Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 252. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.. Buffon.
Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 2

Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 252. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Aragón

Buffon Los tres Reinos de la Naturaleza Tomo 2


transformaciones de la arteria omfalo-mesentérica. La vena mesentérica, simple ramo por de pronto de la omfalo-mesentériea, en la cual vertia la sangre antes de que introdujese sus ramificaciones en el hígado, sobrepuja pronto en volumen á aquella y se reduce al papel de una porta. Esta primera circulación, circulación blastodérmica ó umbilical, se completa entonces, después de haber pasado por dos fases, de las cuales, la aparición de las visceras intestinales es el punto de separación, y persiste mas ó menos tiempo, según las diferencias que hemos señalado en la misma duración de la vesícula umbilical.

En el segundo periodo, el de la segunda circulación , las curvaturas del canal cardiaco, de las cuales hemos indicado la causa aparente, se pronuncian para la constitución del corazón, y sus progresos rápidos se manifiestan en todo el sistema vascular. Diremos ahora alguna palabra sobre el desarrollo y el estado de finitivo del corazón, de las arterias y de las venas en los Mamíferos, porque queremos presentar en su conjunto la historia del aparato vascular. La segunda circulación se establece entre el corazón, la alantóides y la placenta. Sabemos ya que luego que la vesícula alantoidea nace de la extremidad inferior del embrión, se cubre de vasos, que llevan el nombre de vasos umbilicales, los unos arteriales y los otros venosos. Las arterias umbilicales no son otra cosa mas que dos pequeños ramos de las vertebrales inferiores, cuya formación hemos visto mas arriba y que la alantóides arrastra consigo al dejar al embrión. Mucho mas exacto seria decir que las arterias umbilicales son ramos de las arterias ilícuas, puesto que se derivan inmediatamente de las arterias vertebrales inferiores. La alantóides lleva las arterias umbilicales á la superficie de la vesícula blastodérmica, donde constituye la placenta, y distribuye las ramificaciones arborescentes de este sistema arterial en las vellosidades placentarias. Llegadas así á la periferia del huevo estas ramificaciones, se encorvan y se transforman inmediatamente en venas, que, confluyendo de todos puntos á derecha é izquierda , se reúnen en dos troncos, las venas umbilicales. De estas nace un tronco único en el embrión; y lo mismo en el Hombre, no existe por de pronto mas que una sola vena umbilical que conduce la sangre de la placenta al embrión; esta vena se aboca con la vena omfalo-mesentériea, transformada , como acabamos de decir, en vena cava inferior. Algunos ramos de la vena umbilical vierten sangre en el feto; una comunicación se establece entre la vena porta y la vena umbilical, reducida á no ser mas que un canal anastomótico, llamado canal venoso de Aranzí. Por esta disposición , y por consecuencia del desarrollo del corazón, como también del de los pulmones, la corriente sanguínea toma una dirección particular que persiste hasta el nacimiento, y sobre lo cual se encuentran detalles en su lugar.

En la época del nacimiento la vena umbilical se convierte en ligamento redondo del hígado, la dirección de ciertos vasos cambia, las diversas cavidades del corazón se completan, y la tercera circulación aparece para continuar durante toda la vida del animal. El mecanismo y el carácter particular de esta circulación definitiva se espondrán también mas adelante.

Del corazón.

Formando primitivamente un canal simple y recto, el corazón, como sabemos ya, sufre muchas torsiones que le conducen á tomar la figura con que se le conoce en el adulto. Encorvado por de pronto en forma de herradura, se dilata luego sobre tres husitos; estas tres dilataciones están separadas la una de la otra por una angostura. La primera dilatación, situada á la derecha y arriba, suponiendo al embrión echado sobre su dorso, forma un saco venoso ó aurícula simple; la segunda situada en la gran curvatura de la herradura, es el ventrículo, cavidad simple ??-?? la primera; la tercera, forma la rama izquierda de

por dos ramas superiores y dos inferiores, las dos primeras se pierden en las paredes de la porción cefálica; las otras dos marchan del embrión hacia la vesícula blastodérmica. Mas tarde, las dos ramas anteriores se convierten en dos arcos vasculares, llamados arcos aórticos, se encorvan, después se reconcentran por delante de la futura columna vertebral, y constituyen por su reunión un tronco único que lleva la sangre del corazón al embrión y que se ha llamado aorta. Los dos ramos inferiores se desarrollan entretanto, y forman dos troncos que se abarcan con los dos ramos emanados del seno terminal y reciben la mayor parte de las otras carreras del blastoderrno, vuelven á traer la sangre al corazón y constituyen las venas omfalo-mesentéricas. De la parte inferior del arca vascular se desarrollan todavía uno ó dos troncos que vienen también á unirse á los ramos inferiores del corazón.

El tronco único que hemos visto formado por la reunión de los dos ramos superiores del cilindro cardiaco, ó, en una palabra, la aorta marca el largo de la columna raquidiana en vía de formación, y después se divide en dos ramos, llamados por Baér, arterias vertebrales posteriores. Estas descienden hasta la extremidad caudal del embrión, y emiten á derecha é izquierda ramos que, partiendo del arca embrionaria, pasan al plano de la vesícula blastodérmica, ramificándose y anastomosándose con los minúsculos emanados de la terminal. Pronto, entre los ramos laterales formados así por la aorta y repartidos en la vesícula blastodérmica , hay uno de cada lado que viene á ser mas grueso que los otros y mas voluminoso al mismo tiempo que el ramo del cual ha tomado origen, y que constituye el tronco de la arteria omfalo-mesentériea. Remontándose al origen de esta arteria, se ve que lleva la sangre del embrión al blastodermo.

De este modo, hallándose en su primer estado de desarrollo el aparato circulatorio, la sangre, por las contracciones del canal cardiaco, cuyas metamorfosis hemos observado, se eleva, por medio de las aortas y sus ramificaciones, á las dos arterias omfalo-mesentéricas, y llega al arca vascular. Las ramificaciones de estos últimos vasos, se reciben por las ramificaciones de la vena terminal, y vuelven al corazón por las venas omfalo-mesentéricas.

Pero pronto estas disposiciones se complican por la aparición de diversos órganos, y notablemente por la del intestino y por la del hígado. Las dos ramas que forman las arterias omfalo-mesentéricas, no tienden mas que á constituir un tronco común ó una sola arteria omfalo-mesentériea, de la cual un pequeño ramo viene á ser la arteria mesentérica. Esta última toma luego una preponderancia considerable, después del desarrollo del intestino; la arteria omfalo-mesentériea, es desde luego enteramente secundaria por su volumen y á su vez no forma mas que un ramo de la mesentérica. Las modificaciones mas considerables tienen lugar en las venas omfalo-mesentéricas, á las que todas las venas del cuerpo no enviaban antes mas que pequeños ramos. A medida que estas adquieren un volumen mas considerable, el tronco de la vena omfalo-mesentériea toma un carácter de una cava inferior, mientras que el resto, al cual se conserva el nombre de vena omfalo-mesentériea, parece no ser mas que una simple rama de la vena cava. Sobre el curso de la vena omfalo-mesentériea , así disminuida de importancia, se desarrolla el hígado, en el cual se prolongan un gran número de ramificaciones ; de suerte que la sangre llega al corazón, no directamente por la vena omfalo-mesentériea, sino después de haber pasado en parte por el hígado. Muy pronlo, asimismo, pasará en totalidad por este órgano, de donde las venas hepáticas la llevarán á la vena cava inferior y esta al corazón. Se nota también, por las modificaciones de la vena omfalo-mesentériea, algún tanto de analogía con las que hemos observado en las

Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Zoología, hombres, animales, mamíferos, Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Mamíferos. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.