Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 234. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.


Anterior | Página inicial | Página siguiente

en el adulto : existen antes con su forma difinitiva en estado de cartílago, y resulta su solidez de la meta-mórfosisde su base cartilaginosa en base calcárea. Esta osificación que se efectúa progresivamente, procede de ciertos puntos que se designan con el nombre de puntos de osificación, y no sigue siempre el orden de formación sucesivo de los cartílagos. En los Mamíferos, no se concluye antes del nacimiento; no parece estar completa en el Hombre basta la edad de treinta años. El número y la situación de estos punios de osi-calicion, parece variar, no solamente según los diversos huesos, sino también según los individuos; indicaremos, cuando hablemos ile cada una de las porciones del esqueleto, las particularidades que la osificación presenta. En general, en los huesos cortos, se encuentran dos puntos de osifleacion simétricamente situados. En los huesos planos, la osificación hecha radios en todos sentidos desde un punto situado en el medio de su base cartilaginosa. En los huesos largos, el cuerpo está separado de las epífisis, y sus partes se osifican separadamente para unirse luego; la osilicacion del cuerpo del hueso procede de un punto medio situado en su eje, y se extiende hacia la superficie y las extremidades; la dé las epilisis tiene lugar ordinariamente mas tarde por muchos puntos especiales. Haremos notar que tanto la osificación tiene por objeto reunir en un solo hueso muchas partes carlilaginosas, como se efectúa en el sacro y en el hyoides; como al contrario divide los catílagos en muchas partes como se observa en el esternón y en los huesos del cráneo, como en fin, un cartílago primitivamente único se sueldan pronto.

Aunque la osilicacion de las diferentes partes del esqueleto se sucede por un orden sujeto á variaciones, se puede decir en general, que ella invade los órganos por el urden siguiente : el peñasco, las costillas, la clavícula, la mandíbula, el brazo, el muslo, el ante-brazo, las piernas, las vértebras; el cráneo , la rótula, los huesos del carpo y del tarso. Se ve, pues, ue la osificación no sigue necesariamente la marcha e la formación de los cartílagos. El tejido óseo no obtiene un mismo grado de delicadeza en todos los Mamíferos : es mas grueso, mas flojo en los animales del orden de los Cetáceos, en los que, en general, el sistema huesoso parece quedar en un grado menos elevado de desarrollo.

de las vértebras , de las costillas, del esternón.

En todos los animales Vertebrados la columna del raquis tiene por rudimento un cordón delgado de sustancia gelatinosa celular, que cubriéndose mas tarde con una vaina membranosa, viene á ser, en fin, fibroso, y lleva el nombre de cordón dorsal ó vertebral. Esta pequeña columna, esencialmente simple é impar, está retirada sobre la línea media inmediatamente por debajo del tubo medular; es apuntada en sus dos extremidades, extendiéndose por detrás hasta la extremidad caudal del embrión, y por delante hasta el nivel de las vesículas auditivas entre las cuales se termina. Si esceptuamos ciertos Peces de los últimos órdenes, en los cuales la cuerda dorsal constituye sola ó casi sola la columna raquidiana, podemos decir que esta cuerda no concurre en cierto modo directamente por su masa, á la formación délas vértebras; en algún animal no se escinde en partes distintas ; sirve tan solo de matriz , alrededor de la cual vienen á modelarse los arcos huesosos destinados á formar el cuerpo de las vértebras; su existencia es entonces mas lugaz, su importancia mas accesoria que la que se observa en los Vertebrados mas elevados en organización. Una distinción importante puede establecerse respecto de esto entre los Vertebrados analantoideos y los Vertebrados alantoideos. En los primeros, Peces y Batracios, la cuerdaHorsal mas ó menos mollificada, se en-

cuentra en la época del nacimiento en las cavidades del cuerpo de las vértebras; en los segundos no existe aquella absolutamente mas que en el estado embrionario; y en los Mamíferos desaparece muy temprano sin que deje mas que una señal en los embriones mas jóvenes.

Los dos grandes grupos que reconocimos en la formación de las vértebras, parecen también ofrecer cada uno un tipo particular por el modo de producirse las vértebras en su estado cartilaginoso. En los Analantoideos se manifiesta siempre un par de rudimentos situado en la parte superior de la vaina de la cuerda, y destinado á formar los arcos vertebrales. Otro par de elementos situados en la parte inferior, que vendrán á ser luego apófisis transversas, se. observa en los Peces y en la cola de los Batracios. La cartilaginíli-cacion y después la osificación de la vaina entre estas ríos partes ó por debajo del par de rudimentos superiores, cuando estos existen solos, concurren á completar el cuerpo de las vértebras.

En los Alantoideos, al modo de formase y de desarrollarse las vértebras cartilaginosas parece ser diferente. Al lado derecho y al lado izquierdo de la cuerda aparece desde luego el blastema , destinado á la producción de la base cartilaginosa de las vértebras; del uno y del otro de estos puntos, la sustancia formatriz se extiende de arriba á bajo de modo que pueda encerrar la cuerda, y bien pronto se ensanchan en ambos lados cada uno de, estos puntos primordiales, formando un rudimento que se presenta como una pequeña placa cuadrilátera. Cada vértebra nace pues aquí de un solo par de elementos laterales; cada rudimento se desarrolla alredor de la cuerda dorsal, emite por arriba en las láminas dorsales las prolongaciones ó arcos que deben envolver la médula espina], y constituye de este modo el cuerpo y el arco vertebral de su lado. Hechos cartílagos ios dos elementos de un mismo par, se unen inferiormente y se osifican en seguida con independencia el uno del otro. En la región torácica es donde mas pronto se presentan las pequeñas chapas vertebrales; se multiplican muy pronto hacia la parte cefálica y hacia la parte caudal del embrión y se disponen de este modo en una serie izquierda y derecha, cuya chapa próxima está separada de la inmediata por un intervalo muy claro.

La porción de cada placa vertebral, que se desarrolla alredor de la cuerda dorsal y que la encierra, la estrecha mas y mas y forma en fin, como indicamos ya, el cuerpo macizo de las vértebras; la cuerda dorsal desaparece pues poco á poco, y entre los Mamíferos mas pronto que en los demás Vertebrados.

Las prolongaciones laterales que se extienden por la parte interna de las láminas dorsales, terminan por encontrarse por encima de la médula , se sueldan por pares, y constituyen los arcos vertebrales. El agujero que se forma de este modo en la parte posterior de cada vértebra, corresponde con los de las vértebras inmediatas, resultando de la superposición de las vértebras un canal continuo que aloja la médula espinal.

De cada lado de la masa blastemática depositada alrededor de la cuerda , se irradian prolongaciones laterales que, en las vértebras dorsales, se dividen á alguna distancia del eje raquidiano para constituir las apófisis transversas y las costillas; en tanto que en las demás vértebras, estas mismas prolongaciones dan origen tan solo á las apólisis transversas. Por último, se producen las dos pequeñas apófisis articulares sobre cada cara de la vértebra, y la apófisis espinosa impar en la región dorsal.

La osificación de todas las partes de que se compone la vértebra cartilaginosa, procede de puntos, cuyo número multiplican mas ó menos los diferentes observadores. Sin embargo, según la mayor parte de los autores, cada vértebra presenta desde luego

Anterior | Página inicial | Página siguiente

Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.