Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoologa. Rumiantes. Pgina 64. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



la sed, y necesita desler aquellos, y macerarlos por medio de la rumiacin, hace subir su panza y hasta el esfago parte de esta agua, sin mas trabajo que una simple contraccin de los msculos.

Si se reflexiona sobre las deformidades, mas bien sobre la falta de conformidad de este animal con los dems, no podr dudarse que su naturaleza ha sido considerablemente alterada por la violencia de la esclavitud y la continuacin del trabajo. El Camellsesmas antiguo, mas completo y mas laboriosamente esclavo que ninguno de los dems animales domsticos : lo es mas antiguamente, porque habita en los climas en que los Hombres tuvieron cultura desde los tiempos mas remotos: lo es mas completamente, porque en las dems especies de animales domsticos, como las del Caballo, el Perro, el Buey, la Oveja, el Puerco etc., todava se hallan individuos en su estado de naturaleza, animales de estas mismas especies que son montaraces, y que el Hombre no ha subyugado mientras que el Camello no se halla en ninguna parte en su condicin primitiva de libertad independencia; y en fin; es mas laboriosamente esclavo que ningn otro, porque nunca se le ha mantenido ni para fausto como la mayor parte de los Caballos, ni para diversin como casi todos los Perros, ni para servicio de la mesa, como el Buey, el Puerco y el Carnero, y porque nunca han usado de l, sino como un animal de carga, al cual ni aun han tomado el trabajo de uncirle ni de hacerle tirar, mirando su cuerpo como un carruaje viviente ue se podia tener cargado continuamente pues cuan-o la necesidad urge, n se les quita la carga como queda dicho ni aun para dormir, lo cual hace que en todos ellos se vean las marcas de la esclavitud, y las seales del dolor. En la parte inferior del pecho y en todas las articulaciones de las piernas tienen un callo grueso y tan duro como el cuerno, debajo del cual se encuentra veces una gran cantidad de pus. El pecho y las piernas estn desfigurados por estos callos, lo mismo que el lomo por la corcova doble sencilla que le supera. Los callos se perpetan, igualmente que las jorobas, por la generacin; y siendo evidente que esta primera deformidad no proviene sino del hbito que se hace adquirir estos animales, obligndolos desde su tierna edad echarse sobre el estmago, dobladas las piernas debajo del cuerpo, y sufrir en esta situacin el peso de su mismo cuerpo, y el de la carga que les ponen, debe tambin presumirse que la corcova corcovas del lomo no tienen otro origen que la compresin de estos mismos pesos, que cargando desigualmente sobre ciertos parajes de l, habrn hecho elevar la carne hinchar la grasa y la piel, puesto que las jibas no son huesosas, sino que estn compuestas de una sustancia grasa y carnosa, casi de la misma consistencia que la ubre de la vaca. Resulta, pues, de lo dicho que los callos y las corcovas deben ser igualmente consideradas como deformidades producidas por la continuacin del trabajo y la opresin del cuerpo; y que si en un principio no fueron mas que accidentales individuales, despus se han hecho generales y permanentes en toda la especie. Tampoco falta razn para creer que el receptculo del agua, el cual no es mas que un apndice de la panza, ha sido producido por la extensin orzada de esta entraa, que el animal ha determinado cuando despus de haber sufrido la sed demasiado tiempo, ha bebido mayor porcin de agua de la que su estmago podia contener, prestndose poco poco esta superabundancia de lquido, del mismo modo que el estmago; en los Carneros se estiende y dilata, proporcionalmente la cantidad y cualidad de los alimentos.

Estas conjeturas sobre las deformidades del Camello se oonfirmarian destruiran plenamente, si se hallasen Camellos silvestres que se pudiesen comparar con los domsticos. Estos pobres animales tienen tanto valor como docilidad: a ta primera seal doblan las rodi-

robar en las naciones comarcanas oro y esclavos; y se vale de ellos para ejercer su piratera, de la cual goza aun mas que de su libertad , pues sus empresas son casi siempre felices, pesar de la desconfianza y de las fuerzas superiores de sus vecinos. Un rabe que se dedica ejercer en tierra la piratera, se babitua desde joven la fatiga de los viajes : se acostumbra no dormir y sufrir el hambre, la sed, y el calor; y al mismo tiempo ensea sus Camellos, los instruye y ejercita con este objeto. Pocos dias despus de afiar les dobla las piernas debajo del vientre, los obligar estar echados, y en esta situacin les carga un peso bastante fuerte, el cual les acostubra llevar, sin quitrsele sino para cargarles otro mayor. En lugar de dejarles pastar toda hora y beber siempre que tienen sed, empieza por reglar sus comidas, y poco poco los hace caminar distancias considerables, disminuyndoles tambin la cantidad del alimento. Cuando ya son algo fuertes, los ejercita en la carrera, escitndolos con el ejemplo de los Caballos, con lo cual consigue hacerlos tan ligeros como ellos y mas robustos; finalmente, cuando est seguro de la fuerza, ligereza y sobriedad de sus Camellos, los carga de cuanto es necesario para su propia subsistencia y para la de estos animales; marcha con ellos, llega inopinadamente los confines del desierto: detiene los primeros que encuentra, saquea las habitaciones, carga sus Camellos con el botin; y si es perseguido, y se ve obligado precipitar su retirada, monta en uno de los mas ligeros, conduce los dems, los hace caminar nocheydia, casi sin detenerse comer ni beber, y puede andar sin fatiga hasta trescientas leguas en ocho dias, sin que en este tiempo de movimiento y de fatiga, tenga necesidad de descargarles ni darles cada dia mas que una hora de descanso, y un pelotn de pasta: muchas veces corren de este modo nueve diez dias sin encontrar agua y sin beber, y cuando por casualidad se encuentra un charco alguna distancia del camino, el Camello percibe el agua de mas de media legua: la sed que le insta, le obliga apresurar el paso, y bebe de una sola vez por todo el tiempo pasado y para el venidero, pues veces sus viajes sou de muchas semanas, y su tiempo de abstinencia dura lo que aquel.

En Turqua, Persia, Arabia, Egipto, Berbera, etc. todo el transporte de mercancas se nace en Camellos, por ser esta la recua mas pronta y menos costosa. Los mercaderes y otros pasajeros, para evitar los insultos y las pirateras de los rabes, se unen en caravanas, las cuales suelen ser muy numerosas: cada Camello se le carga segn su fuerza; y ellos la conocen tambin, que cuando se les pone carga demasiado pesada, la rehusan, y permanecen echados hasta que se la aligeran. Los Camellos grandes cargan ordinariamente mil mil y doscientas libras; y los mas pequeos de 600 700 : en estos viajes de comercio no se les hace apresurar el paso; y como veces suelen ser de 700 800 leguas, se arregla su movimiento y sus jornadas : todas las noches se les quita la carga, y se les deja pastar libremente; y si estn en pas frondoso,

donde hay buenas praderas, comen en menos de una ora cuanto necesitan para mantenerse un dia entero, y para rumiar toda la noche; pero raras veces encuentran estos buenos pastos, y tampoco necesitan mantenimiento tan delicado; pues antes bien parece que prefieren las yerbas mas suaves el agenjo, el cardo, la ortiga, la retama, la acacia, y los dems vegetales espinosos.

La facilidad que tienen de estar sin beber mucho tiempo,no depende,segn hemosdicho, de hbito,sino que es mas bien efecto de su organizacin. En el Camello, adems de los cuatro estmagos que tienen ordinariamente los Rumiantes, hay una quinta belsa que le sirve de receptculo para conservar el agua en gran cantidad sin que puedacorromperse, ni mezclarse conlos demsalimentos; cuando se vemolestado de



 

Índice de páginas y de contenidos, Índice de ilustraciones.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.