Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Mamiferos. Anatoma y Fisiologa. Pgina 243. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



MAMFEROS. ANATOMIA Y FISIOLOGA. 243

hacia el otro, dando as origen una sutura mas 6 menos larga y oblicua. En los Folipedos, el temporal forma casi solo la arcada zigomtica, el pmulo contribuye poco, y en ellos se observa una apfisis post-orbitaria que el temporal suministra al frontal posterior. En los Cetceos ordinarios, esta aplisis post-orbitaria y la aplisis del temporal forman la arcada zigomtica, en cuya constitucin no entra el pmulo. Al contrario, en los Roedores, en los Proboscidios y los Paquidermos ordinarios la arcada zigomtica est formada por el pmulo, la aplisis zigomtica del temporal y una apfisis del sub-maxilar. La falta de los dientes y de la masticacin, coincide en los f.denta-dos, con dos particularidades nerviosas de la arcada zigomtica. As en los Tardgrados, el pmulo monta mas alto que la aplisis del temporal, de modo que estos dos huesos no se encuentran y que la arcada est quebrantada ; en los Hormigueros, el pmulo no se enlaza con la apfisis del temporal y la arcada se completa por un ligamento, como en los Pangelines.

La arcada zigomtica se alarga tanto mas del crneo, horizontalmente , cuanto mas el msculo mare-tero, el mas poderoso levador de la mandbula inferior , est mas desarrollado, en otros trminos, cuanto mayores esfuerzos deba hacer el animal para dividir el alimento con el que se nutra. Bajo este punto de vista los Queirpteros, los Insectvoros, los Roedores y sobre todo los Carnvoros son los Mamferos en los cuales la arcada se presenta mas hacia fuera, y esta organizacin es la que hace aparecer lateralmente mas larga su cabeza. En el Hombre y en los Cuadrumanos la arcada se encorva un poco hacia fuera; es mas menos recta en los dems rdenes, muy poco saliente en los Edentados que la tienen completa, y un poco reentrante en el Priodonte gigante.

En cuanto la forma que toma la arcada en su sentido vertical, parece estar en relacin con la resisten-ca que debe oponer la accin de masticar. En el Hombre, la arcada es casi recta; queda tambin en un mismo plano poco mas menos inclinado en los Edentados, la mayor parte de los Paquidermos ordinarios y los Cetceos ordinarios; se encorva de modo que viene presentar mas menos completamente la forma de una en echada horizontalmente, en los Cuadrumanos , algunos Paquidermos, les Solpedos, los Rumiantes, las Sirenas en general; es convexa por encima en los Queirpteros, los*Insectvoros, los Carnvoros y los Anfibios, y, al contrario, convexa por debajo en los Roedores.

Las particularidades que presenta la cara de los Mamferos, segn las condiciones de su gnero de vida, son sobre todo mas notables en la mandbula inferior, de cuyo desarrollo vamos ocuparnos.

No es del primer arco visceral directamente del que nace la mandbula inferior, y s de un blastema que se deposita alredor de la cara externa de este arco y que le envuelve progresivamente como una vaina. La mandbula superior, estando mas avanzada en su desarrollo que la inferior, forma primitivamente una elevacin por delante de s, que llega sucesivamente tomar una posicin paralela por debajo de la primera , que recibe su contorno. Este es desde luego el reborde alveolar que, en los Mamferos provistos de dientes, constituye la mayor parte del maxilar inferior, porque ya existen los grmenes de los dientes de leche y lo mismo los de algunos dientes persistentes. La forma de los dientes, su tamao su ausencia son, efectivamente, las condiciones que determinan la fuerza y el espesor de los maxilares inferiores; estos huesos son delgados en los Pangolines y en los Hormigueros que estn desprovistos de dientes; adquieren un volumen considerable en el Elefante, en el cual deben alojar enormes molares. En el embrin, los huesos de la mandbula inferior, en razn de su modo de formarse, presentan un ngulo tanto mas obtuso cuan-

to menos adelantados estn en su desarrollo; de aqu la forma redonda de la cara que se observa en el feto, y que persiste por mas tiempo en los monos jvenes y en los nios. Empero , poco poco se alarga la mandbula, se afila, segn los animalea, y toma sus caracteres especficos.

La mandbula inferior se osifica pronto, consistiendo primitivamente en dos mitades que se desarrollan cada una por un punto de osificacin; por lo menos as lo creen la mayor parte de los observadores. Estas dos mitades, separadas desde luego por un cartlago, pueden unirse en seguida la una la otra quedar separadas, menos en l estado adulto. En la Ballena no se sueldan y estn tan solo enlazadas entre s, por ligamentos; este es, en algn tanto, el estado mas imperfecto de su desarrollo. En los Insectvoros y en los Roedores, en los Carnvoros, menos la Morsa, en los Ruiantes, escepto el Camello; en los Edentados, menos los Pangolines; en el Dugongo y en los Cetceos, las dos piezas de la mandbula inferior continan separadas. Estn, al contrario. perfectamente soldadas, en el feto en el animal joven, en el Hombre, los Cuadrumanos, los Queirpteros, los Paquidermos, los Pangolines, los Camellos, la Morsa y el Lamantino.

El arco blastemtico que produce la mandbula inferior est desde luego adherido la cpsula cerebral. Poco poco, en virtud de una separacin histognica el hueso maxilar iniari rse separa del crneo, y toma una superficie articula'- por medio de la que se'puede mover sobre el temporal. Esta superficie articular es el c)id.'o, sobre el cual vamos hacer algunas reflexiones notables; la porcin del temporal que le recibe es la (osa glenoidea. Por resultado tambin de esta formacin primitiva, la mandbula inferior es deede luego recta; pero por causa del desarrollo dlos huesos de la cara, se ve obligada doblarse mas menos segn lo longitud del bocio, para conservar su punto de apoyo sobre el crneo; toma entonces una rama ascendente, que forma con la rama horizontal un ngulo tanto mas obtuso, cuanto la cara est situada mas hacia delante del crneo cuanto sea mas corta esta misma rama horizontal. Los diversos grados de desarrollo estn en relacin con la fuerza mandibular que exige el rgimen nutritivo de los animales, encontrndose su esplicacion en las leyes de la mecnica que rigen para las palancas, al mismo tiempo que ellas nos delinean algunas fases del desarrollo de la mandbula inferior. As es que la rama ascendente es nula en los Topos, los Hormigueros, los Pangolines y los Cetceos; es casi nula en los Roedores en general, corta en los Carniceros, larga en el Hombre y en los Cuadrumanos, los Paquidermos ordinarios y los Proboscidios; mas larga en los Rumiantes y en los Solpedos. El ngulo de la mandbula es un poco mas recto en el Hombre; mas abierto en los Carniceros, y mucho mas en los Roedores.

La rama ascendente se bifurca en dos apfisis, de las cuales la anterior se llama coronoides y la posterior condiloidea. Sobre la primera es donde se insertan los msculos, que son la fuerza de la mandbula; la segunda es la que ofrece la superficie articular, el punto de apoyo de la palanca. La naturaleza y extensin de los movimientos de la mandbula inferior, dependen necesariamente de la forma del cndilo y de la que ofrezca la cavidad glenoidea que le recibe, estn en relacin con el rgimen diettico del animal y varan por consiguiente mucho. Los detalles sobre esta correlacin importante y muy notable, no pueden estudiarse sino en los artculos destinados cada uno de los rdenes de Mamferos. Citaremos tan solo aqu algunas observaciones generales. En el Hombre, los Cuadrumanos, los Queirpteros, y los Insectvoros, la articulacin est bastante floja para permitir los movimienlos mas menos extensos de arriba abajo, de



 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.