Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Cetaceos. Página 159. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



Observamos además, reeordando y reuniendo en nuestro pensamiento todas las propiedades que el análisis ha descubierto en el blanco del Cachalote, que esta materia participa de las cualidades inherentes á las sustancias animales y vejetales. Este es un ejemplo mas de los vínculos secretos que unen á todos los cuerpos organizados, los que jamás se han ocultado á los entendimientos reflexivos.

Justos, pues, son los motivos que tenemos para desechar las erróneas denominaciones de blanco de ballena, sustancia medular de cetáceo, sustancia cervical, sperma ceti (esperma de cetáceo), etc., y para adoptar el nombre de adipocira, propuesto por Four-croy, el cual da á conocer que, aunque la esperma es diferente de la grasa y de la cera, guarda sin embargo un intermedio entre ambas sustancias, una de las cuales es animal, y la otra vejetal.

Al adoptar la denominación que debemos á Four-croy, mudaremos aquella de que se ha hecho uso para designar el conducto longitudinal que acompaña á la médula espinal del Macrocéfalo, y que termina en la gran cavidad de la cabeza del Cachalote. En vez de la falsa espresion de vena espermática, emplearemos la de conducto adipociroso.

Se han ponderado mucho las virtudes de esta adipocira para la curación de muchos males internos y externos. Mr. Chappuis de Ronarnenez,, escribió al profesor Bonnaterre: «El blanco, etc., es un ungüento eficaz para las llagas recientes; muchos trabajadores ocupados en despedazar los Cachalotes encallados en la bahía de Audierne han esperimentado su eficacia, á pesar de ser profundas sus heridas.»

Pero demos aquí á conocer las palabras de Fourcroy: ((El uso medicinal, dice , de esta sustancia (la adipocira) no merece los elogios que se hacian de ella en otro tiempo, pues se pretendió que curaba las afecciones catarrales, las úlceras de los pulmones, y de los ríñones, las peripneumonias, etc., y con mayor razón es ridiculo contarle entre los vulnerarios, los balsámicos, los detersicos, los consolidantes; virtudes que por otra parte son también quimérico producto de la imaginación. Mr. Thouvenel ha examinado cuidadosamente sus efectos en los catarros, los reumas, los reumatismos gotosos, las toses catarrales para que tanto se le ha poderado, y nada ha visto que pueda autorizar la opinión ventajosa que de ella se había concebido. Tampoco le ha visto mas útil en los cólicos nefríticos, ni observó aquellos favorables efectos que se le atribuían en las parturientes. Sin embargo , le observó sobre sí mismo tomando este medicamento al fin de dos violentos constipados en una dosis casi décupla de la que se acostumbra á prescribir: tuvo constantemente una aceleración de pulso y un sudor sensible. Y debe observarse que como estaba encama, esta sola circunstancia, unida á la repugnancia que inspira este medicamento, pudo influir en el efecto que indica. De modo que vanas personas á quien lo administró en crecida dosis tuvieron pesadez de estómago y vómitos, aunque puso particular cuidado de que la esperma de ballena (la adipocira) se disolviera en aceite con yema de huevo y jarabe, reduciéndola (le este modo á una especie de crema, jamás halló este cuerpo en los escrementos; lo que prueba que los absorven los vasos lácteos y que se hace de él una verdadera digestión.»

Añadiremos á todo lo que se acaba de decir con respecto á la adipocira que esta sustancia es tan distinta del cerebro, que si se perfora la parte superior de la cabeza del Macrocéfalo, y si llega hasta la esperma, el Cetáceo no da ordinariamente señal alguna de sensibilidad ; pero espira cuando se llega á la sustancia cerebral.

El Cachalote macrocéfalo produce también, según ya hemos dicho, una segunda sustancia buscada por el comercio, la cual es el ámbar gris. Es mucho mas

conocida que la adipocira, porque ha sido consagrada al lujo, adoptada por la sensualidad, celebrada por la moda, mientras que la adipocira solo ha sido tenida como útil.

El ámbar gris es un cuerpo opacoysólido cuya consistencia vana, según ha estado espuesto á un aire mas caliente ó mas frió. Sin embargo, comunmente es bastante duro para ser quebradizo. A la verdad no es susceptible de recibir un bello pulimento como el sucino ó ámbar amarillo; pero cuando se le frota , su aspereza desaparece, ysu superficie llega á ser tan lisa como la de un jabón muy compacto, ó la de la esteatita. Si se le raspa con un cuchillo, se adldere como la cera al corte de la hoja; y también conserva, como esta sustancia, la impresión de las uñas ó de los dientes. Un calor moderado le ablanda, le hace untuoso , le convierte en aceite espeso y negruzco, le hace humear y volatizarse poco á poco, sin residuo y sin producir carbón, pero deja en su lugar una mancha negra cuando se volatiliza sobre metal. Si este metal es candente, el ámbar se derrite, se inflama, se dilata , humea y se evapora con rapidez sin formar ningún residuo y sin dejar señal alguna de su combustión. Acercándole á una bugía encendida , se inflama el ámbar y se consume esparciendo una llama viva. Una aguja caldeada ó enrojecida le penetra , le derrite convertida en aceite negruzco, y parece cuando se saca como si se hubiese metido en cera derretida.

La humedad, ó al menos el agua del mar, puede reblandecer el ámbar gris como el calor. Efectivamente puede verse en el Diario de Física del mes de marzo de 1790 que Mr. Donadei, capitán del regimiento de Champagne, y observador muy instruido, babia hallado en la costa del océano Atlántico, en el fondo del golfo de Gascuña, un trozo de ámbar gris que pesaba como un hectógramo, y que blando y viscoso desde el principio adquirió luego solidez y dureza.

El ámbar de que nos tratamos es comunmente de color gris, así como su nombre lo indica y además está sembrado de manchas negruzcas, amarillentas ó blanquizcas. Se halla también algunas veces ámbar de un solo color, bien sea blanquizco, gris, amarillo, pardo ó negruzco.

Acaso debería creerse, según muchas observaciones, que sus matices varían como su consistencia.

Tiene gusto insípido, pero su olor es fuerte, fácil de reconocer, agradable á ciertas personas, desagradable, y hasta dañoso é insoportable para otras. Este olor se perfecciona, y por decirlo así, se purifica á medida que el ámbar gris envejece, se seca y endurece ; es mas penetrante, y sin embargo mas suave, cuando se frota ó se calienta el trozo que lo esparce ; y este olor se exalta por la mezcla del ámbar con otros cuerpos y así es como se podría esplicar el olor del álcali volátil que esparcía el ámbar gris hallado en la costa del golfo ele Gascuña por Mr. Donadei, que se disipó algún tiempo después de haberlo encontrado este físico.

Es tan ligero el ámbar gris, que flota no solo sobre el mar, sino también sobre el agua dulce.

Se presenta en forma de bolas irregulares: las unas están formadas de capas casi concéntricas de diversos gruesos, que se dividen á modo de escamas.

El mayor diámetro de estas bolas varía ordinariamente desde un dozavo hasta un tercio de metro, y su peso desde uno hasta quince kilogramos. Pero se han visto trozos de ámbar de un tamaño mucho mayor, pues en 1755 la compañía de las Indias de Francia espuso, con el despacho de mercancías orientales, una bola de ámbar que pesaba sesenta y dos kilogramos. Un pescador americano de Antigoa halló en el vientre de un cetáceo, á diez y seis miriámetros al Sudoeste de las islas de Vento, un trozo de ámbar que pesaba sesenta y cinco kilogramos, y que vendió en quinientas libras esterlinas. La compañía de las Indias orientales de Ho-



Índice de páginas de Mamiferos.



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.