Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Mamiferos. Anatoma y Fisiologa. Pgina 227. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



importancia del cerebelo Con la del cerebro, coloca al Hombre al lado del Buey y debajo del Saimir; la del cerebro con el bulbo raquidiano da el primer rango al Delfn, y el segundo al Hombre.

El nmero, la extensin, el relieve de las circunvoluciones, no servir ante nuestros ojos, de mas valor para la apreciacin del desarrollo de la inteligencia. La comparacin atenta del cerebro de un Col (mono grande) con el del Hombre , no nos ha presentado jams diferencias tan considerables como las que se han sealado; por otro lado, aunque estas diferencias fuesen mas profundas en lugar de ser, como creemos , muy superficiales, todava faltaba esplicar el valor y el sentido de un carcter tal, como signo del desarrollo de la inteligencia. Bajo el punto de vista de la anatoma comparada, el estudio de las circunvoluciones es de los mas curiosos, habiendo dado resultados llenos de inters en la mano de hombres hbiles que le cultivaron: empero, no nos parecen capaces de formar los elementos matemticos para la estimacin de la inteligencia. Semejante valoracin no se puede obtener sino por la fisiologa dado caso que aun de esta pueda conseguirse.

Raciocinando sobre las numerosas esperiencias que acreditan las facultades activas de las diferentes partes del cuerpo, sabemos que un rgano manifiesta una vida tanto mas activa y que toma en algn modo una iniciativa tanto mas marcada, cuanto est sujeto, mas inmediatamente, la accin de la sangre y contiene mayor nmero de ramos arteriales. Resulta de las bellas observaciones de Mr. Natalio Guillot que la materia gris del cerebro recibe una cantidad innumerable de ramificaciones de las arterias, cuyas extremidades se determinan en las diferentes masas de esta misma materia, en tanto que la sustancia blanca est casi desprovista de estos vasos. Adems, el crecido nmero de estas arterias enceflicas es independiente del espesor de la capa vertical. En el cerebro del Caballo y en el del Carnero, por ejemplo , la materia gris es mas considerable que en el cerebro del Hombre; pero los vasos arteriales se multiplican hasta el infinito en la sustancia gris de este ltimo , comparativamente con los primeros y con el encfalo de los dems Mamferos. Si aadimos estas consideraciones las que nos ofrece la ciencia patolgica y las esperiencias fisiolgicas, creemos que se podr concluir manifestado que la vide del encfalo reside esencialmente en la materia gris, y que la intensidad de esta vida, medida por el nmero de ramificaciones arteriales, est ntimamente ligada con el misterioso desarrollode la inteligencia. La sustancia blanca no parece ser mas que la materia de sostenimiento, el substratum de la materia gris. As nos parece que para conocer la constitucin del sistema nervioso, antes de raciocinar sobre su inlluencia, conviene sobre todo estudiar las diferentes disposiciones de la materia gris y las relaciones de los orgenes de los nervios con esta materia. La anatoma y la embriologa deben unir sus efectos para extender su fin.

Aunque el encfalo de los Mamferos no est completamente conocido, bajo este punto de vista, presenta sin embargo, en su configuracin , particularidades notables que estn sin duda en relacin con su constitucin y con su importancia, y que caracterizan ciertos rdenes. El examen de estas particularidades, en cada uno de los tres grupos de los Mamferos que establecimos, partiendo de la naturaleza de la placenta, nos manifestar que los animales obtienen en los estados mas menos avanzados de su desarrollo indicios de sus afinidades.

En el grupo de Mamferos con placenta discoidea, podemos establecer dos categoras diferenciadas por la presencia ausencia de circunvoluciones y por el desarrollo de los hemisferios cerebrales. En la primera se colocan los Bimanos y los Cuadrumanos, que nos presentan puntos de relacin muy marcados en el estudio

mes? Menos aun. Cuanto mas avancemos en la vida embrionaria, mas el carcter propio del tipo se imprime en la organizacin, mas los Mamferes se apartan ile los Peces. En efecto , adems de la existencia del vrtice tan caracterstico formado por los tubrculos cuadrigminos de la cavidad imperfecta del cerebelo de la cisura posterior de la mdula espinal y de la ausencia de las fibras y de la sustancia gris, acabamos de ver que entre los Mamferos los hemisferios se desarrollan anteriormente, y comienzan extenderse de adelante atrs sobre los cuerpos estriados y los tlamos pticos; pues segn los partidarios de la opinin que aqu combatimos, no se encuentran cuerpos estriados en los Peces y tan solo en algunos cartilaginosos se hallan algunos rudimentos de tlamos pticos. Por otro lado, los lbulos del cerebro de los Peces que se parecen los hemisferios, son masas slidas y sin ventrculo, en tanto que los hemisferios de los Mamferos son esencial y primitivamente huecos. No elevaremos este paralelo hasta los meses siguientes; el progreso de los hemisferios por delante, la formacin del cuerpo calloso, la disposicin de los rganos, todas las partes en fin, nos ofrecen caracteres muy especiales, que hacen imposible toda relacin.

De este modo en cada uno de los periodos de su desarrollo, el sistema nervioso de los Mamferos presenta caracteres particulares que constituyen un conjunto propio del tipo y no se prestan por ningn concepto la comparacin del sistema nervioso de alguna otra clase. Sin duda el desarrollo de ciertas partes, considerado aisladamente, tiene lugar de la misma manera; as, los tubrculos cuadrigminos son desde luego dobles en los Mamferos, como son tambin en los Peces, las eminencias mamilares antes de escindirse en los primeros, forma una masa nica como en los segundos. Empero, estas son las consecuencias de las mismas leyes de la formacin que no saben constituir los trminos paralelos del desarrollo primitivo, menos aun los idnticos, como nos demuestran las relaciones que acabamos de hacer y que podemos multiplicar aun. El principio dla formacin del tubo medular y de las clulas enceflicas en los Mamferos, puede comparse con el de los pes; el uno y el otro ofrecen en este caso los rasgos mas simples y mas generales del tipo vertebrado; mas esta analoga no es otra que la que todos los animales de cierto tipo ofrecen entre s. Todava sera conveniente tener en cuenta los caracteres profundos por los cuales los alan-toideos se distinguen de los analantoideos y olvidar la curvatura particular que no esperimenta jams el encfalo del embrin en los Peces.

Constituido, siguiendo el plan comn que nos hemos propuesto hacer comprender, el cerebro de los Mamferos placentarios ofrece, no obstante, diferencias importantes, que van servirnos para caracterizar los grupos particulares, entre los grupos de un orden superior que hemos establecido, siguiendo Mr. Milne Edwards, tomados de la configuracin de la placenta. Estas diferencias dependen principalmente del volumen relativo de las partes enceflicas, de la extensin mas menos considerable de los hemisferios cerebrales por encima de los rganos posteriores, de la presencia de la ausencia de las circunvoluciones cerebrales.

Sin razn se ha querido encontrar el medio de apreciar el desarrollo de la inteligencia por los resultados de diversas ponderaciones, que han tenido por objeto establecer una proporcin entre el encfalo y el resto del cuerpo; la edad, la salud, el estado de enflaquecimiento de robustez, y otras muchas circunstancias, hacen variar completamente su importancia, en tanto la del encfalo permanece la misma; por otra parte, tomando este modo imperfecto de apreciacin, los Ratones campesinos ofreceran mas que el Hombre, el C onejo mas que el Zorro, etc. La comparacin de la



 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.