Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Mamiferos. Anatoma y Fisiologa. Pgina 257. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



co comn, el conducto coldoco, conduce la bilis al duodeno.

El hgado, la vejiga de la hil y sus conductos presentan en la clase de los Mamferos un gran nmero de variaciones fundadas sobre la forma y las dimensiones de esta glndula, sobre la existencia falta de la vejiga, sobre las comunicaciones de los conductos entre s. As es que , el hgado est muy desarrollado y dividido en lbulos numerosos en la mayor parte de los Roedores, de los Insectvoros , de los Carnvoros, de los Anfibios; por el contrario est mucho menos dividido en los Paquidermos, las Sirenas, los Cetceos ordinarios, y sobre todo en los Rumiantes. No se encuentra la vejiga de la hil en los Solpedos, el Elefante, el Pecar, el Tapiro, el Daman, el Rinoceronte, los Cuervos, los Camellos, los Cetceos ordinarios, el Estellero, el Ai, etc. En los restantes, la ausencia de esta vejiga no tiene nada de caracterstica; falta en muchas Ratas, en tanto que se le encuentra en muchos Roedores del mismo grupo; en los Puerco-Espines, en tanto que el Urson est provisto de ella; acabamos de ver que no existe en el Ai, y por el contrario se encuentra en el U.

SISTEMA DE LA RESPIRACIN EN LOS MAMFEROS.

Los pulmones de los Mamferos se forman de su en-granujamiento de la capa externa del tubo intestinal, como las glndulas cuya metamorfosis acabamos de indicar, y es probable que la misma trquea-arteria provenga de un engranujamiento parecido que se extienda desde los pulmones hasta la cavidad oral, y se separe poco poco del tubo intestinal. A la entrada de la trquea se manifiestan dos elevaciones que dejan entre s una hendidura lineal, y que son los primeros rudimentos de los cartlagos aritenides , y por consecuencia de la laringe. Casi al mismo tiempo que se reconoce la laringe, no tardan en distinguirse el cartlago crisides y el tiroides. La epglotis es la ltima que se manifiesta. La descripcin y la colocacin de estas piezas larngicas deben presentarse en el artculo en el Cual se estudie la trquea-arteria; las diferencias que ofrezca as como su papel y las funciones de todo el aparato del cual vamos seguir rpidamente su formacin, sern expuestas en los artculos, respiracin y voz. Tan solo haremos observar aqu que la respiracin es siempre simple en los Mamferos, esto es, que el aire atmosfrico no atraviesa las cavidades pulmonares para esparcirse por todas las partes del cuerpo, y su accin sobre la sangre se esparce exclusivamente en los pulmones.

La extensin de la trquea-arteria es en general proporcionada la del cuello del animal, y por tanto poco considerable en los Cetceos; una escepcion se nos ofrece respecto del Ai, en el cual la trquea despus de descender la derecha del exfago y sobre el pulmn derecho, hasta el fondo de la cavidad torcica, se encorva luego al llegar al diafragma para ganar el pulmn, encorvndose segunda vez por abajo y bifurcndose. En todos los dems Mamferos, la trquea despus de un trayecto directo, se bifurca inmediatamente en dos troncos bronquios, los cuales se dirigen el uno la derecha y el otro la izquierda, y se subdividen posteriormente un gran nmerode veces. La trquea-arteria y los bronquios estn formados de anillos cartilaginosos que no son completos mas que en un pequeo nmero de Mamferos , los Cetceos entre otros. Estos anillos se encuentran tambin en las principales ramificaciones bronquiales; pero medida que el dimetro de estos ramsculos disminuye, los anillos vienen ser mas angostos, concluyendo por desaparecer completamente, y las ltimas ramificaciones de los bronquios no son mas que msculo-membranosas. En los Mamferos acuticos los bron-

uios son mas slidos, los anillos frecuentemente seos, y los ramos branquiales mas pequeos se ven todava guarnecidos por aquellos ; los anillos son , al contrario, casi tan flexibles como una membrana en la mayor parte de los pequeos Mamferos Roedores. Todas las ramificaciones extremas de los bronquios se terminan en culo de saco y toman la forma de pequeas vesculas retiidas entre s en cierto nmero y agrupadas de modo que puedan formar los lbulos. Todas estas vesculas como tambin todos los capilares pulmonares que se ponen en relacin con ellas, son las que constituyen, propiamente hablando, el parnquima pulmonar intrincado tejido del pulmn.

En los Mamferos los pulmones se hallan divididos en varios lbulos porescisuras profundas, estando siempre el derecho mas dividido que el izquierdo, lo cual depende quiz de la impresin que el corazn produce en este ltimo pulmn al tiempo de su desarrollo. Sin embargo en los Cetceos, como tambin en la mayor parte de los Paquidermos y en algunos Murcilagos, los pulmones no presentan divisin alguna; el derecho conserva casi siempre un volumen mas considerable que el izquierdo.

Los pulmones estn envueltos por una membrana serosa, la pleura, cuyas porciones derecha izquierda se renen en la lnea media, formando una especie de tabique llamado mediastino. La cara parietal de esta cubierta se adhiere las paredes torcicas, y del mismo modo que su cara visceral, aparece un poco rugosa causa del tejido celular que la fija. En los grandes Mamferos la pleura toma alguna vez un espesor considerable.

Nada se sabe de positivo sobre el desarrollo del diafragma , cuyo papel es sumamente importante en el acto respiratorio de los Mamferos: tan solo Bar ha observado que cuanto mas se remonte el estudio hacia los primeros tiempos del desarrollo, tanto mas resulta ue este msculo est aproximado la pared anterior el cuerpo.

Muchos anatmicos pretenden, sin razn, haber comprendido los movimientos que indican una respiracin en el feto duran te el tiempo en que se halla todava encerrado en la membrana del huevo; no es por cierto hasta el nacimiento, despus que los rganos respiratorios se desembarazan de la presin que soportaban durante la gestacin, cuando el infante indica con un grito la accin del aire sobre su organismo. La segunda circulacin se detiene, los pulmones se dilatan, las relaciones intimas y necesarias de la sangre con el aire atmosfrico se establecen, la pequea circulacin empieza con energa.

Haremos aqu una observacin que nos parece interesante, sobre la poca en la cual aparecen los rganos respiratorios en los dos grandes tipos que hemos diferenciado con los nombres de Alantideos y de Analantideos. Como lo indica el orden que hemos seguido en el estudio de los aparatos, los primeros indicios del sistema respiratorio no se muestran en los Alantideos hasta despus de la aparicin del sistema nervioso, seo, vascular y digestivo, puesto que proceden de este ltimo; en iosAnalantideos al contrarilos rudimentos del sistema respiratorio aparecen en los verdaderos arcos branquiales, antes que el sistema de la digestin, al mismo tiempo que el sistema de la circulacin un poco antes que este, y esta diferencia primordial en el orden de sucesin de los fenmenos genricos, cuyo origen se encuentra en la diferencia del plan orgnico primitivo, es un carcter de la mas alta importancia; se ajusta perfectamente al que nos tiene ya demostrado la divergencia fundamental de los dos tipos secundarios que acabamos de nombrar, y arroja una gran luz sobre las afinidades de los dems.



 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.