Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 265. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2.. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 265. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



Mamíferos Anatomia y fisiología. 265

lamente la mas completa caracterización de los Placentarios, vamos á recorrer las particularidades principales que presenta cada uno de los grandes aparatos, estudiados en su respectivo capitulo según el orden con que aparecen en el embrión.

Sistema nervioso: Encéfalo muy desarrollado; un cuerpo calloso, una bóveda de tres pilares, un puente de Varolio, lóbulos laterales, cerebelo, sentidos completos.

Sistema óseo: Mandíbula superior completamente inmobil, mandíbula inferior articulada inmediatamente con el cráneo por sus cóndilos; un punto de huesos cuadrado. Dientes tan solo en las mandíbulas, siete vértebras cervicales (escepto el Ay que tiene nueve y el Lamentin, seis).

Sistema de la circulación : Una circulación vitelina, después alantoidea, y por último completa. Corazón con cuatro cavidades; cayado aórtico encorvado á la izquierda; sangre caliente con glóbulos circulares (escepto los Camellos.)

Sistema digestivo: Visceras abdominales separadas de la cavidad torácica por el diafragma, que no ejercen presión alguna sobre los órganos de la respiración.

Sistema de la respiración: Pulmones libres en el tórax, con células muy numerosas, recibiendo aire por una tráquea bastante larga, ramificaciones bronquiales que todas terminan en el tejido del pulmón y no pasan de este órgano. Costillas y diafragma que ayudan el mecanismo de la respiración.

Sistema de la respiración: Una cámara de incubación ó matriz, en la cual el feto contrae un vinculo orgánico con la madre; una placenta. Hijos vivos; mamas, lactancia.

Piel: Guarnecida de pelos.

clasificación de los mamíferos

El plan que hemos seguido para esponer la organización de los Mamíferos, y la aplicación que sucesivamente hemos hecho de los principales fenómenos embriogénicos al agolpamiento de estos animales, indica bastante cual es el principio que debe guiar al zoólogo en la apreciación de las afinidades. Al lado de este principio fundamental, hemos formulado en uno y otro punto otros, como resultado de la observación de los hechos que nos ha ofrecido el desarrollo de la organización, ó como consecuencias de la discusión de teorias diversas á propósito de estos mismos hechos. No procuraremos justificar aquí nuestra opinión cuya prueba y fundamento se encuentran á cada paso en el estudio que acabamos de hacer sobre la organización de los Mamíferos; las coordinaremos tan solo, y presentaremos el resumen sucinto, á fin de dar un punto de partida y un medio de comprobación para juzgar algunas de las clasificaciones principales que la mamologia ha visto producir hasta el dia.

Nosotros creemos que el germen de un animal, luego que es capaz de desarrollarse, posee una energía vital particular, una vida de naturaleza toda propia y especial, si nos es permitido espresarnos asi; que esta vida le fue trasmitida por los padres tal como ellos la poseían, de tal modo que las evoluciones sucesivas del hijo, no son mas que la manifestación mas y mas determinada, mas bien declarada de esta fuerza vital que le es propia. Aunque los gérmenes de donde se desarrollan los animales afecten todos la misma forma, según parece, no será sin embargo lícito creer que la célula de la cual se desarrollará el embrión del Perro, por ejemplo, va idéntica á la que dará origen al Pollo, á la Rana, al Molusco etc.

Cada una de estas células posee en sí misma un principio especial inaccesible á nuestras observaciones, pero cuya presencia original está bien demostrada por las diferencias fundamentales que se pronuncian seguidamente bajo la influencia de condiciones idénticas. Estas diferencias se manifiestan en épocas avanzadas de la vida embrionaria; y claro esta que serán tanto más profundas, cuanto que se deriven de un principio tanto mas diferente, que se muestren en fin, mas pronto en el germen. Resulta de esto, que dos ó mas embriones, en los cuales los fenómenos genéricos, estudiados en su origen, siguieron la misma marcha, poseyeron también un principio de desarrollo, una vida zoológica semejante; que este parecido será tanto mas completo, cuanto que los padres estén mas próximos y que en fin esta semejanza llegará á una identidad perfecta, si los padres poseen una existencia idéntica. Estos son precisamente los grados mas ó menos elevados de similitud en la que acabamos de llamar vida zoológica, cuyo principio se encuentra en la facultad reproductiva de los padres, y cuya medida se nos ofrece por la duración mas ó menos prolongada de un desarrollo semejante; tales son los grados que constituyen las afinidades zoológicas. Estas afinidades son nulas cuando dos gérmenes, desde el principio de su vida, no ofrecen ninguna señal de parentesco; son lo mas posiblemente profundas, cuando dos gérmenes, después de su origen hasta el estado perfecto del adulto, pasan por una serie absolutamente idéntica de desarrollos sucesivos. Entre estos extremos, de los cuales el primero indicará dos tipos totalmente diferentes y el segundo que caracterizará la especie, se eslabonan todos los grados que nuestra clasificación designa bajo los nombres de clases, de sub-clases, de órdenes, de subórdenes, de familias y de géneros.

De este modo en el mismo momento en que los animales dan principio á su desarrollo organogénico, reciben la impresión de un tipo, que es el primero por su importancia cronológica, al mismo tiempo que es el que mas comprende en su extensión. Todos los animales que tomaron el sello del tipo primario tendrán entre si una afinidad general; serán todos, por ejemplo, Vertebrados. Mas después de haber caminado juntos por un mismo camino, esto es, después de haber presentado una serie de fenómenos genéricos semejantes, sufren modificaciones diversas, que caracterizan dos ó mas tipos secundarios; de este modo los Vertebrados se subdividieron en Alantoideos ó Analantoideos. Los tipos secundarios recorren, cada uno de por si, un número mas ó menos considerable de fases particulares, pueden luego diverger por la aparición de fonómenos especiales en la constitución del nuevo ser y formar tipos terciarios; los Alantoideos se diferenciaron luego en Mamíferos por una parte, Aves y Reptiles propiamente dichos por otra. Estas diferencias se pronuncian aun en el tipo terciario, en el de los Mamíferos por ejemplo, y formará los tipos cuartanarios: el de los Mamíferos placentarios y el de los Mamíferos aplacentarios. El primero podrá, siguiendo la misma marcha subdividirse en grupos quinarios: el de Mamíferos de placenta discoidea de Mamíferos de placenta zonoaria y Mamíferos de placenta difusa. El mismo método aplicado á los grupos podrá hallar aun tipos de un orden inferior. En cuando á las afinidades que los tipos secundarios derivados de un tipo mas elevado tienen entre sí, claro es que están indicadas por la duración de la progresión en un mismo camino, ó, en otros términos, por la duración de un estado genérico común.

Estas ideas no son tan solo lógicas; nosotros suponemos haber hecho comprender su importancia práctica en la aplicación que de ellas acabamos de hacer al estudio de los Mamíferos; están además espuestas y justificadas con una grande autoridad por Mr. Milne Edwards en sus consideraciones sobre la clasificación de los animales (1).

(1) Ann, des se. nal, 5, serie, t.i, p.65, 1844.



 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.