Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Cetaceos. Página 194. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.



lado dos aberturas oblicuas del calibre de una pluma de cisne, daban entrada á dos gruesas arterias, todo alrededor de la entrada del nervio óptico; otras veinte y seis aberturas mas ó menos grandes, estaban destinadas al mismo uso. Por delante la córnea transparente presentaba una forma ovalada, cuyo gran diámetro, dirigido también en el sentido longitudinal, tenia una pulgada y seis lincas, y el vertical diez líneas; de modo que estos diámetros eran, con los del globo del ojo, el primero como tres es á uno, y el segundo como uno á cinco. La córnea era poco convexa; en su inserción en la esclerótica presentaba un pequeño cordón blanquecino como de una línea de ancho; en su supeficie interna una membrana, ó mas bien una especie de baño negruzco bastante parecido á la coróides del Hombre; pero mas consistente, formaba un círculo de cerca de una pulgada de ancho. Raspando esta sustancia con la hoja de un escápelo, se desprendía fácilmente; por consecuencia, el mayor diámetro de la córnea, susceptible de dejar pasar los rayos luminosos, se reducía á seis líneas. El iris era negro en las dos caras, la pupila transversal como en los Rumiantes; la coroides plateada, y la retina rojiza: el cristalino tenia una forma redonda, pesaba ochenta y dos granos; su gran diámetro era de nueve líneas y su eje de siete. El mayor grueso nueve líneas y su eje de siete. El mayor grueso de la esclerótica era de una pulgada; solo tenia once líneas por arriba y por abajo; disminuía de tal modo en la parte anterior, que en su reunión con la córnea era á lo sumo de una linea. Así el volumen del ojo bastante considerable exteriormente solo contenía una cavidad, cuyo mayor diámetro, el longitudinal, solo tenia dos pulgadas y diez lineas, el vertical dos pulgadas, cinco líneas y media, y el eje una pulgada y nueve líneas y media, de modo que su relación con el mayor diámetro era como de siete á once.»

«Estas Ballenas eran bastante comunes hacia el cabo de Hornos en la época del viaje de Forster, porque este naturalista vio treinta juntas cierto dia cerca de su buque, que lanzando agua esparcían un olor infecto.»

«Después de un golpe de viento que esperimentámos en el estrecho de Lemaire, pasamos muy cerca de una ballena muerta que reconocimos era de la misma especie en los numerosos pliegues de su vientre.»

Son tan raros los hechos positivos sobre que se debe fundar el conocimiento exacto de los Cetáceos, que por el interés de la ciencia hemos creido deber dar testualmente el resultado de las observaciones de MM. Ouoy y Gaymard. No nos seria difícil crear una especie nueva forzando algún tanto las analogías y los puntos de desemejanza. Efectivamente, no es el Ballenóptero del Norte, pues que la quijada superior es mas larga que la inferior; tampoco seria el del Sur, pues que la aleta dorsal en lugar de estar colocada encima de las pectorales se halla mucho mas hacia atrás, porque su posición, se dice, que está por encima del aparato genital. Pero este primer carácter es rigurosamente exacto. Es muy fácil errar, cuando considerando éstos gigantescos Cetáceos se fian con frecuencia á la memoria caracteres que se cree tener la seguridad de haber observado. Nada añadiremos á los detalles que acabamos de referir, sino que una especie de Ballenóptero, ó acaso muchas, viven en el hemisferio Sur entre los 40 y 70 grados de latitud, y que estos animales que se han encontrado muchas veces, se distinguen fácilmente á primera vista por su aleta dorsal saliente, de modo que los balleneros bretones y los de los Estados-Unidos no les dan otro nombre que el de ftnn fisch.

Vamos á describir cuatro especies de Ballenópleros propios del océano Pacífico.

nada tenia que temer, persuadidos en efecto de que esta especie de Cetáceos jamás han hecho espontáneamente mal al Hombre.»

«Este Ballenóptero de hocico puntiagudo, estaba colocado sobre el lomo é inclinado hacia el lado derecho. Al otro dia de su muerte las quijadas estaban todavía cerradas; un dia después estaban entreabiertas por los esfuerzos de la vesícula, y agrandaron mas y mas la abertura de la boca, lo que dio facilidad para cortar las barbas con una hacha.»

«Los Buitres y todas las aves marinas levantaron luego su epidermis escesivamente delgada y picotearon su piel. El aceite que corría de todas sus heridas esparcido sobre la costa, á doscientos pasos en contorno, hacia las rocas muy resbaladizas; el capitán ballenero Horn, que llegó en aquella ocasión, sacó todavía algunas barricas.»

«En general, estos Cetáceos no son muy estimados á causa del poco grueso de su grasa y de la extrema vivacidad de sus movimientos, que hacen que no sea fácil apoderarse de ellos. He aquí los únicos detalles anatómicos que nuestra mala posición nos permito recoger sobre este Ballenóptero.»

«Su longitud medida desde la extremidad de la quijada inferior hasta la de la cola, era de cincuenta y tres pies y cuatro pulgadas: las quijadas tenian desde la extremidad á la comisura nueve pies y seis pulgadas: solo la superior un poco mas avanzada que la de abajo, llevaba barbas en cada lado de sus bordes. En su disposición forman como una V truncada por la punta, y representaban bien el sitio sobre que está puesto un navio cuando se va á botar al agua. La anchura y longitud de sus barbas, vistas por fuera de la cola, iban decreciendo á medida que se acercaban á la garganta: sus franjas se dirigían bacía fuera. Las mas largas tenian dos pies y seis pulgadas, y en la base nueve pulgadas de ancho.»

«La parte inferior del cuerpo, cerca de la cola, tenia la forma de quilla; el pene estaba al descubierto en toda su longitud, muy puntiagudo en extremidad, donde estaba colocado el meato urinario, tenía cinco pies, nueve pulgadas de largo y un pié de diámetro en su base. Al cortarlo, salió de él sangre y mucho aire.»

«Los pliegues longitudinales del vientre comenzaban en la extremidad de la mandíbula y se extendían hasta tres ó cuatro píes del ombligo; el mayor número se prolongaba por una línea continua, mientras que otros se bíurcan; los listoncillos que formaban poco salientes, anchos de pulgada y medía á dos pulgadas; eran negruzcos en medio, con un pequeño cordón mas claro sobre los bordes; los intersticios ofrecían un matiz rojizo.»

«La longitud de las aletas pectorales era de seis pies y trece pulgadas; la anchura de las de la cola era de trece pies. La dorsal situada al lado opuesto del miembro genital, no ha podido medirse; y hemos observado que se dirigía hacia atrás formando algo de media luna.»

«El ojo, muy poco manifiesto á lo exterior colocado en la comisura de las quijadas, era poco mas ó menos del tamaño de una bala de seis libras, y pesaba seis hectógramos, ó casi una libra y un quinto. El globo tenia una forma aplastada desde la parte anterior á la posterior; de modo que su gran diámetro estaba con poca diferencia en el sentido de la longitud del cuerpo del animal; este diámetro tenia cuatro pulgadas y seis líneas, el vertical cuatro pulgadas solamente, y el eje transversal dos pulgadas y nueve lineas. La esclerótica formaba exteriormente dos salidas en las extremidades del eje transversal en el lugar de inserción de los músculos rectos laterales. En la parte posterior, dejaba percibir una depresión considerable oval dirigida en el sentido del gran diámetro, y donde se hallaba, pero no en medio, un agujero del grueso de una pluma gruesa de escribir para el paso del nervio óptico; cada



Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.