosas observaciones, arrojó una nueva luz sobre este importante punto.

Los trabajos anatómicos de Esteban Geofroy y los hechos que ofrecieron el senador de Aboville y el doctor Barton, condujeron á este ilustre fisiólogo al establecimiento de la primer teoría de la generación de los animales Marsupiales. Según su doctrina, el producto de la generación de estos Mamíferos abandonará el útero en un estado de óvulo gelatinoso, pareciéndose al estado permanente de una Medusa, y se pondrá en comunicación orgánica con la mama de la madre por la ayuda de una conexión íntima de vasos continuos. En el momento en que el embrión se separa de la teta y nace definitivamente, una señal de sangre indicará, en la mama, que la separación va á realizarse. En otro trabajo, Geoffroy abandona esta idea de una continuidad vascular entre el embrión y la madre, y considera la adherencia de aquel al pezón como un simple contacto. Algunas señales de uragne han inclinado mas tarde á este naturalista á formar una opinión que está, hasta cierto punto, en contradicción conla precedente. Ha creído en la existencia de una especie de placenta.

Las observaciones de MM. Morgan, Collie, Owen y otros, han aportado nuevos datos para la solución de este interesante problema, haciendo conocer algunos hechos sobre el feto encerrado en el seno materno , la naturaleza de las cubiertas fetales, el estado del desarrollo del embrión cuando ocupa la marsupia, el modo en fin de trasladarse á esta bolsa. No nos es fácil citar aquí detalladamente las observaciones de estos naturalistas, y nos contentaremos con relacionar brevemente las consecuencias que pueden deducirse.

En los Marsupiales, ó á lo menos en el Kanguroj que es el que casi esclusivamente ha sido bastante es-í tudiado hasta hoy, el huevo se desprende del ovario del mismo modo que en los Mamíferos ordinarios- tan solo posee una masa vitelina, un poco mas considerable, la cual está en relación con la manera de desarrollarse el embrión, y el fluido interpuesto entre la vena transparente y la yema, es proporcionalmente menos abundante. Como el huevo de los Placentarios

jo 1



 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.