Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoologa. Rumiantes. Pgina 73. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



toman muchas mas carnes que las otras, entrando tambin en calor antes que ellas. Algunos dicen que las ciervas tiene cuernos como el macho, lo cual no es absolutamente inverosmil. En los primeros meses el cervato nunca deja la madre, y aunque su incremento es bastante pronto, la sigue todo el verano. En invierno, las ciervas, los ciervos nuevos, los estaqueros, y los de diez candiles nuevos se juntan en manadas, tanto mas numerosas, cuanto es mas rgida la estacin. En la primavera se dividen : las ciervas se ocultan para parir, y en este tiempo casi no hay sino los estaqueros y los ciervos jvenes que anden juntos. En general son propensos vivir y andar reunidos, y solo el temor la necesidad los separa.

El Ciervo se halla en estado de engendrar los diez y ocho meses, pues se ve los que nacierou en la primavera del ao precedente cubrir las ciervas en el otoo; y debe presumirse que estos actos son prolificos, pues aunque pudiera hacerlo dudar el que estos Ciervos no han adquirido aun sino cerca de la mitad, las dos terceras partes de su incremento, que crecen y engordan hasta la edad de ocho aos, y que sus cuernos se van aumentando anualmente hasta la misma edad, es preciso no olvidar que el cervato que acaba de nacer, se fortifica en poco tiempo: que su incremento es pronto en el primer ao, y no se disminuye en el segundo; y que en l hay ya superabundancia de nutrimento, puesto que ha echado los mogotes, que es la seal mas cierta de la facultad do engendrar.

El Ciervo pasa su vida en alternativas de plenitud y de inanicin, de gordura y de flaqueza y en cierto modo de salud, y de enfermedad, sin que estas alternativas tan notables alteren su constitucin, pues su vida es tan larga como la de los dems animales que no estn sujetos estas vicisitudes. El Ciervo tarda cinco seis aos en crecer, y vive tambin siete veces cinco seis aos; esto es, treinta y cinco cuarenta aos: pues todo lo que se ha dicho sobre la vida larga de los Ciervos, carece de fundamento, siendo una preocupacin popular que reinaba en tiempo de Aristteles, y que este filsofo dice, con razn, que no le pareca verosmil, puesto que el tiempo de la gestacin y el del incremento del cervato, no dan ningn indicio de larga vida. Sin embargo de esta autoridad, que por si sola debiera haber bastado para destruir aquella preocupacin, se ha renovado en los siglos de ignorancia, por una fbula que se forj de un Ciervo cogido por Carlos VI en el bosque de Senlis, el cual tenia un collar en que estaba escrito Ccesar hoc me donaiit; y se quiso mas bien suponer mil aos de vida aquel animal, y atribuir la ddiva del collar un emperador romano , que convenir en que aquel Ciervo poda haber venido de Alemania , cuyos emperadores han tomado en todos tiempos el nombre de Csar.

Los cuernos de los Ciervos van siempre aumentando en grueso y en altura, desde el segundo hasta el octavo ao de su vida, mantenindose siempre hermosos, y casi siempre los mismos, durante el vigor de la edad; pero cuando llegan viejos, tambin sus cuernos declinan. Es raro que nuestros Ciervos tengan mas de 20 25 candiles puntas, aun cuando sus cuernos se hallen en el estado mas floreciente, y este nmero nada tiene de constante, pues suele acaecer que el mismo Ciervo que en un ano ha tenido cierto numero de puntas, al ao siguiente tiene mas menos, segn haya tenido mas menos alimento, y mas menos tranquilidad; y asi como el tamao de los cuernos del Ciervo depende de la abundancia esc;sezdel alimento, ii< tambin la caliihel de IpS misinos depende de la diferente calidad de. los alimentos, siendo, como la madera de los bosques, grandes, tiernos, y bastante ligeros en los paises hmedos y frtiles, y por el contrario pequeos , duros y pesados en los secos y estriles.

Lo mismo debe decirse del tamao y corpulencia de que estn revestidos, y como continan este ejercicio muchos dias consecutivos, se asegura que se tmen del color de la savia del rbol contra el cual les refriegan. Este hecho no merece ningn crdito, porque habiendo tenido Ciervos encerrados en parques donde no habia ningn rbol, y donde por consiguiente no podian estregarse contra ellos; sus cuernos estaban sin embargo , teidos como los de los otros.

Poco tiempo despus que los Ciervos han renovado y bruido sus cuernos, empiezan sentir las impresiones del amor : desde fines de agosto y principios de setiembre salen de los sotos, vuelven los bosques, y empiezan buscar las ciervas : braman con voz muy fuerte : el cuello y la garganta se les hinchan : andan inquietos y angustiados : atraviesan en medio del dia las campias y las llanuras : andan como furiosos, y corren de un pas otro hasta hallar sus hembrcs, las cuales tienen necesidad de perseguir, estrechar y sujetar, pues al principio, huyen del macho, y no le esperan hasta estar muy cansadas de su persecucin. Cuando dos Ciervos se encuentran cerca de una hembra, rien antes de obtener su posesin : si son de fuerza igual se amenazan, escarban la tierra, braman con voz terrible, y acometindose recprocamente rien todo trance, y se dan con los candiles golpes tan fuertes , que aveces se hieren mortalmente. El combate se termina por la muerte la fuga de uno de los dos, y entonces el vencedor no pierde un instante en gozar de su victoria y satisfacer sus deseos, menos que sobrevenga otro competidor, en cuyo caso va acometerle para hacerle huir como al primero. Los CierVos viejos son siempre los dueos, por mas fieros y atrevidos que los jvenes, los cuales no osan acercarse ellos ni la cierva, y tienen precisin de esperar que ellos la hayan dejado para poderla obtener, aunque algunas veces gozan de ella precipitadamente mientras rien los viejos, y luego huyen con prontitud. Las ciervas dan la preferencia los viejos, no por mas valerosos, sino porque son mucho mas ardientes que los jvenes: tambin son mas inconstantes y tienen su disposicin muchas ciervas un tiempo; pero cuando solo tienen una, no estn mucho tiempo en su compaa : la conservan algunos dias, luego se separan de ella y van buscar otra, con la cual estn menos tiempo; y as pasan sucesivamente de unas otras hasta hallarse totalmente extenuados.

Este furor amoroso dura solas tres semanas, en cuyo tiempo comen muy poco, y no duermen ni reposan: noche y dia andan en pi caminando, corriendo, combatiendo y gozando; y salen de esta fatiga tan flacos y extenuados, que necesitan tiempo para recobrarse y adquirir fuerzas. Con este objeto se retiran, por lo comn , las orillas de las selvas mas cultivadas, en que pueden hallar pasto abundante basta haberse restablecido. La brama en los Ciervos viejos, empieza el 1. de setiembre y finaliza hacia el 20: en los Ciervos de diez candiles y en los diez candiles nuevos, mediados de setiembre, y se acaba principios de octubre: en los enodios nuevos desde 20 de setiembre hasta 15 de octubre; y fines de este mismo mes solo quedan en celo los esta-queros, por ser los ltimos que entraron en l. Las ciervas mas jvenes son igualmente las ltimas que entran en celo, el cual termina enteramente principios de noviembre, en cuya poca los Ciervos son mas fciles cazar por la suma debilidad en que se encuentran. En los anos abundantes de bellota se restablecen en poco tiempo, por el buen alimento; y suele observarse, fines de octubre, un segundo celo que dura mucho menos que el primero.

Las ciervas que estn preadas ocho meses y algunos dias, ordinariamente no paren mas que un cervato, rara vez dos : tienen gran cuidado de ocultar su hijo de la persecucin de los Perros, dejndose dar caza ellas mismas, por alejarlos del cervatillo, lo cual ejecutado vuelven buscarle. No todas son fecundas, y hay algunas que nunca dan fruto : estas son mas corpulentas, y



 

Índice de páginas y de contenidos, Índice de ilustraciones.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.