Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 2

Zoología. Cetaceos. Página 127. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Aragón

Buffon Los tres Reinos de la Naturaleza Tomo 2


prolongaciones sumamente estrechas, cortas y obtusas.

Los espiráculos. cuya forma, válvula interior y verdadera posición, parece que Rondelet conocía ya, se re-unen en una sola abertura, situada casi sobre los ojos, la cual tiene la forma de una media luna, cuyas puntas están vueltas hacia el hocico. El ojo apenas está mas elevado que la comisura de los labios, de la cual solo dista un pequeño intervalo; la forma de la pupila se parece un poco á la del corazón, y si se examina lo interior del órgano de la vista, es sorprendente el brillo que esparce el fondo de la membrana, á que se ha dado el nombre de coroidea. Este fondo ;stá revestido de una especie de capa de un color amarillo dorado, como en el Oso, el Gato y el León. Acaso debiera notarse que este color particular que dora la coroidea, se halla también en el Dellin, cuyo ojo, colocado comunmente debajo de la superficie del mar, solo recibe la luz á través del velo formado por una capa de agua salada mas ó menos turbia, y mas ó menos densa; lo mismo que en los Cuadrúpedos, cuyo órgano de la vista extraordinariamente delicado, se abre sino muy poco cuando están expuestos á rayos de luz muy numerosos ó intensos.

El conducto auditivo, cartilaginoso, tortuoso y delgado, termina al exterior por un orificio notablemente angosto.

La porción petrosa suspendida ó pendiente por ligamentos como en otros Cetáceos, debajo de una bóveda formada en gran parte por una prolongación del hueso occipital, contiene un tímpano, cuya forma es la de un estenso embudo, un martillo sin mango, pero ron una apófisis anterior larga y arqueada: un estribo, que en vez de dos ramas presenta un cono sólido , comprimido y horadado con un pequeño agujero ; un laberinto situado encima ele la caja del tímpano ; una hoja espiral para formar el caracol, á la cual una hendidura muy estrecha, guarnecida de una membrana, separa en toda su longitud en dos partes, de las que la mas próxima al eje, es tres veces mas ancha que la otra; uh pequeño conducto de perfil redondo y cuyas paredes son muy delgadas, que sigue la curvatura espiral de la lámina ósea adherida al eje del caracol; que aumenta de diámetro, á medida que el de las láminas disminuye, y romo este se halla otro análogo en los animales Rumiantes; | y en fin. el origen de dos anchos conductos impropiamente llamados acueductos, y que lo mismo que los conductos semejantes que se ven en los Mamíferos, hacen comunicar el laberinto de la oreja con lo interior del cráneo, con independencia de los conductos por donde pasan los nervios acústicos.

Después de haber examinado minuciosamente el aparato auditivo del Delfin, ¿quien podrá admirarse ya de la sutileza de su oido ? y como los animales deben complacerse mas en el ejercicio de sus sentidos, cuando sus órganos son mas propios para producir impresiones vivas y multiplicadas, el Delfin que se halla en este caso, debe complacerse y se complace realmente en oir diferentes cuerpos sonoros. Los tonos variados de los instrumentosde música no sonlosúnicosqueatraen su atención ; podría decirse que experimenta también cierto placer en percibir los sonidos regularmente periódicos de las bombas y de otras máquinas hidráulicas, aunque monótonos y muchas veces desagradables al oido delicado de los músicos inteligentes. No obstante , un ruido súbito y violento le suele aterrar. Aristóteles nos manifiesta que en su tiempo los pescadores de Delfines rodeaban con sus barcas una manada de estos Cetáceos, y producían repentinamente un gran ruido que se hacia mas insoportable para el oido de estos animales por el intermedio del agua salada que lo trasmitía , y que es mucho mas densa que el aire, de modo que les inspiraba un terror tan grande, que se precipitaban hacia la costa y encallaban en la playa.

mera y tantos otros monstruos fantásticos que asustan á los niños, á los débiles y á los crédulos: el agradecimiento es el que le ba infundido una nueva vida, le ha embellecido, le ha hecho mas amable, le ha divinizado por sus beneficios: él muestra de este modo en toda su pureza y en todo su esplendor la influencia de aquel espíritu de los griegos, para quienes la naturaleza , por todas partes animada, era tan risueña; para quienes la tierra, los aires, el mar y los ríos, los montes cubiertos de selvas y los valles sembrados de flores, se poblaban de juegos voluptuosos, de placeres variados, de divinidades indulgentes y benéficas, de inspiración y de amor. El genio de Odin ó de Osian, no concibió esta graciosa alegoría en medio de las negras escarchas de las regiones del polo; y si el Delfin de la naturaleza pertenece á todos los climas, el de los poetas es esclusivo y propio de la Grecia.

Mas antes de trasladarnos sobre aquellas cortas, en otro tiempo afortunadas por su ilustración y por su gloria, y de recordar los caracteres del Delfin poético, consideremos de cerca el de los navegantes: la fábula tiene muy bellos y delicados atractivos; pero ningunos son superiores á los de la verdad.

Las formas generales del Delfin que describimos son mas agradables á la vista que las de casi todos los demás Cetáceos: sus proporciones están menos dis-iantes délas que consideramos como tipo de la belleza. Su cabeza, por ejemplo, tiene con las demás partes del Cetáceo relaciones de dimensión mucho mas análogas á las que nos han agradado en los animales que reputamos mas favorecidos por la naturaleza. Su conjunto viene á ser un compuesto de dos conos prolongados casi iguales, unidos por su base. La cabeza forma la extremidad del cono anterior, ningún surco la separa del cuerpo propiamente dicho, ni sirve para darla á conocer; pero termina en un hocico muy distinto del cráneo, muy prolongado, muy aplastado de arriba á bajo, redondeado en su contorno, de modo que presenta la imagen de una porción de óvalo, indicado en su origen por una especie de pliegue, y comparado por muchos autores á un enorme pico de ánsar ó de cisne, cuyo nombre le han dado.

Las dos mandíbulas componen este hocico, y como son casi tan avanzadas una como otra, es evidente que la abertura de la boca no está colocada por debajo de la cabeza, como en los Cachalotes. Esta abertura tiene por otra parte una longitud igual á la novena ó tal vez ¡ ala octava parte de la longitud total del Delfin. Se vé en cada quijada una fila de dientes un poco abultados, puntiagudos y colocados de modo , que cuando la boca se cierra, los de abajo entran en los intersticios que separan los de arriba , que los reciben en sus intervalos, y la boca se cierra con toda exactitud.

El número de los dientes es distinto según la edad ó elsexo. Algunos naturalistas solo han contado cuarenta y dos en la quijada de arriba y treinta y ocho en la de abajo. El profesor Bonnaterre halló cuarenta y siete en cada quijada de un individuo colocado en el gabinete de la escuela veterinaria de Alfort; y Klein dice que un Delfin observado por él tenia noventa y seis en la mandíbula superior y noventa y dos en la inferior.

La lengua del Delfin, un poco mas blanda que la de algunos otros Cetáceos, es carnosa, comestible, y según Rondelet, bastante grata al paladar. No presenta ninguna de aquellas papilas á que se ha dado el nombre de cónicas, que se hallan en la del Hombre y en la de casi todos los animales Mamíferos; pero esta sembrada, sobre todo hacia el exófago, de muy pequeñas eminencias', horadadas cada una con un agujerito. En su base hay cuatro hendiduras colocadas casi como lo están las glándulas de campanilla que se ven en la lengua del mayor número de los Mamíferos, asi como en la del Hombre. Su punta está recortada en forma de



Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Zoología, hombres, animales, mamíferos, Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Mamíferos. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.