Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoología. Cetaceos. Pgina 141. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



vejiguilla de la hil; el bazo tiene siete y disminuyen en tamao. Los rones, desprovistos de pelvis, estn divididos en muchos lbulos distintos; sin embargo, Mr. Baer piensa que los clices estn reunidos en un conducto ramificado. que no es mas que una pelvis de forma extraordinaria.

La lengua es blanda, ancha, aplastada y dentellada en las orillas ; la traquearteria se compone de anillos cartilaginosos enteros; la laringe se abre por una hendedura en el esfago; no hay ligamento de la glotis; la epigtotis es rudimentaria.

El oido interno dei Marsuino, es , segn Mr. Cuvier , igual al de los otros Cetceos, abierto en un hueso particular, que no forma parte del crneo como en los Mamferos, pero que no se adhiere l mas que por ligamentos. La trompa de Eustaquio se abre bastante alto en la nariz: sin duda es por all por donde oye el animal lo que suena en el aire. Con ella comunican las cavidades que atribuimos la residencia del olfato; de manera que se podra decir hasta cierto punto que el Marsuino oye por la nariz y huele por la oreja.

El cerebro es ancbo, convexo, formado -de numerosas y profundas circunvoluciones, y cubre el cerebelo hacia atrs. Esta disposicin del organismo no se halla mas que en el Hombre y en los Monos.

En estos ltimos tiempos se han publicado muchos trabajos sobre la estructura interna del Cetceo de que tratamos; los mas confirman destruyen las opiniones admitidas hasta ahora. Los conocemos muy poco para qne tratemos de presentar ni aun el anlisis, y aunque importantes por otra parte, nos llevaran mas all del punto que nos hemos propuesto.

Los Marsuinos se encuentran en todos los mares de Europa, lo mismo en el Ocano atlntico que en el Mediterrneo. Se renen en numerosas manadas, cuyos individuos nadan lo mas comunmente en filas unos detrs de otros, no sacando jams la superficie del agua mas que la parte superior de su cuerpo, de modo que parece que hacen un movimiento de rotacin completo sobre s mismos. Parece que no abandonan las costas, y nunca se han visto en alta mar; suben losrios arriba cuando estn encarnizados persiguiendo al pescado; pero en general no pasan de la hnea en donde acaba la mezcla de las aguas saladas con las dulces.

Cuando no est agitada la superficie del mar, y estn hartos los Marsuinos, se les ve lanzarse fuera del agua, dar rpidos saltos y escitarse recprocamente en sus juegos. Esto sucede mas particularmente en los hermosos dias de verano. en el momento en que los machos quieren peseer las hembras; entonces tambin al disputar el goce de ellas, se pelean con encarnizamiento , y su pasin brutal los ciega basta el extremo de no hacer caso de peligro de ninguna clase ; nada es capaz de contener la fogosidad d^ sus deseos impetuosos. Adese aun, que en estas circunstancias, se trastornan de tal manera sus sentidos alterados por el amor que los enajena, que chocan contra los buques van arrojarse sobre las costas. La hembra no pare mas que un hijuelo, al que cuida con el mayor esmero , rgilando durante un ao con la mas tierna solicitud el desarrollo de sus fuerzas.

Emigra el Marsuino? todo contribuye creerlo ast Los islandeses, que han disfrazado su imprevisin creyendo que era ciego, pescan considerable cantidad de ellos en el mes de junio. Anderson ha llegado hasta decir que si los islandeses cogian tan gran nmero de ellos, consista en que este animal, por aquel tic-Tipo, se quedaba ciego por la formacin de una pequea membrana que le cubra el globo del ojo. En el verano segn Othon Fabricius es sumamente comn en las cosas de Groenlandia; y solamente en invierno y en los primeros meses de la primavera, es cuando se le encuentra con abundancia en la costas de Francia'

de arruga! transversales casi semejantes unas vlvulas. Su matriz est dividida muy cerca del orificio.

La gestacin de la hembra del Marsuino dura seis meses, segn el testimonio de Anderson.

El esqueleto del Marsuino ofrece igualmente en la disposicin de las piezas seas, caracteres precisos y distintos. Es, segn ya hemos visto, el que entre todos los Delfines tiene el hocico mas corto y mas ancho: y aunque su pequenez y la forma de los dientes le especifican claramente, debe agregarse el saliente que presentan los intermaxilares delante de las ventanillas de la nariz, y que un ancho surco separa por encima de la rbita; adems, otro saliente en forma de pirmide truncada, que viene formar el occipital por encima de las ventanas de la nariz, que son un poco cncavas y mas anchas que altas : por delante de ellas, y sobre el borde del saliente de los intermaxilares, se deja ver una pequea parte angulosa de los maxilares. Los intermaxilares no suben del borde externo de las ventanas de la nariz de las fosas nasales. La escotadura que separa el lbulo anterior de la rbita y el hocico, no es profunda. La falta de simetra que presentan las cabezas seas de los Cetceos es mucho menos sensible en el Marsuino; las vrtebras cervicales son delgadas y soldadas; se cuentan trece pares de costillas, siete de las cuales se articulan con los cuerpos de las vrtebras : tiene siete vrtebras cervicales, catorce dorsales y cuarenta y cinco lombares, sacras y caudales; las ultimas son pepueas, y en parte incrustadas en la aleta de la cola. El esternn est soldado desde luego; el primer hueso tiene un agujero ancho y no es anguloso en sus orillas.

El aparato digestivo se compone de cuatro estmagos ; Hunter ha contado hasta siete: el primero es el mas voluminoso; se parece una amplia bolsa oval y se une al segundo por un ensanchamiento que terminan dos porcioues estrechas que frecuentemente le han hecho contar por una verdadera bolsa gstrica; el segundo estmago es redondo; el tercero tiene la forma de un tubo encorvado; el cuarto es completamente globuloso. Una membrana mucosa y gruesa fruncida con muchos plieges reviste las paredes del primer estmago. El piloro mismo est cubierto de arrugas tan fuertes y salientes que ningn cuerpo voluminoso puede atravesarle. Los pliegues del segundo estmago estn entrecruzados en varios sentidos : sus paredes estn formadas de una especie de pulpa bastante homognea; y la mucosa que las tapiza es fina y lisa. El tercero es* meramente membranoso: la mucosa est cubierta de una infinidad de poros muy pequeos. Finalmente, el cuarto se parece mucho al primero.

to todos los autores admiten estos cuatro estmagos indicados y descritos por Cuvier: Mr. Baer, entre otros, que se ha ocupado mucho en la anatoma del Marsuino, piensa que el depsito principal de la nutricin no se compone mas que de tres cavidades digestivas, y que el cuarto estmago de Mr. Cuvier no es mas que el duodeno dilatado, fcil de conocer por la insercin del conducto coldoco, y por la distribucin de los basos : Mr. Arthur Jacob es de esta opinion.

Estos numerosos estmagos sirven para que las sustancias alimenticias pasen por diversas elavoraciones sucesivas; porque as como el buche es para los Pjaros el nico, del mismo modo las cuatro bolsas viscerales del Marsuino estn destinadas obrar inmediatamente sobre los cuerpos que los dientes no han triturado, y que se tragan y pasan de un golpe al primer estmago. El tubo digestivo va disminuyendo su dimetro hasta el ano, hasta el punto de reducir el recto uta estrechez extraordinaria, y nada hay que d idea de los grandes intestinos y de los ciegos; su largo total iguala, segn se dice, once veces el del animal entero.

El hgado no tiene mu que dos lbulos, y ninguna



 

Índice de páginas de Mamiferos.  

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.