Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Mamiferos fósiles. Página 205. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



GÉNERO QUEROPÓTAMO.

Cha?ropotamus.

Este nombre fue empleado por Próspero Alpin para designar un animal imaginario, y Cuvier le aplicó á un género de Paquidermos de la familia de los Cerdos encontrado en los terrenos yesosos de los alrededores de París. Tiene este animal á cada lado de la mandíbula superior siete molares , cuatro de los cuales son cónicos, de sustitución, y se parecen algún tanto á los del Hipopótamo, y los otros tres posteriores, algo mas anchos que largos y casi cuadrados. La corona de los últimos presenta cuatro conos principales y romos, dos mas pequeños, el uno situado entre los dos conos anteriores, y el otro, que es el menor de todos, entre los dos posteriores. En el centro de cuatro grandes tubérculos hay una pequeña prominencia ligeramente bifurcada; todo el diente se llalla rodea-

paleoterio lato.

Pal. lalum.

Algo menor que el precedente, aunque de pies mas cortos y anchos, su metacárpico medio tiene 85 milímetros, de longitud por 20 de ancho.

paleoterio corto.

Pal. curtum.

Todavía mas pequeño y de pies muy cortos; largo del metacárpico externo 65 milímetros, anchura 18.

paleoterio menor

Pal. niiruts.

El Paleoterio menor (Pal. minus), mas chico que un Corzo, de piernas delgadas y ligeras, y con una prominencia bastante larga entre' el canino y el primer molar; el primero de los molares; si existia en los individuos de esta especie, debia caer muy pronto. Apenas se percibe el segundo escote en la mitad de los dientes que existen en la mandíbula inferior.

Mr. di' Rlainville juzga que la diferencia de dimensiones no puede servir para establecer caracteres específicos , y que las seis primeras especies deben reducirse á una sola, aunque de diverso tamaño, sexo y edad; pero no conocemos animales salvajes que muestren tan notable diversidad de estatura, y sobre todo que sean mas gordos á medida que su talla disminuye: Además, estas diferencias de magnitud no son las únicas que existen entre las mencionadas especies; no hay dos de las adoptadas por Mr. Cuvier, que no presenten diversidad de formas en las partes huesosas de la cabeza, en los dientes y en los huesos de los miembros, lo cual demostraríamos si no fuera ajeno de este lugar. Si no conociésemos las distintas especies del género Gato mas que por sus esqueletos, no habría otro medio para distinguirlas, mas que por la forma de los huesos y de los dientes, y finalmente por sus tamaños relativos.

Respecto del Paleoterio menor, se diferencia ostensiblemente de las demás especies, como lo hace observar Mr. Blainville, y aun creemos que podría constituir un subgénero.

Tal vez varios de los Paleoterios extraños á los alrededores de París, se hallarían comprendidos en alguna de las especies arriba indicadas, si estas estuviesen mejor conocidas. Creemos, pues, con Mr. de Rlainville ¡pie el Pal. magnum se encuentra en Puy-en-Velai; con Mr. Rillaudel, que los Pal. magnum, médium y crassum se encuentran en la Grave, departamento de la Gironda: con G. Cuvier, que el Pal. curtum existe en el calcáreo terciario de las cercanías de Niza; y con Mr. Roverto Ovven, que los Pal. magnum , médium, crassum y minus se encuentran en los terrenos de agua dulce do la isla de YVight; pero se cuentan ya dos especies que se distinguen perfectamente , á saber : el Pal. [sselanum, procedente de una especie de puilñiga ó asperón duro de acarreo de los alrededores de Issel, departamento del Aude, en el cual se bifurca el ángulo de reunión de las dos ramas de la mandíbula inferior; y el 7'a¡. Aurelianum, de las cercanías de Orleans, en el cual las ramas, como

la» H ¡il'eeedeiile . un eiinlimdell en una -¦ ¦ I;i -ii- limitas de reunión; el último molar inferior tiene cónico el tercer lóbulo; el segundo cono de los otros dientes tiene un talón poco perceptible en la parte posterior. Esta especie, que no solo se encuentra hacia Motnpeller, como G. Cuvier lo habia reconocido, sino también en Snnsans, departamento del Gers, como lo ha I

comprobado recientemente Mr. de Blainville, habia recibido de Mr. Lartet el nombre de Palceotltcrium equinum. Las muestras enviadas por este paleontólogo demuestran que los molares superiores son mas anchos que largos; que tienen en el borde posterior un rudimento de tercer montículo, y que el relieve que separa los molares de los caninos es largo como en el Paleoterio menor. Los pies son delgados, y los dedos tanto internos como externos tan pequeños, que apenas podrían tocar al suelo. Mr. Hermán de Meyer la ha encontrado también en Baviera, y Mr. Jaeger en Wurtembere.

Mr. de Blainville reúne en un solo género los Paleoterios y los Lofiodones, á pesar de la diferencia de forma de sus molares, colocándolo entre los Rinocerontes y los Ja vahes.

Las osamentas de Paloteríos, como todas las que se encuentran en los terrenos yesosos de las cercanías de París, aunque con bastante frecuencia aisladas, se hallan otras veces reunidas en porciones mas ó menos grandes de esqueletos; y cuando se presentan en gran número, demuestran no haber sido arrastradas; y esto es una prueba de que los animales, cuyos restos nos conservan estos terrenos, no vivían lejos de los parajes en que se les encuentra, y probablemente en las orillas del gran lago sobre el cual se ha formado aquella masa yesosa. Sus cadáveres fueron arrastrados por las corrientes de agua que entraban en el lago, y como debía haber ácido sulfúrico en los lugares en que se formaron los terrenos yesosos, se comprende que dicho ácido debió acelerar la disgregación de los esqueletos por su acción sobre los tejidos de las sustancias blandas. Los Paleoterios se presentan asociados con los Ano-ploterios, los Cmeropótamos, los Hienodones, y con las osamentas de los Cocodrilos y Tortugas; las dos últimas especies que hemos mencionado, aparecen también mezcladas con restos de Mastodontes, Rino-terios y Rinocerontes. Mas como esas especies difieren notablemente de las que se encuentran en las cercanías de París, parécenos que no debieron existir en la misma época que las primeras, y que podrían por lo tanto constituir por sí solas un subgénero.

Mr. de Cluistol propone (Comptes rendus de l'Ac. des se., sesión de 8 de marzo de 1847) hacer del Paleoterio aurelianense un género bajo el nombre de ílipparitherium, y colocarlo en la familia de los Solípedos.

En las inmortales Memorias sobre los Paquidermos perdidos de la cuenca de París, dice Mr. Roberto Owen en su Hhtoirc des Mammiferes el Oisseaux fossiles de la Grande-Bretagne, ha fundado el docto anatómico Cuvier la ciencia de la paleontología. Nos creemos exentos de añadir que estamos perfectamente de acuerdo con la opinión de Mr. Ovven.



Índice de páginas de Mamiferos.



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.