Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 246. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.. Buffon.
Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 2

Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 246. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Aragón

Buffon Los tres Reinos de la Naturaleza Tomo 2



guen. Por los progresos del desarrollo, la laringe adquiere pronto un volumen relativamente mas considerable que en el adulto, y se completa por la aparición de los cartílagos tiroideos y ericoides; se pone entre tanto en relación con la tráquea, cuya formación examinaremos mas tarde. Al estudiar este último órgano y la producción de la voz, en los artículos especiales, será cuando haremos conocer la composición de la laringe, las modificaciones que presenta y sus funciones.

Algunas partes notables, como los vasos, los músculos, los nervios las partes blandas, no deben su desarrollo á la segunda, tercera y cuarta hendiduras viscerales, no mas que al cuarto arco del mismo nombre.

Resumiendo todos los hechos que preceden, se puede reunir la formación de las partes producidas por el desarrollo de las masas blastemáticas que constituyen los arcos viscerales, á siete arcos de los cuales los unos son primitivos y los otros secundarios. Estos siete arcos son partiendo de la base del cráneo: 1.° el arco palatino; 2.° el maxilar; 3.º el mállico; 4.º; el mandibular; 5.° el estilo-estapidino; 6.° el tisoideo; 7.º el cuarto arco visceral; los tres últimos son los tres últimos arcos viscerales. Hemos visto antes que los cuatro primeros se deriban también del primer visceral.

Comparemos este modo de desarrollarse con el de las partes del mismo nombre en los Peces, y veremos si teníamos razón al decir, cuando empezamos el estudio de la cara, que no habla ningún punto de comparación posible entre los arcos que se han llamado branquiales en los Mamíferos y los que merecen este nombre en los Peces.

En estos, se puede distinguir entre sus arcos viscerales,los quese presentan en número constante y aquellos cuyo número puede variar. Los primeros tienen sus analogías con los arcos viscerales de los Mamíferos, como vamos á ver; los segundos pertenecen propiamente á los Peces y su variabilidad depende del número de bránqueas que haya de poseer el adulto. Se sabe en efecto que todos los Peces no tienen un número igual de bránqueas; pero, como cada branquea procede del desarrollo de un arco particular, claro está que el número mas ó menos considerable de bránqueas será primitivamente indicado en el embrión por el mayor ó menor número de arcos destinados á la formación de estas bránqueas. En los Peces óseos, cuyo desarrollo está mejor estudiado, se pueden contar, generalmente, nueve arcos viscerales, que han recibido cado uno un nombre en relación con su destino; tales son de adelante atrás: 1.º el arco palatino, del cual parece se forman los huesos palatinos, terigoideos y provablemente el hueso transverso, que une por el lado externo el arco palatino al arco mandibular; 2.° el arco maxilar cuyo desarrollo se relaciona con la formación del sub-maxilar, del hueso pómulo y del intermaxilar; 3.° el arco mandibular que está ligado á la formación de la mandíbula inferior de los huesos cuadrados, de la caja del temporal, y del hueso tímpano-maleolar; 4.º el arco hioideo que produce el hueso hioides, el lingual, el estilóides, el opérculo, el mastoideo; 5.º 6.º 7.º y 8.º los arcos branquiales destinados á las bránqueas; y el 9.º arco faríngeo que debe formar la pieza única, contenida en la pared lateral del exófago y frecuentemente armada de dientes.

Los seis últimos arcos sostienen las bránqueas en el embrión; mas en el adulto, el arco hioideo y el faríngeo, han perdido sus franjas branquiales. La comparación de estos diferentes arcos con los de los Mamíferos es fácil. El arco palatino de los Peces corresponde evidentemente á el que le dimos igual nombre en los Mamíferos y se diferencia por la producción de un hueso particular, el hueso transverso. El arco maxilar es el análogo al arco del mismo nombre que en los Mamíferos, produce los sub-maxilares, y se adhiere, por

tercer segmento con el segundo, se acumula una masa de sustancia de donde nace el músculo del estribo. El aparato suspensor del bióides presenta muchas modificaciones importantes: en el Hombre se compone de dos porciones óseas; la una superior de donde nace la eminencia papilar del tímpano, y la apófisis estilóides; esta porción, desde luego aislada, se une en seguida al temporalea otra inferior al pequeño cuerno, cuerno anterior ó estilóides, que se inserta en el cuerpo del bióides, cuyo desarrollo vamos siguiendo. Entre estas dos porciones óseas se extiende una porción ligamentosa, el ligamento estilo-hióideo que puede osificarse con la edad y formar así el oselete medio de una cadena ósea que enlaza el bióides con el cráneo. Este estado escepcional en el Hombre se aparta del general de los demás Mamíferos, en los cuales se pueden encontrar los enlaces con el cráneo, rotos por consecuencia de la falta del hueso estilóides ó de su ligamento; su cuerno anterior está generalmente compuesto de muchos segmentos. Los Marsupiales que se distinguen de los Mamíferos placentarios por caracteres profundamente diferentes, se distinguen todavía por la composición de su aparato hióideo, en el cual el cuerno anterior no comprende mas que un solo hueso ancho y corto, afilado y suspendido del cráneo por un ligamento delgado.

Algunos embriologistas creen con Reichert, que el estribo es desde luego un cartílago perfecto, cuya parte media desaparece por la osificación; se le encuentra completo en la Foca, es sólido y horadado, tan solo por un pequeño agujero, en los Cetáceos, su chapa de un espesor y tamaño variable, según los diferentes Mamíferos es convexa ó cóncava sobre su cara vestibular que se aplica sobre la ventana oval.

El tercer arco visceral ó orcohoideo desciende por debajo del cráneo, formando un ángulo dirigido hacia atrás; por su cartilaginificacion, se divide en cuatro piezas, de las cuales la superior de cada lado se atrofia pronto y desaparece. No quedan pues mas que tres piezas por cada mitad del arco; una inferior, una media y otra lateral. La pieza inferior de un lado se suelda con la pieza inferior del otro, en la línea media, y de esta reunión nace la epiglotii, al principio se presenta bajo la forma de una pequeña eminencia redondeada, que se enlaza con la lengua por medio de una lengüeta estrecha, detrás de la pieza terminal del arco estilo estapidino, y que se desarrolla mas encorvando su vértice hacia atrás. Las piezas medias derecha é izquierda sueldan también una con otra y forman el cuerpo hioideo adquiriendo mas anchura. Las últimas piezas, las laterales, situadas, de cada lado, por encima de las precedentes, producen los grandes cuernos, cuernos tiroideos ó posteriores del hioides. Estos cuernos parece quese osifican antes que el cuerpo; y estas dos partes se convierten pronto en huesos en tanto que los cuernos anteriores son todavía cartilaginosos. La significación de las diversas piezas del hioides, estudiadas en los Vertebrados han dado á Mr. Geoffroy-Saint-Hilaire los materiales para un artículo muy notable al cual debemos remitir al lector. Señalaremos, no obstante, como una singularidad particular, la existencia de una bolsa ó caja ósea, en los Atuates, que la fuerza de su voz ha hecho que se les llame Monos gritadores. Estudiaremos las funciones del hioides en la formación de la voz en el artículo consagrado á este objeto. Las formas y las proporciones del cuerpo del hioides, como también las de sus cuernos posteriores, presentan variaciones que ofrecen caracteres importantes, y que no pueden indicarse mas que en los artículos consagrados á cada uno de los órdenes de los Mamíferos.

De la misma masa plástica cuya porción produce la epiglolis, pero por debajo de este órgano, esto es, en el punto donde las dos mitades del cuarto arco visceral se unen entre sí, se manifiesta la laringe cuyos cartilagos aritinoideos son los primeros que se distin-

Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Zoología, hombres, animales, mamíferos, Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Mamíferos. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.