Zoología. Anatomía y fisiología de los Mamiferos. Página 213. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Anatomía y fisiología de los Mamiferos. Página 213. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.


Los otros Mamíferos presentan una placenta que multiplicando las conexiones vasculares proporciona al embrión los medios de nutrición mas abundantes y le permite de este modo prolongar por mas tiempo su vida intrauterina. Los primeros han sido designados con el nombre de Didelfos ó de Mamíferos marsupiales: los segundos han recibido los nombres de Monodelfos, Mamíferos ordinarios, Mamíferos placentarios.

A medida que las paredes del pecho y vientre del embrión se desarrollan, se reduce mas y mas la abertura por la que la vesícula umbilical penetra en los intestinos y se angosta el contorno del canal de comunicación largo y filiforme, llamado conduelo omphalo mesentérico; el orificio por el cual este conducto se introduce en el cuerpo constituye loque se llama ombligo.

Para la formación de esta cavidad visceral laalantoi-des se encuentra dividida en dos porciones, la una recogida dentro del cuerpo del embrión sufre una metamorfosis por la cual se convierte en vejiga urinaria, y la otra se halla libre fuera del embrión, constituyendo la vesícula alantoidea. De una á otra de estas dos porciones vesiculares se extiende una parte media que atraviesa el ombligo y aparece desde luego en forma de canal, que se hará mas tarde un cordón ligamentoso llamado Yrache. El pedículo de la vesícula umbilical con sus vasos, el urache acompañado de los vasos umbilicales constituyen un cordón alrededor del que el amnios proporciona una vaina que saliendo del cuerpo del embrión por el ombligo da lugar al cordón umbilical.

Sabemos ya que antes de la formación del corion por la unión de la lámina serosa á la zona transparente de la primera época, las vellosidades membranosas cubren toda la superficie del huevo y que los vasos umbilicales, esto es, los vasos alantoideos, reciben por medio de la absorción efectuada eon estas vellosidades los materiales plásticos que la madre proporciona al feto. En correlación con el desarrollo del tejido placentario, el útero de la madre adquiere una actividad particular cuyos resultados estudiaremos cuando examinemos les órganos de la reproducción de la hembra. Aunque las funciones de la placenta son idénticas, en todo el grupo de los Mamíferos placentarios, y aunque los elementos que concurren a su formación, son los mismos, hay sin embargo modificaciones notables en el modo con que los vasos alantoideos se ponen en relación con las vellosidades del corion. Estas modificaciones son resultado de grandes diferencias en la constitución del huevo y determinan los caracteres de varias categorías de placentas. Estas diferencias características entre partes tan importantes como son los apéndices placentarios, deben indicar que los animales que las presentan sufrieron en su organización modificaciones esenciales, separándolos en grupos diferentes; siendo las consecuencias ¿jue nosotros deduciremos de estos fenómenos embriológicos lasque nos servirán para determinar los distintos tipos zoológicos. Tres formas generales pueden reasumir todas las variedades de conformación de la placenta y caracterizar, según les principios que dejamos espuestos, tres grupos diferentes en los Mamíferos ordinarios. Luego que la alantoi-des invade toda la cara interna del corion de la que se propasa alguna vez, la obliga á abrir sus dos extremidades para darle paso y se desenvuelve de este modo háeiagfuera de los dos polos del huevo. En este caso los vasos umbilicales se reparten entre un gran número de vellosidades sobre toda la extensión del huevo y estas vellosidades pueden estar distribuidas con igualdad ó bien agruparse en diversos puntos formando flecos vasculares que han recibido el nombre de cotiledones. Esta primer forma de disposición de los apéndices placentarios ha sido designada por Mr. Milne Ewards con el nombre de placenta difusa. Cuando la alantoi-des no se extiende mas que hasta los polos del huevo,

ó las vellosidades no están mas desenvueltas, distribuye tan solo sus vasos en la porción media del huevo en todo el contorno del corion de esta especie de enrollamiento de la vesícula alantoidea se origina una placenta en forma de cinta, llamada placenta zonoa-ria. Cuando la alantoides, en fin, se apodera de un punto determinado de la membrana del corion y envía sus vasos á una superficie circunscripta, se forma la placenta llamada placenta discoidea. La placenta difusa se reconoce en los Rumiantes , Paquidermos, Edentados y Cetáceos; la placenta zonoaria en los Carnívoros y en los Anfibios, la placenta discoidea en los Rímanos, Cuadrumanos, Quirópteros, Insectívoros y Roedores.

Estas subdivisiones pueden estar indicadas en el estado placentario propio de cada uno de los tres grupos que acabamos de establecer; y corresponden á determinados órdenes comprendidos en cada uno de estos tres tipos. Así que, entre los Mamíferos de placenta difusa, los Paquidermos, presentan una difusión mas marcada que los Rumiantes, puesto que en aquellos las vellosidades formadas sobre toda la superficie del huevo, no ofrecen ningún punto que sirva de núcleo á los centros vasculares, en rededor del que estos se agrupen, como sucede en los cotiledones de los Rumiantes. Estas diferencias pueden formularse diciendo que la placenta es vaga en los Paquidermos y cotilcdonaria en los Rumiantes. En el grupo de los Mamíferos de placenta discoidea, el orden de los Bi-manos y aun el de los Cuadrumanos parece que presentan un fenómeno bastante notable, la pronta desaparición de la vesícula alantoidea, que persiste por el contrario en el huevo de los otros tres órdenes. No obstante la aproximación que la semejanza de su cara establece entre el Hombre y los Monos se distinguen sin embargo, por la configuración de la placenta. En el Hombre, todos los vasos alantoideos se circunscriben en una sola extensión circular; en los Monos al contrario, después que los vasos de la alantoides son guiados hacia una superficie única, se efectúa una especie de desviación lateral de sus vasos y la placenta es simple en el Hombre y bipartida en los Monos.

Muchos autores han llamado la atención sobre las diversas formas que presenta la placenta. Fabricius d' Aquapendente, después de examinar un gran número de huevos de los Mamíferos distingue bastante bien la placenta del Hombre de la placenta múltiple de los Paquidermos y de los Rumiantes y de la placenta en forma de cinta de los Carnívoros (I). Sir Ev. Home propuso una clasificación de las placentas apreciando su conformación exterior y fundada especialmente sobre el número mas ó menos considerable de lóbulos que presentan. Siete son los órdenes en que las ha dividido. En el primero la placenta, es lobulosa como en el Hombre, en el segundo está subdividida, como en los Monos. El tercer orden comprende las placentas en cinta que es gruesa en el León y delgada en el Perro. La placenta de muchas divisiones forma el cuarto orden y se reconoce en la tribu de las Liebres. El quinto orden está formado de la placenta cotiloidea que es simple (Herizo), lisa (Topo), gruesa (Murciélago), pediculada (Conejo de indias) ó pedunculada (Ratón). El sesto orden comprende la placenta con muchos a tile-dones en la que las arterias se terminan por ramas laterales como en la Vaca; por filetes muy finos como en el Gamo; por vellosidades como en la Oveja ó por una superficie velluda ó pilosa como en la Cabra. Por último el séptimo orden se compone del corion sin placenta propiamente dicha y presenta cuatro géneros: en el primero el corion se manifiesta bajo la forma de un tejido vascular que es mas espeso en la yegua y mas delgado en la pollina; en el segundo el

(1) Hy. Fabricii ab Aguapendente, oper ornn, ansí et Lphenol; ugei. Batv ; 1758.

Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.