Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 2

Zoología. Rumiantes. Página 81. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Aragón

Buffon Los tres Reinos de la Naturaleza Tomo 2



ANTÍLOPE.

Antílope cervicapra (Pall.—Desm.)

Es del tamaño de nuestros mayores Corzos; y aunque muy parecido á la Gacela, y al Kevel, difiere de ellos en muchos caracteres, por lo cual se le debe considerar como animal de otra especie. El Antílope tiene los lagrimales mayores que la Gacela : y sus astas, de cerca de diez y seis pulgadas de largo, casi se tocan en la base; en la punta distan una de otra diez y siete y diez ocho pulgadas, estando rodeadas de anillos y medios anillos de menos relieve que los de la Gacela y del Kevel; pero lo que caracteriza mas particularmente al Antílope, es la doble inflexión simétrica de sus astas, las cuales, si se juntasen, representarían bastante bien la figura de la lira de los antiguos. El Antílope tiene el pelo de color leonado en el lomo, y blanco en el vientre; pero estos dos colores no están separados en la parte inferior de los hijares con lista parda ó negra , como en la Gacela , el Kevel, etc.

La hembra pare solamente un hijo después de un preñado de nueve meses. El Antípole habita en la India, y los indios fabrican, con sus cuernos unidos por las bases, un arma ofensiva ypeligrosa.

SAIGA.

Antílope saiga (Pall.); Capra tartárica (Un.); Colt4S (Estrabon.)

En Hungría, en Polonia, en Tartaria, y en la Siberia meridional, hay una especie de Cabra montes, llamada por los rusos Seigak ó Saiga, la cual en la figura del cuerpo, y en el pelo, se semeja á la Cabra doméstíca ; pero en la forma de los cuernos, y en la falta de barba, se acerca mucho á las Gacelas, y parece que establece el tránsito entre estos dos géneros de anímales, pues los cuernos del Saiga, que son enteramente parecidos á los de la Gacela , tienen la misma forma, los anillos transversales, las estrias longitudinales, etc., y solo difieren de ellos en el coló , siendo los cuernos de todas las Gacelas negros y opacos , y por el contrario , los del Saiga blancos y transparentes. Este animal ha sido indicado por Gesnero, con el nombre de Colus y por Gmelin bajo el de Saiga.

En los hábitos naturales, el Saiga es mas parecido á las Gacelas que al Cabrón montes y la Gamuza, pues no prefiere las montañas, sino que habita como las Gacelas, en las colinas y en los llanos, y es como ellas muy saltador y velocísimo en la carrera, y su carne es también de mejor gusto que la del Cabrón montes ó la de las demás Cabras monteses 6 domésticas.

Mr. Pallas cree que el Saiga que se halla en Hungría, en Transilvania , en Valaquia y en Grecia, puede también existir en la isla de Candía; y juzga que se le debe tener por el Strepsiceros de Belon.

El Saiga, dice Gmelin, es un animal muy parecido al Corzo, con la diferencia de que sus cuernos en vez de ser ramosos, son rectos, y además permanentes, siendo los del Corzo anuales. No se conoce este animai sino en algunos parajes de Siberia; pues el que llaman Saiga en la provincia de Irkutzk, es la Cabra de almizcle. El Saiga es bastante común en ciertas regiones: la carne de este animal se come, pero es repugnante porque tiene, aun estando vivo, cantidad de gusanos, entre la piel y la epidermis. Estos gusanos de que está llena dicha piel, son blancos y gruesos, de cerca de tres cuartos de pulgada de largo, y delgados por am-

de ordinario tienen pinceles de pelo junto á los jarretes , y poros inguinales. La hembra carece de cuernos , y solo tiene dos tetas.

bas extremidades: los mismos gusanos tienen los Alces , los Renos y aun las ciervas; y estos mismos son los que tienen estas Cabras, diferenciándose únicamente en el grueso. Es de advertir que solo en la estación que sigue al tiempo de la brama, tienen los Ciervos, los Alces, y probablemente los Saigas, gusanos debajo de la piel.

Mr. Forster dice que el Saiga se encuentra desde la Moldavia y la Besarabia, hasta el rio Irtich, en Siberia : que gusta de los desiertos secos y llenos de agenjos, abrótanos y artemisas, que son su principal sustento: que corre con gran velocidad y tiene el olfato muy fino; pero que su vista no es perspicaz, porque tiene sobre los párpados cuatro cuernos pe-ueños esponjosos, que le sirven para defenderle del emasiado reflejo de la luz en aquellos terrenos, cuyo suelo es árido y blanco en verano, y está en invierno cubierto de nieve; y que tiene la nariz ancha, y el olfato tan esquisito, que huele al Hombre á mas de una legua de distancia, cuando este va de la parte de donde sopla el aire; por lo cual no se puede conseguir ni aun el acercarse á este animal sino por la parte opuesta al viento. Se ha observado que el Saiga parece reúne en sí cuanto es necesario para correr mucho , pues tiene la respiración mas fácil que cualquiera otro animal, siendo sus pulmones muy grandes, la tráquea muy ancha, y las ventanas de la nariz, como también sus cornetes, muy extensos, de suerte que el labio superior es mas largo que el inferior, y parece estar colgando; de lo que depende probablemente el modo con que este animal pace, que es caminando hacia atrás. Por lo común los Saigas andan en manadas, que aseguran suelen ser de 10,000 individuos ; pero los viajeros modernos no hacen mención de estos grandes rebaños; y lo mas cierto es, que los machos se reúnen para defender á sus hijos y sus hembras contra los insultos de las Zorras y los Lobos, y que lo ejecutan formando un círculo alrededor de ellas, y peleando vigorosamente contra estos animales carniceros. A costa de algún cuidado se consigue criar sus hijos y domesticarlos: su voz es semejante al balido de las Ovejas. Las hembras paren por la primavera, un hijo en cada parto, y rara vez dos. En invierno se come su carne, y se tiene por escelente; pero es despreciada en verano, por los gusanos que se crian debajo de la piel. Estos anímales están en celo en el otoño, y tienen entonces un olor fuerte de almizcle. Los cuernos del Saiga son transparentes y estimados para diferentes usos, con especialidad de los chinos, que los compran á precio bastante subido. Algunas veces se encuentran Saigas que tienen tres cuernos, y también otros con solo uno, lo cual se halla confirmado por testimonio de Mr. Pallas.

Los Saigas, dice un viajero, se reúnen en manadas hacia el otoño, y entran en calor á principios de invierno , después se dividen en pequeñas manadas y pasan á los paises mas meridionales; pero cuando se acerca la primavera vuelven al mismo país en que habitaban ordinariamente, en la costa del Norte cerca de los rios; este es el tiempo en que se reúnen en grandes sociedades sin distinción de sexos. Siempre hay un Saiga que vela cuando la manada se entrega al sueño y al reposo, el cual se releva por otro para que también duerma á su vez; corren con ligereza pero no largo tiempo , por lo cual tanto los Perros como los Lobos los cogen al instante , corriendo su vida gran peligro, pues la menor herida es mortal para estos animales. Su oído y su olfato son extremadamente perspicaces, mas no así la vista, porque distinguen los objetos con grande dificultad: las plantas aromáticas constituyen su principal alimento. El Saiga macho se conceptúa que tiene una constitución bastante vigorosa para poder cubrir veinte hembra sucesivamente.



 

Índice de páginas y de contenidos, Índice de ilustraciones.

 



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Zoología, hombres, animales, mamíferos, Publicado a mitad del siglo XIX. Zoología o Reino Animal. Mamíferos. Buffon Historia Natural los Tres Reinos de la Naturaleza

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.