Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Mamiferos. Anatomía y Fisiología. Página 219. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



MAMÍFEROS. ANATOMIA Y FISIOLOGÍA. 219

superficie, y lo mismo en la sustancia de esta glándula, Jos pequeños corpúsculos cristalinos que se hallan en el recien nacido, en un tiempo mas ó menos próximo al nacimiento, según lo indican las observaciones de ciertos anatómicos.

En lin, en una época mas avanzada del desarrollo del cerebro intermediario, se observa el infandibulum en conexión con una vesícula que se transforma en una masa blanda, y que descansa mas tarde en la silla turca del esfenóides. Este órgano, favorecido por el infundibulum , comunica pues por su parte superior con el tubérculo ceniciento y el tercer ventrículo; se Je designa bajo el nombre de glándula pituitaria. El origen de esta glándula no es todavía bien conocido. Según Reiehert, es un residuo de la extremidad anterior del cordón dorsal; según la opinión mas probable de Rathke, se presenta desde luego como un hundimiento de la membrana bucal en el fondo de la cavidad faríngea; este hundimiento ahuecándose mas, formará en seguida una especie de ciego (intestino) ó saco, cuyo fondo se elevará hasta el infundibulum, uniéndose á la extremidad obtusa de esta última parte un pedículo delgado; una válvula se extenderá progresivamente por delante de la abertura del ciego, basta que al fin se encuentre cerrada; el ciego transformado de esta suerte en vesícula, se separa en fin de la cavidad en que ha tenido origen para pertenecer á la cavidad craneal.

Los tálamos ópticos, el tercer ventrículo, el tubérculo ceniciento, el infundibulum, la glándula pineal, la glándula pituitaria, la comisura cerebral posterior y la comisura fibrosa son pues las partes principales producidas inmediatamente por las metamorfosis del cerebro intermediario, ó insertas á esta porción del encéfalo por los resultados de su desarrollo.

Los cambios que sufre el cerebro medio no son tan considerables como los que hemos visto que han sufrido las dos primeras vesículas; su resultado es la formación de los tubérculos cuadrigcminos ó lóbulos ópticos. Hemos observado que en este lugar el tubo medular presenta la primera corvadura característica que distingue primitivamente el encéfalo de los Mamíferos del de los Analantoidcos, de lo que resulta que el cerebro medio ocupe la región mas elevada de la cabeza. Ahuecándose desde luego, como lo han hecho, las dos vesículas precedentes, el cerebro medio se sobdiüca poco á poco por el desarrollo de la sustancia nerviosa, cuyo acrecentamiento se efectúa principalmente de abajo arriba, como en todo c1 encéfalo en general. La masa que de este modo le reemplaza, forma desde luego una elevación en su interior, se eleva en seguida en forma de mamelón, gana insensiblemente la bóveda superior, la reconcentra, se suelda con ella ; la vesícula estará completamente llena, dejando por debajo en la linea media un pequeño canal, último vestigio de la cavidad primitiva, y conocido con el nombre de acueducto de Filvio. Este canal comunica por delante enn el tercer ventrículo, ó ventrículo de los tálamos ópticos; ya veremos que se continúa con una y otra cavidad posterior. La cubierta del cerebro medio queda desde luego perfectamente lisa, y no se divide como la de los nos hemisferios y la de los tálamos ópticos: mas se desarrolla pronto sobre su superficie un cerco transversal. Este hundimiento cruciforme divide luego superficialmente al cerebro medio en cuatro eminencias ó tubérculos; los dos tubérculos anteriores fueron llamados nates, y los dos posteriores testes; su volumen relativo y su forma varía en los diversos grupos de animales, siendo de notar que en los Herbívoros son los nates redondeados y mas grandes que los testes. La mayor parte de la masa nerviosa solidificada en la base del cerebro medio se encorva hacia adelante para continuarse con los tálamos ópticos, y constituye los pedúnculos cerebrales. En algunos ordenes de Mamíferos, los hemis-

ferios cubren nuevamente por completo los tubérculos cuadrigéminos ; en otros al contrario, no los cubren mas que en parte, y los tubérculos se encuentran descubiertos.

Hemos dicho mas atrás que la tercera célula cerebral primitiva , cuya subdivisión da nacimiento á la célula del cerebelo y á la célula encefálica posterior, queda abierta por su parte superior mas tiempo que los otras células, y que la cavidad del tubo medular se abre libremente en su superficie, cerrada tan solo por las láminas dorsales. Poco apoco, sin embargo, la célula del cerebelo se forma sobre este punto, por el depósito de un blastema nervioso que se acumula progresivamente de abajo arriba sobre las paredes laterales del tubo de las laminas dorsales; este depósito produce una lámina medular que se adelanta de cada lado hacia la línea media superior sobre la cual se une, y de la que resulla una célula cuyo desarrollo ulterior da origen al cerebelo. Se puede pues representar el estado originario del cerebelo, como el de los diversos lóbulos del encéfalo, bajo la forma de dos pequeñas láminas delgadas que cunvergen de fuera á adentro, siguiendo el modo de formación que acabamos de indicar, mas no bajo la forma de dos láminas que se elevasen de los bordes de una hendidura producida por la lisura del tubo medular que hubiese estado primitivamente formada en este sitio.

El espesor de la lámina del cerebelo es el único fenómeno que indica, en los primeros tiempos, la actividad con que se desarrolla; las partes que constituyen el órgano completo no se desenvuelven sino después de los tálamos medulares. En la cara inferior se présenla desde luego una ligera elevación, primer indicio de la pequeña masa irregularmente ovoidea, que sirve en cierto modo de núcleo á cada mitad del cerebelo, y que Gall considera como el ganglio de este órgano, los anatómicos le han designado bajo el nombre de cuerpo romboideal ó dentado. La superficie libre de la célula del cerebelo presenta en seguida cuatro sur-ct/s ó anfractuosidades transversales que dividen el órgano en unos lóbulos, en cada uno de los cuales no se observa todavía alguna ramificación. Por los progresos de su desarrollo los lóbulos se multiplican con los surcos; á los lóbulos y á los dentellones que aparecen recortados entonces"sobre su superficie, corresponden las ramificaciones interiores del mismo orden ; y de esla disposición ramosa se forma el árbol de la vida que aparece en evidencia dando un corte vertical al cerebelo. La porción central primitivamente formada, es el lóbulo medio. Entretanto las partes laterales adquieren un acrecentamiento mas considerable que esta parte inedia, se les ve pronto bajo la forma de dos prominencias que se caracterizan mas y mas como hemisferios del cerebelo, dando á este órgano de los Mamíferos un carácter especial, pues que no se encuentran estos lóbulos laterales en el cerebelo de los demás vertebrados. El lóbulo medio representa dos eminencias vermiformes que son designadas con los nombres de eminencias vermiformes superior ó inferior , tomada su situación con referencia al cerebelo.

Las diversas partes anexas del lóbulo medio se diseñan de una manera cada vez mas distinta; la extremidad anterior de la eminencia vermiforme inferior se pronuncia en una pequeña prolongación que toma la forma de una lanceta y que se llama campanilla; de cada lado de la campanilla se destacan dos repliegues medulares, las válvulas de Tarín que interceptan dos cavidades sigmoideas, v que comparadas á los pilares del velo del paladar, han valido al apéndice precedente el nombre do galillo. Estas válvulas terminan en dos pequeños lóbulos 'ipemliculares, colocados en la cara inferior del cerebelo, hacia atrás y adentro de cada hemisferio cerebral que separan de. los órganos inmediatos. Reil ha designado estos lóbulos bajo el nombre



Índice de páginas de Mamiferos.



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.