Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Cetaceos. Pgina 190. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



190 LOS TRES REINOS DE LA NATURALEZA. ZOOLOGA.

ya achar en su extremidad, no pasa de medio metro en muchos individuos.

Los orilicios de los dos espirculos estn tan inmediatos , que parece que no forman mas que un solo agujero. Por delante de estos orificios, se ven tres lilas de protuveraneias pequeas y redondeadas.

La quijada inferior es un poco mas corta y estrecha que la superior. El ojo est situado por encima y muy cerca del ngulo que forma la reunin de los dos labios; el iris parece blanco blanquecino. Mas all del ojo hay un agujero casi imperceptible, que es el orificio del'conducto auditivo.

Las barbas son negras, y tan cortas que con frecuencia no tienen mas que un tercio de metro de largo. La lengua es grasienta esponjosa y algunas veces est erizada de asperezas y cubierta adems hacia su raiz de una piel Hoja que se dirige hacia las fauces, y parece que puede cerrar su abertura como una especie de oprculo.

Algunas veces el Jubartees enteramente blanco; no obstante por lo comn tiene la parte superior negra negruzca ; por debajo de la cabeza y de los brazos es muy blanco; por debajo del vientre y de la cola jaspeado de blanco y negro. La piel, que es muy lisa, cubre una capa de' grasa bastante delgada.

Pero lo mas notable es, que, desde la parte inferior de la garganta hasta el ano, la piel presenta largos pliegues longitudinales que por lo comn, se renen de dos en dos hacia sus extremidades, y que dan al Cetceo la facultad de dilalar este tegumento surcado con bastante profundidad, ti dorso d estos largos surcos est jaspeado de negro y blanco; pero los intervalos que los separan son de un hermoso color encarnado, que contrasta de un modo muy vivo y agradable la vista, con el negro dla extremidad de los bigotes y con el blanco brillante de la papada cuando el animal extiende su piel, pues entonces desaparecen los pliegues y los intervalos que median entre ellos, se presentan enteramente la vista. Se ha dicho que el Jubarte extiende esta piel, ordinariamente floja y arrugada , en los momentos en que apoderndose de los animales deque quiere alimentarse, abre una*? anchas fauces y traga gran cantidad de agua al mismo tiempo que sus victimas. Pero en el articulo del Ballenptcro de hocico puntiagudo , veremos qu rgano particular tienen los Cetceos, cuya piel del vientre, surcada en estos trminos puede prestarse una grande extensin.

Se ha observado que el Jubarte arrojaba el agua por sus tubos con menos violencia que los Cetceos de igual magnitud; no parece sin embargo que tiene menos fuerza ni agilidad lo menos relativamente su tamao. Vivo y atrevido, alegre y hasta revoltoso, gusta de jugar con las olas, impaciente por decirlo asi, de mudar de lugar, desaparece con frecuencia debajo de las aguas, v s'e sumerge en profundidades; tanto mayores cuanto que al zambullirse baja la cabeza y levanta la cola hasta el punto de precipitarse, en cierto modo, en situacin vertical. Si la mar est tranquila, ilota durmiendo sobre la superficie del Ocano; pero pronto se despierta, se anima, se entrega toda su viveza, ejecuta con pasmosa rapidez evoluciones variadas; nada sobre un costado, se echa sobre la espalda, se vuelve, sacude el agua con fuerza, da saltos, se lanza por encima de la superficie de mar, voltea, cae y desaparece como un relmpago.

La hembra tiene mucho cario su hijuelo, que no abandona sino cuando da luz un nuevo Cetceo. Se la ha visto esponerse dar en un bajo para impedirle que chocase contra las rocas. Naturalmente suave y casi familiar, se pone sin embargo furiosa si recela que pueda sobrevenirle algn dao; se arroja sobre la bincha que lo persigue, la vuelca y se lleva debajo de uno de sus brazos al hijuelo que tanto ama.

La mas pequea herida es suficiente algunas veces

I para matarle , porque se le gangrena fcilmente; pero entonces el Jubarte casi siempre va espirar muy le-

I jos del punto en que recibi el golpe mortal. Para darle una muerte mas pronta, se procurar herirle con la lanza detrs de la aleta pectoral: se ha observado que si el arma penetra bastante en trminos de atravesar el conducto intestinal, el Cetceo se sumerge velozmente debajo de las aguas.

El macho y la hembra de esta especie, parece que estn unidos por un afecto muy ardiente. Refiere Du-hamel que en 1723, se pescaron dosJularlesque bogaban juntos y que verosmilmente eran macho y hembra. El primero que fue herido lanz gritos dolorosos, se fue derecho la lancha, y de una'sacudida con la cola, magull y arroj Ires hombres al agua. Jams quisieron separarse, y cuando mataron al uno, el otro se extendi sobre l da mo gritos terribles y lastimeros.

Los que hayan leido la liistoria del Jubarte; no se sorprendern de que los islandeses no le pesquen casi nunca; porque le miran como el amigo del Hombre, y mezclando con sus ideas supersticiosas las inspiraciones del sentimiento yios resultados de la observacin, se han persuadido de que la divinidad le ha criado para defender sus frgiles embarcaciones contra los Cetceos feroces y peligrosos. Se complacen en referir que ruando sus barcos estn rodeados de aquellos anima-tes carniceros, el Jubarte se acerca ellos hasta poderlos tocar, se mete debajo de sus remos, pasa por debajo de la quilla de sus embarcaciones, y lejos da hacerles dao, procura alejar los Cetceos enemigos, y los acompaa hasta el momento en que la prximi-midad de la costa les pone cubierto de todo peligro.

El alimento ordinario de este Cetceo se compone del Salmn rtico, de otros muchos Peces y de algunos Cetceos.

EALLSNOPTERO LORCMAL.

Bala'tia msculus (Linn Bonn.); Balcennpteru rorcual (Laccp ); Balcrna loops (Cuv.); Sou/leur de los franceses; Capidolio de los italianos; S.'eypereydus y Styp-reydus de los islandeses: forqital de los noruegos y groenlandeses; Balcena Belloni (Aldrov.); Ballena rorquai (lonn); etc.

La habitacin ordinaria del Rorcual est mucho mas cercana las regiones templadas de Europa que la de otros muchos grandes Cetceos. Vive en la parte del occano Atlntico septentrional, que baa la Escocia , y por consiguiente mas ac de los 60 de latitud boreal; avanza adems hasta los 35, pues que entra por el estrecho de Gibraltar en el Mediterrneo. Apetece los Clupeos y particularmente los Arenques y las Sardinas, cuyas numerosas legiones sigue en sus diversos viajes, mostrndose muy frecuentemente con aquellos bancos inmensos de Clupeas, y desapareciendo tambin cuando ellos desaparecen.

Es negro negruzco por encima, y blanco por debajo. Su longitud puede extenderse a lo menos hasta veinte y seis metros, y su circunferencia once doce en la parte mas gruesa del cuerpo. Una hembra de que habla Ascagne, tenia veinte y dos metros de largo.

Un Ballenptero rorcual de veinte y seis metros de largo tenia las principales partes de su cuerpo de las dimensiones siguientes:

Largo de la quijada inferior cuatro metrosy medio; largo de la lengua, algo mas de cinco metros; ancho de la misma, cinco metros, distancia de la punta del hocico al ojo, cuatro metros y un tercio; largo de las aletas pectorales, tres metros y un tercio; anchura mayor de estas aletas, cinco sestas partes de metro: distancia de la base de la aleta pectoral al ngulo formado por la reunin de las dos quijadas un poco mas dedos metros, largo dla aleta del dorso, un metro, altura de esta aleta dos tercios de metro; distancia que sepa-



Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza. Tomo 2. Zoología. Cetaceos. Pgina 190. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.