Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 2

Zoología. Cetaceos. Página 122. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2.

Buffon Los tres Reinos de la Naturaleza Tomo 2



cola termina elegantemente enroscada ? Los poetas no abusan de su privilegio unciendo Delfines al carro de Citerea, ó colocando en sus espaldas á Melante y á sus seductoras compañeras, á aquellas imágenes tomadas de la mitología y que son fruto de una imaginación risueña y embellecida por las ilusiones; pero el naturalisla que examina á la naturaleza sin dejar ocioso el testimonio de sus sentidos, no escucha mas que la fria realidad, y los Delfines, esos seres tan llenos de inteligencia, esos seres que parecían los únicos en el universo sureptihles de conservar en su memoria el recuerdo de los beneficios recibidos, no son para él mas que unos Cetáceos groseros en sus formas y en sus apetitos, que no tienen mas que un instinto un poco superior á los animales grandes de su clase. Despojados así de los mentidos atributos con que sin fundamento los adornaban los poetas de la antigüedad, entonces, como ahora, poco celosos de pintar á la naturaleza tal cual es, quedarán los Delfines para el -filósofo que trata de investigarlo todo en la superficie del globo, desde el cedro hasta el hisopo, como un género, compuesto de seres numerosos y por la mayor parte desconocidos, pero dignos de un interés tanto mas vivo cuanto menos ocasión tiene el observador de estudiar sus costumbres. hábitos, y atributos físicos.

El género de los Delfines se compone de un gran número de especies, cuya mayor parte han sido descritas en estos últimos tiempos; pero el número de las que quedan por describrir es inmenso, y solo con lentitud vamos avanzando hacia el momento en que su estudio , desprendido de datos erróneos suministrados por los antiguos autores, debe marchar con paso firme y rápido. «Ya hemos tenido. dice Mr. Cuvier en su historia dé los huesos fósiles, muchas ocasiones de observar que sobre los animales grandes reinan precisamente mas errores y confusión á causa de que no es posible conocer y distinguir mas que las especies de cerca y comparar cuidadosamente las unas con las otras. Observación esencialmente aplicable á los Cetáceos. Ellos han llamado la atención de todo el mundo por la inmensidad de sus dimensiones, y su pesca ha dado margen hace siglos, á inauditos esfuerzos de actividad y valor; pero escepto cuando una feliz casualidad los ha llevado á una costa en que hubiese algún hombre instruido, casi nunca han sido descritos con exactitud, y menos aun estudiados en sus pormenores.

Millares de marinos han cogido y despedazado Ballenas que acaso ni aun han contemplado en su conjunto; y sin embargo, apoyados en sus vagas descripciones, atenidos á las grotescas figuras que han dibujado, han creido los naturalistas que podían componer la historia de estos anímales. La mayor parte de ellos no han podido hacer siquiera la crítica de sús compilaciones, por falta de hechos bastante acreditados para que sirvan de base á un raciocinio. Esta es precisamente la razón por la cual la historia es pobre, y llena de contradicciones y repeticiones.

Trataremos de proporcionar algunas bases que faltan , describiendo con exactitud los hechos que hemos visto, con los que han publicado observadores fidedignos; pero guardándonos bien de dar jamás bastante importancia á cierta clase de indicaciones para fundar especies, y menos todavía géneros y subgéneros, como lo han hecho otros mas atrevidos que nosotros lo seremos jamás.

Bien fácil nos seria ciertamente, aprovechándonos de los dibujos groseros hechos de memoria , y de descripciones confusas ó truncadas, acumulando sinónimos que no son mas que copias los unos de los otros, presentar estensas listas que nada tendrían de verdad, y que al menor soplo de crítica se destruirían por su base. Mas precisamente es la conducta contraria la que á nuestro parecer debe seguirse, si se quiere que la historia natural salga del caos en que se encuentra. No se puede menos, pues, de imitar la prudente reserva observada con tanto juicio por uno dé los escritores mas distinguidos. La marcha que él ha seguido es la única cierta , y este es también el único medio de sacar la ciencia del atolladero en que permanece atascada.

Aunque los Delfines son los mas pequeños de todos los verdaderos Cetáceos, no se debe creer, sin embargo , que su tamaño sea suficiente para caracterizarlos; porque si se conecen especies pequeñas hay también otras que tienen proporciones considerables y en general su tamaño varia mucho. Lo que particularmente las distingue es el tener mas ó menos dientes en las dos mandíbulas. En efecto, á los ojos del naturalista, todo Cetáceo que tiene la cabeza en proporción general con el cuerpo . y cada una de las quijadas poblada con una hilera de dientes, debe clasificarse en el género Delfín. Cuando no se conocía mas que un corto número de especies y sus caracteres estaban mal determinados , este género era suficiente para contenerlos á todos : pero en el dia que hay muchas de ellas descritas, y que su organización fundamental se halla mejor estudiada , deben resultar divisiones mas numerosas y la palabra Delfin no puede ya aplicarse con toda propiedad mas que á la familia entera. Esto es lo que habia presentido Mr. Cuvier en su Reino animal separando, como lo habia hecho ya Mr. de Lacepede. no solo los Delfinápteros, sino también aislando los Marsuinos de los Delfines propiamente dichos. Mr. de Blainville aumentó el número de estas divisiones genéricas, y creó los de los Delfinorincos.

El cuerpo de los Delfines es prolongado, mas grueso por el medio, adelgazado gradualmente hacia la cola : está cubierto por una epidermis muy lisa ; los espiráculos no tienen mas que una abertura en lo alto de la cabeza; las aletas pectorales son por lo común delgadas, agudas, y largas; las tetas son inguinales y ambas están colocadas en un repliegue de la piel cerca de los órganos de la generación. El pene de los machos tiene, según dicen, un hueso en su interior como muchos Mamíferos, y señaladamente los Perros; su cola horizontal es por lo común bilobulada y en forma de media luna.

Casi todas las particularidades anatómicas que hemos citado al principio de este orden con comunes á los Delfines, y por lo tanto no volveremos á tratar de ellas: tan solamente observaremos, con Mr. de Blainville que no se descubre la menor huella de pelos, propiamente tales, en la piel de estos Cetáceos; sino que fas fibrillas están reunidas por capas perpendiculares , y parece que son una modificación del pelo, y ocupan su lugar. Todos los órganos de los sentidos especiales han adquirido el mas alto grado de modificación acuática Los pulmones no tienen nada de notable, á no ser su tamaño y su falta de lóbulos. El sistema vascular venoso está extraordinariamente desarrollado, sobre todo debajo de la piel y en la base de la cabeza. Se encuentran también grandes senos que establecen numerosas comunicaciones entre todas las venas de aquella parte del cuerpo, y la gran cantidad de sangre que se halla en los conductos venosos, hace creer, dice Mr. de Blainville, que la causado la muerte de aquellos animales, cuando se les saca del agua, es una verdadera apoplegia cutánea. De este esceso de sangre venosa casi negra, que tal vez circula en el sistema arterial, proviene el color azulado y muy subido de los músculos, la grande abundancia de grasa subcutánea, y acaso alguna diferencia en el grado de calor. A la modificación profunda que han recibido estos animales acuáticos, debe atribuirse su unión vientre con vientre, aunque sobre el costado, y entrelazándose por las aletas pectorales, y el modo de lactación por el cual el feto, que nace ya capaz de nadar, está dispuesto en sentido inverso de la madre, de la cabeza á la co-



Índice de páginas de Mamiferos.



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Zoología, hombres, animales, mamíferos, Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Mamíferos. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.