Zoología. Cetaceos. Página 189. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Cetaceos. Página 189. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.


BALLENÓPTERO C liB-1.

Batanaphysahis (Linn. — Bonn.); Balana gibbar (Lacep.); Finn-fisch de los alemanes; Yinvisch dé los holandeses; Fin-fisch de los suecos y noruegos; Kei-der de Laponia; fíoshual y Tuequal también en Noruega; Hvnfubaks en Islandia, etc.

El Ballenóptero gibbar vive en el océano Glacial Ártico, especialmente cerca de la Groenlandia, en el océano del Norte y que se adelanta á lo menos hasta cerca de los 30°, pues que el Gibbar es acaso el Féteter de los antiguos de que habla Plinio en su libro IX y del que dice, que penetra en el Mediterráneo: además Martens lo ha visto efectivamente en el estrecho de Gibraltar en 1673. El autor de la Historia de las pesquerías de los holandeses, dice también, que el Gibbar penetra en el mar Mediterráneo; pero según parece, está en el grande Océano menos espantado por los navegantes y menos atormentado por los pescadores, boga por lo tanto hasta la zona tórrida. Se puede creer en electo, que se debe referir al Gibbar la Ballena Finbak, ó de aleta en el dorso, que vio en el capitán Cohvett, no solamente cerca de las costas de California, sino también cerca del golfo de Panamá, y por consiguiente del ecuador. Este, hecho, por otra parte, está muy conforme con lo que hemos dicho relativamente á la habitación de los Cetáceos muy grandes, cuando hemos tratado de la Ballena franca, y con lo que algunos autores han escrito de la permanencia del Gibbar en los mares que bañan las costas de la India.

£1 Ballenóptero gibbar puede igualar á la Ballena franca en longitud pero no en el grueso: su volumen y su masa son muy inferiores á los del mayor de los Cetáceos. Mr. Olafson, y Mr. Povelsar, primer médico de Islandia, dicen que este Ballenóptero tiene ochenta anas danesas, ó mas de cincuenta metros de largo; pero que la Ballena franca tiene mas de cien anas danesas de largo, ó mas de sesenta y tres metros.

Por debajo de la cabeza es de color blanco brillante; su pecho así como su vientre: el resto de su superficie es pardo muy brillante, á causa de lo terso y lustroso de su piel. Él conjunto de la cabeza representa una especie de cono, cuya longitud iguala al tercio de la total del Cetáceo. Lanuca se distingue por una depresión mucho menos notable que en la Ballena franca; la lengua no tiene grande extensión, el ojo está situado muy cerca del ángulo que forma la reunión de las dos quijadas. Las aletas pectorales son ovales y están situadas muy cerca del ojo, siendo algunas veces tan largas como la octava ó novena parte de todo el animal.

Las barbas son á menudo tan cortas como anchas: las crines en que terminan son largas, y como torcidas las unas alrededor de las otras. Se dijo con razón

gue, estas barbas son azuladas; pero debiera de traerse añadido, con el autor de la Historia de las pesquerías de los holandeses, que su color cambia con la edad, y que se vuelven pardas con festones amarillos, en los viejes.

Hacia la extremidad posterior de la espalda, se eleva la aleta que se ve en todos los Ballenópteros, y que acerca de la naturaleza de los Cetáceos á la de los Peces, en cuyo medio viven. Debe observarse con particularidad esta aleta en el Gibbar; porque es triangular, está encorvada hacia atrás por la punta, y con leve diferencia su altura es como una décima quinta parte de la total del Cetáceo.

El Gibbar se alimenta de Peces bastante grandes, sobre todo, con aquellos que viven en manadas muy numerosas. Prefiere los Gados, los Escombros, los Salmones, los Clupeas, y particularmente las Caballas, los Salmones, los Árticos y los Arenques cuando los alcanza, los agita y perturba; y se los engulle tanto mas fácilmente, cuanto que es mas ágil, delgado y suelto que la Ballena franca, y por lo tanto nada con mas celeridad. Arroja por otra parte con mas violencia, y eleva á mayor altura el agua que despide por sus tubos, y que como cae de mayor elevación, se oye desde mas lejos.

Estos movimientos mas frecuentes, mas prontos y mas animados parece que influyen en sus afectos habituales, haciendo sus sensaciones mas variadas, numerosas y vivas. Parece que en esta especie, la hembra quiere mas á su hijo: le cuida con mas esmero; le sostiene mas constantemente con sus brazos, y por decirlo así, lo protege con mayor solicitud y le defiende con mas valor contra sus enemigos y contra las olas.

Estas diferencias en las formas, en los atributos, en el alimento, muestran la causa de que el Gibbar no aparezca siempre en los mismos parajes, y en las mismas épocas que la Ballena franca. Tambien pueden dar motivo para sospechar porque la grasa de este Cetáceo es mucho menos gruesa y tiene menos cantidad de aceite. Esta pequeña cantidad de sustancia aceitosa es la causa de que los pescadores no se empeñen mucho en coger el Gibbar. Su muy grande viveza hace también esto muy difícil. Es además mas peligroso el atacarle, que combatir con la Ballena franca porque se irrita mas, y los golpes que sacude entonces con sus aletas y su cola son terribles. Antes de que los vascos, temiendo la masa del mayor de los Cetáceos se atreviesen á apurar á la Ballena franca, se dedicaban á la pesca del Gibbar; pero la experienoia les enseñó que era mas difícil de perseguir y mas peligroso el harponar á este Cetáceo que la primera de las Ballenas. Refiere Marteus que habiendo arrojado algunos marineros de una lancha pescadora su harpon á un Gibbar, huyendo el animal con una velocidad extremada, los sorprendió, los turbó y espantó hasta el punto que les impidió pensar en cortar la cuerda fatal que unia la lancha al harpon y los arrastró debajo de un banco grande de témpanos amontonados, donde perecieron.

Se dice que la carne del Gibar tiene el gusto de la del Esturión, y en algunos paises como en la Groenlandia, se hacen servir para muchos usos domésticos las aletas, la piel, los tendones y los huesos de estos Cetáceos.

Ballenóptero JUBARTE.

Batana boops (Lins—Bonn.); Botana Jubartes (Lacep). quizá el sulphrow boltom de las costas occidentales de la América del Norte; Kepokali en Gronlandia; Hafrit-reiduren Islandia; etc,

Aunque este Ballenóptero se halla principalmente en la Groenlandia y en Islandia, se le ha visto también en otros muchos mares de ambos hemisferios. Parece que pasa el invierno en alta mar y que no se acerca á las costas ni entra en las abras sino en el verano y el otoño.

Tiene ordinariamente diez y siete ó diez y ocho metros de longitud. En un individuo joven de esta especie, descrito por Sibbald, y que tenia quince metros y un tercio de longitud, la circunferencia cerca de las aletas braquiales era de siete metros; el ancho de la quijada inferior, hacia la mitad de su longitud, de metro y medio; la abertura de las fauces de tres metros y dos tercios; la lengua, de unos dos metros; la distancia de la punta del hocico á los orificios de los tubos de mas de dos metros; el largo dé las aletas pectorales de un metro y dos tercios y su anchura de medio metro; la distancia de la aleta de la espalda á la caudal, de tres metros; la distancia del ano á la extremidad de la aleta de la cola, de cerca de cinco metros; y el largo del pene de dos tercios de metro.

El cuerpo que es muy grueso hacia las aletas pectorales se estrecha después, y adquiere la forma de un cono muy prolongado que continua hasta la cola, cu-



Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.