Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 2

Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 240. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Aragón

Buffon Los tres Reinos de la Naturaleza Tomo 2



de la cara.

La cara presenta muchas mas variaciones que el cráneo en la composición y proporciones de sus partes, y de estas variaciones, combinadas con las diferencias en la situación relativa de la cara y del cráneo, nacen todas las formas tan características que observaremos en las cabezas de los Mamíferos. Asiento de órganos, de sentidos tan importantes como lo son los de la vista, los de olfacion y los del gusto, la cara ha sufrido variaciones en razón de la energía de los apetitos imperiosos de la vida vejetativa, así como en razón del modo según el cual cada animal debe satisfacer sus necesidades. Por eso se encuentran en la observación del fuego de la cara, en la fisonomía, el indicio de las facultades y de los instintos del individuo, y en el estudio de la organización que está en relación con estos instintos, los caracteres zoológicos de una gran importancia.

El desarrollo de la cara ofrece, pues, fenómenos particulares cuya esposicion nos permitirá apreciar el valor de las opiniones que quisieren encontrar en las diferentes piezas faciales las análogas á las costillas y de los miembros, y, en el número primitivo de sus

no está perfectamente demostrado; parece probable que á la masa blastodérmica formada por la prolongación nasal, se ajuste otra masa de sustancia formatriz que provenga del primer arco visceral.

Los huesos que acabamos de describir se encuentran en el cráneo de todos los Mamíferos, conservan las mismas conexiones, presentan después las mismas disposiciones en su colocación. Nos es imposible citar las particularidades que resultan de las diferencias en sus proporciones relativas, y además, las formas características que toma la cabeza, según los órdenes, y

que provienen mas bien de los huesos de la cara que de los del cráneo. Ya encontraremos la ocasión de apreciar estos diversos caracteres. Otro de los huesos, en algún tanto fundamentales y comunes que constituyen el cráneo de todos los Mamíferos, se encuentra en particular en algunos de estos animales, y que su situación le ha hecho llamar ínter-parietal; está en efecto, intercalado entre el occipital y los dos parietales. No existe ni en el Hombre ni en los Monos, dos órdenes que hemos visto siempre y hasta aquí seguir la misma marcha en el desarrollo de sus aparatos; pero se reconoce en los Queirópteros, los Roedores, los Rumiantes, los Cetáceos, los Solípedos y en la mayor parte de los Paquidermos; falta en los Insectívoros, los Anfibios y en los Carnívoros á escepcion del género Gato. Diremos, sin embargo, que es necesario hacer todavia observaciones sobre este hueso, cuyas suturas desaparecen generalmente muy pronto, y cuya existencia pudiera muy bien negarse estudiando el animal en una época bastante remota de su desarrollo.

Entre los huesos propios de la nariz se encuentra, en el Uñó un pequeño hueso de la figura de un rombo, que se presenta por bastante tiempo sefigrado y se une mas tarde con los de la nariz. Podremos citar todavía como hueso especial, el del hocico en los Jabalíes. En los artículos consagrados á los Rumiantes espondremos los detalles sobre las producciones óseas que el mayor número de estos animales presentan en la región frontal y que constituyen los cuernos.

Para resumir los hechos que presenta el estudio del cráneo de los Mamíferos en su formación y desarrollo, se pueden distinguir primitivamente dos partes: la una basilar, comprende la porción craniana de la cuerda dorsal, las otras y las diversas placas craníanas; la otra superior, constituida por la cápsula cerebral y apoyada en la primera. De la evolución de las piezas basilares nace el occipital, menos su parte escamosa, el esfenóides y el etmóides: del desarrollo de la cápsula superior, se forman la porción escamosa del occipital y de los temporales, los parietales, el frontal, los nasales, los inter-maxilares en todo ó en parte y el vómer. La porción pétrea del temporal debe su origen á la osificacion de la cápsula que contiene la vesícula auditiva. Todos estos huesos nacen por un número mas ó menos considerables de núcleos ó elementos óseos, y quedan aislados ó se sueldan entre sí con mas ó menos rapidez, según los diferentes órdenes. Estas variaciones que se hacen frecuentemente muy sensibles en el adulto, tienden tanto mas á oscurecerse , cuanto se remontan mas lejos en el examen del cráneo del feto. No es fácil que se halle en todo6 los órdenes de Mamíferos el mismo número de elementos óseos; todavía menos puede establecerse un número normal é invariable de estos elementos para todas las clases de Vertebrados. La sola relación que permite el estudio comparativo del cráneo es la existencia de un cierto número de sistemas de piezas óseas en cada uno de los que la cantidad de elementos puede variar, ora por la disposición de alguno de ellos, ora por la introducción de un elemento especial para una nueva función; pero cuyo conjunto presenta el mismo grupo general y las mismas conexiones principales. En estos límites comprendemos la comparación que puede hacerse entre el cráneo de las diferentes clases de Ver-

tebrados, sea en el estado embrionario, sea en el estado adulto. No es este el lugar de desarrollar esta idea en apoyo deia cual podríamos citar algunos ejemplos.

En cuanto á la compresión vertebral del cráneo, hemos espuesto bien las condiciones que median para la formación de una vértebra, á la vez que los fenómenos que presentan los huesos cranianos en su desarrollo, se ha podido observar que tan solo el occipital puede considerarse como una vértebra que llamaríamos voluntariamente vertebra occipital; pero que toda la analogía desaparece luego, no siendo por tanto justo comparar á las vértebras, ni el esfenóides, ni el etmóides con los huesos anejos, puesto que nada hemos observado en ellos que se parezca á los fenómenos caracteríscos que nos presentan las vértebras en su formación. A pesar de la seducción de la doctrina filosófica que ha querido encontrar en la composición del cráneo, la unidad de plan y de materiales, conviene reconocer que la naturaleza no está encerrada en los estrechos limites de una creación que se repetirá y copiará sin cesar, y que fuese siempre dirigida por el órgano y nunca por la función. Lo hemos dicho ya en ocasión de reflexionar á propósito de otras partes del esqueleto, no lo repitiremos al ocuparnos de otros aparatos; pero nos parece que es un resultado natural de la observación simple y genuina de los hechos. Cuando mas se podria mirando desde cierta altura y de una manera general, encontrar en la asociación de las piezas del cráneo separadas ó diversamente combinadas, los rasgos de una composición vertebral; cuando mas se podria inferir, de las funciones de los huesos del cráneo, que remedan á las de las vértebras; mas la cuestión reducida á estos términos no nos deja ver mas que una composición vertebral vaga y virtual, en algún modo, que no tiene nada de rigurosa por aparecer científica.

Comparado el cráneo de los Vertebrados de las tres últimas clases, el de los Mamíferos se distingue, en su conjunto, por un número mas pequeño de piezas en el estado adulto; comparado con el de las Aves, cuyo número de piezas elementales es poco después el mismo, se distingue aquel porque sus piezas se sueldan mucho menos pronto. En efecto, en las Aves, como hicimos notar cuando hablamos de las costillas, el trabajo de la osilicacion y de la fusión de los huesos se extiende mas allá, se concluye mucho mas pronto y mas rápidamente que el de los Mamíferos y, bajo este punto de vista, su desarrollo presenta un carácter de superioridad sobre el cual no podemos insistir mas.

Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Zoología, hombres, animales, mamíferos, Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Mamíferos. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.