Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 249. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.. Buffon.
Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 2

Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 249. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Aragón

Buffon Los tres Reinos de la Naturaleza Tomo 2


MAMÍFEROS. ANATOMIA Y FISIOLOGÍA. 249

esta porción del esqueleto es interesante, porque él nos ofrece la imagen de un estado primitivo del desarrollo embrionario, por el cual pasan los Mamíferos del mismo grupo, y también porque nos da, en algún tanto, la prueba de la marcha que sigue la formación de los miembros y de que hemos hablado mas arriba. El Hombre tiene por carácter distintivo la anchura de su pelvis, que aparece sobre todo mas considerable en la mujer; condiciones que esplican la necesidad de una base sólida para la sustentación vertical y la de una larga abertura para el parto , visto el grosor de la cabeza del feto. Algunos Monos y los Perezosos, son también notables por la grande extensión de los huesos y de la cavidad de la pelvis. El Topo, al contrario, la tiene mucho mas estrecha que cualquiera otro Mamífero y este angostamiento es debido á la aproximación de los huesos cosigeos que están totalmente ajustados contra la espina, no dejando mas que una abertura casi lineal demasiadamente estrecha para el paso de las visceras del bajo vientre; así es que el orificio de los órganos de la generación se abre por delante del pubis, y el feto, que es enorme en este animal, pues que iguala casi á la mitad del cuerpo de la madre, no atraviesa la pelvis al nacer: una disposición análoga se observa en algunos Murciélagos.

El brazo y el muslo están formados cada uno por un solo hueso: el primero por el húmero, el segundo por el fémur, que ambos se desarrollan á manera de los huesos largos. Los modos diferentes de articularse eada uno de estos huesos con el hombro ó con la pelvis son muy variables, y no pueden indicarse mas que en cada uno de los artículos consagrados especialmente al estudio de los diferentes géneros. El húmero es muy largo en el Hombre, en ciertos Monos, en los Murciélagos y en los Perezosos. Aparece por el contrario mas corto en los Cetáceos, en las Focas, y en general en todos los Mamíferos destinados á vivir en el agua; y esta semejanza, exagerada en su valor, fue la que hizo considerar por mucho tiempo á les Anfibios romo inmediatos de los Cetáceos. Generalmente se puede decir que el brazo viene á ser tanto mas corto cuanto que el metacarpo se alarga mas , como se ha visto en algunos animales, en los cuales el húmero está escondido en toda su extensión debajo de la piel. La disposición mas singular y al mismo tiempo mas racional, se nos ofrece por el Topo, cuyos húmeros fuertes y cortos se articulan sólidamente con el omóplato y también con la clavícula, se encorvan hacia arriba de modo que puedan llevar el codo en el aire y tomar así una posición que combinada con la forma del antebrazo y la situación particular de la mano, cuya palma mira hacia afuera, suministra al animal los medios mas propios para abrir rápidamente y sin fatiga un largo camino en el suelo. La Crisocíora nos ofrece poco después la misma organización.

El fémur presenta también modificaciones en su longitud, su forma y su articulación. Es muy corto en la Foca y en los Modos de brazo largo; en los Rumiantes y en los Solípedos adquiere una pequeñadimension, v queda escondido entre las carnes. En su parte inferior se encuentra la rótula, cuya osificación no empieza hasta después del nacimiento por un solo punto óseo, y la cual no se completa hasta la edad de veinte años en el Hombre.

Es probable que los huesos del antebrazo, el radio y el cubito, no constituyan primitivamente masque un solo cartílago que se divida luego en dos huesos por un surco longitudinal. Los Camellos nos ofrecen en cierto modo una imagen de este estado primitivo, pues que en ellos el cubito y el radio, soldados en toda su longitud, no dejan entre ellos línea alguna de separación. En los otros Rumiantes se observa un estado algo mas avanzado; los dos huesos del antebrazo se separan un poco tan solo por arriba en los Bueyes y en los Carneros; por arriba y por abajo en la Girafa, los Ciervos y alguna Gacela.

Los Solípedos presentan una hendidura por arriba y un surco longitudinal. Los Queirópteros no tienen por cubito mas que un estilete delgado que queda separado hacia su cuarto inferior. En todos los animales que acabamos de nombrar, la rotación de la mano es imposible, y este órgano no puede servir parala prensión. Empero los movimientos libres del cubito y del radio vienen á ser mas pronunciados á medida que se aproximan á los Mamíferos que deben servirse de sus manos como de órganos de presión, y adquieren el máximum de extensión posible en dos animales trepadores , los Monos y los Perezosos. La apófisis olecranon toma también diferentes formas y un desarrollo mas ó menos considerable.

La pierna, como el antebrazo, se compone de dos huesos, la íioio y el peroné. Este último hueso puede no existir mas que en un estado rudimentario, como se ve en los Rumiantes, en los que está representado por una pequeña pieza ósea; y en los Solípedos donde no forma mas que un pequeño hueso estilóideo, muy corto, suspendido por la cabeza superior de la tibia. En los Paquidermos los dos huesos de la pierna, aunque distintos, quedan muy relacionados, en tanto que al contrario, se separan mucho el uno del otro en los Perezosos. El peroné de los Murciélagos es muy delgado; el de los Topos y el de las Musarañas se suelda con la tibia hacia su borde inferior. En los Perros , los Protelos y las Hienas, el peroné marcha al lado de la tibia, soldándose con ella en una porción mas ó menos grande de su mitad inferior, en tanto que en los Gatos de Algalia estos dos huesos se separan el uno del otro, y no se tocan mas que por sus extremidades.

El miembro anterior se termina por la mano, que, en todos los Mamíferos, se compone de tres partes: el carpo, el metacarpo y las falanges; la primera parte constituye en el Hombre la muñeca ; la segunda , la palma de la mano; la tercera, los dedos. Cada una de estas partes se compone de un número mas ó menos considerable de piezas óseas, que toman también un desarrollo muy diferente según los animales. En el Hombre, los huesos del carpo son en número de ocho, dispuestos en dos líneas, que comprenden cuatro cada una. La primera hilera se articula con el radio por una faceta mucho mas grande que la del cubito. Los dos oseletes que dan esta primera hilera y se articulan con el radio, son el escafoides y el semilunar; el tercero nombrado piramidal ó cuneiforme, toca á la cara articular del cubito , y el pequeño hueso que forma el cuarto lleva el nombre de pisiforme. Los cuatro huesecillosde la segunda hilera son el trapecio, que sostiene la primera falange del pulgar; el trapezoide sobre el cual se articula el hueso metacarpiano del Índice; el hueso grande que sostiene el hueso meta-carpiano del dedo medio y una pequeña porción del anular; el cuneiforme, sobre el cual descansa el del anular y el del dedo pequeño. En los Monos se encuentra un pequeño hueso suplementario situado entre el escafoides, el trapecio y el hueso grande, y frecuentemente se encuentran también algunos puntos óseos en los tendones de los músculos. En el Topo, cada hilera carpiana contiene cinco huesos, y se encuentra además un gran hueso aguadaño, que da á la mano de este animal una forma de pala ó ue azadón. El Ai no tiene mas que seis huesos en el carpo, como el Facocoro, y se observan aun una porción de diferencias bajo este punto de vista, en todos los órdenes de animales. Se observan también en cuantoá la divisionú á la soldadura de algunos de estos huesos; así es que, en la mayor parte de los Roedores el hueso grande está dividido en dos; y en gran número de estos animales, como también en los Carnívoros, el escafoides y el semilunar están confundidos. En los Cetáceos ordinarios los huesos del carpo son mas aplanados, y su reunión forma una especie de plancha. Cada uno de

Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Zoología, hombres, animales, mamíferos, Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Mamíferos. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.