Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 2

Zoología. Cetaceos. Página 116. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Aragón

Buffon Los tres Reinos de la Naturaleza Tomo 2


tico, es donde abundan mas estos Cetáceos. Guinilla dice que en un lago del Orinoco que por un accidente se secó de pronto, sin que los Lamantinos tuviesen tiempo para huir, murieron por ló menos tres mil. La utilidad de su carne ha escitado á los colonos establecidos en el Nuevo Mundo á hacerles la guerra, y muy pronto han aprendido los Lamantinos á huir de aquellos lugares funestos, para retirarse á las costas mas desiertas y á los rios menos frecuentados; asi es que en los sitios donde el Hombre habita han escaseado y se han hecho uraños.

Las costumbres del Lamantino de América son las mas particulares que hemos citado, hablando dé las especies en general. Los viajeros dicen que cuando uno de ellos se ve atacado, acuden á socorrerle los otros, y procuran protegerle en vez de huir. Se asegura, confundiéndole sin duda con el Estellero, que duerme en el agua con el vientre hacia arriba, lo cual supondría que sus tubos quedan por debajo de la superficie del mar. La unión de los sexos se verifica al anochecer, para lo cual la hembra se pone de espaldas y aprieta al macho con sus aletas. Sus sentidos están desarrollados con desigualdad, y generalmente se dice que su vista es mala, pero que en cambio el oido percibe el menor ruido. Las naciones que habitan las costas de América los cazan con lanchónes tripulados por hombres diestros en el manejo del arpón, y lo mas común es el atravesarlos con agudas lanzas.

Blainville ha considerado á los Lamantinos como representantes en su género de vida acuático de los Elefantes terrestres, apoyándose en el modo de formarse los dientes, en los pelos duros y córneos de los labios y en otras de las analogías de las diferentes piezas que componen el esqueleto. Si creyésemos á Herrén y particularmente á López de Gomara este animal se domesticaría con facilidad. Este último autor refiere que un Manati que se cogió muy joven fue transportado á Santo Domingo donde se le colocó en un pequeño estanque. Vivió muchos años y se hizo tan familiar como un Perro. Al nombre de Vafío acudía para tomar la comida de mano de su dueño: le gustaba mucho jugar con las personas que le acariciaban y las conocía y las trasportaba sobre las espaldas de una orilla á otra. Este último hecho pudiera muy bien ser una reminiscencia clásica de Gomara, porque recuerda exactamente la historia del Delfin del lago de Luerin, lo cual hace un poco sospechoso este hecho.

Como hemos dicho al hablar de los caracteres genéricos de los Lamantinos, cuando dejan el mar para subir por los rios se reúnen en gran número y marchan con cierto orden. Los machos mas viejos y fuertes se colocan á la cabeza; á estos siguen las hembras cuidando de sus hijos, y en el centro van los mas jóvenes: en este caso no deja de ser peligrosa su pesca pues se reúnen tantos á socorrer al herido que pueden sumergir fácilmente la canoa en donde van los pescadores.

LAMANTINO DE HOCICO ANCHO.

Manatos Latírostris (Harían).

Es una especie muy dudosa creada por el doctor americano Harían, de la cual no ha podido estudiar mas que algunos cráneos, que encontró en gran cantidad en las márgenes y embocaduras de los rios que riegan la Florida y desembocan á los 23 grados de latitud. Estos cráneos se diferenciaban de un modo notable de los que tienen otros Lamantinos de América y del Senegal, y lo indujeron á ere;"; iiominalmente una nueva especie , mientrasque observaciones directas diesen á conocerlas diferencias exteriores. Los individuos de esta especie solo tienen treinta y dos dientes.

Mr. Harían dice que los indios se dedican á la pesca de este Lamantino en el invierno ; que le per-

Lamantino DE AMÉRICA.

Manato* amerícanus (Dcsm.); Trichelus manatus. (Lin ); Manali del Orinoco (Humo, i; Vaca marina. Sirena, de algunos viajeros.

Esta especie se conuco hace mucho tiempo. Clusius j Aldrovando le llaman Manatiindorum;según Hernández, y bajo el nombre de Manatí ó Manatus , se halla descrito en las obras de Rondelet, de Gesner, de Laet, de Gouston, de Cbarlet, de Ray, de Dampier, de Sloane, de Klein, de Brisson y de Pennant. Los portugueses, cuyas escuadras se extendían por todos los mares en otro tiempo, hablan en sus mas antiguas relaciones del Lamantino de América bajo el nombre de Pece mujer ó pescado mujer, y los españoles de las márgenes del Orinoco bajo el de Pez buey. Su cuerpo forma un elipsoide alargado cuya parte anterior está formada por la cabeza, y la extremidad posterior después de una leve cintura, se aplasta para dar nacimiento á la cola que es oblonga, ovalada, ancha y como truncada, formando poco mas ó menos la cuarta parte de la longitud total del animal. La cabeza es cónica, sin depresión alguna en suunioncon el cuerpo; el hocico grueso y carnoso, y representa por la parte superior un semicírculo en el que se encuentran las ventanas de la nariz en forma de media luna y dirigidas hacia adelante. El labio superior es abultado y hendido en su parte media y esta guarnecido á los lados por dos hacecillos de cerdas tiesas, de un volumen bastante pronunciado. El inferior es mas corto y estrecho que el superior^ la boca es poco hendida. Los ojos son pequeños y están colocados á igual distancia de las ventanas de la nariz y de la comisura de los labios. Las orejas no consisten mas que en dos hendiduras estrechas abiertas en la piel. Los orificios de los órganos de la generación y defecación están separados por un tabique muy delgado. El cuerpo está cubierto por una piel gris ligeramente granulosa, y sobre la cual aparecen algunos pelos escasos, aunque algo mas inmediatos cerca del ángulo de la boca y debajo de las aletas. Las tetas poco desarrolladas en su estado ordinario, se abultan en la época de la fecundación, y segregan una leche untuosa y agradable al gusto.

De las cuatro especies que admitía Buffon, una sola debe subsistir, y es de la que estamos tratando. Su gran Manati de las Indias es evidentemente el Dugongo, su Lamantino del Kamtschatka es el Estellero; y el pequeño de las Antillas en nada se diferencia del de America. Mr. J. Cuvier, á fuerza de investigaciones repetidas, es el primer naturalista que ha aclarado de un modo satisfactorio las descripciones de estos animales, que sin embargo, no están tan completamente conocidos como fuera de desear.

El Lamantino de América llega con frecuencia á un tamaño de veinte pies y según se dice, su peso asciende á ocho mil libras. La grasa que cubre sus carnes es buena muy abundante y dulce, con la cualidad de conservarse por mucho tiempo sin ponerse rancia. Los jóvenes son muy buscados por su gusto delicado. No obstante, el alimento que los americanos sacan de las salazones de los Lamantinos, es poco estimado por los criollos, y solo sirve para los negros de las plantaciones. El hueso del Manati, ponderado sobremanera por ciertos espíritus supersticiosos, que le atribuían raras virtudes, es el hueso petroso que Ilota en medio del aparato auditivo, según se observa en todos los Cetáceos.

Este animal no vive en los profundos senos del mar; por lo común se mantiene en las playas de las Antillas, ó bien en los puertos abrigados de las costas de la América meridional, y particularmente del Brasil y de las dos Guyanas. En las embocaduras de los grandes rios de las Amazonas y del Orinoco, en medio de la mezcla de las aguas dulces con las salada» del Atlán-



Índice de páginas de Mamiferos.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Zoología, hombres, animales, mamíferos, Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Mamíferos. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.