Pasapues > Buffon. > Los Tres Reinos de la Naturaleza. > Tomo 2.

Zoologa. Paquidermos. Pgina 50. Los tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 2. Buffon.. Los Tres Reinos de la Naturaleza., Tomo 2..



 Los tres reinos de la Naturaleza

por su bondad: que de ellos han procedido inmediata mediatamente, por medio de los berberiscos, los Caballos mas escelentes de Europa, frica y Asia: que el clima de Arabia es quiz el verdadero clima de los Caballos, y el mejor de cuantos se conocen, pues en vez de cruzar all las razas con otras extranjeras, se tiene gran cuidado de conservarlas en toda su pureza; que si el clima no es por s mismo el mas conveniente para los Caballos, los rabes han hecho que lo sea por el singular cuidado que han tenido en todos tiempos de ennoblecer las razas, no juntando sino los individuos mas bien formados y de primera calidad; que por medio de esta atencin constante en muchos siglos, han podido perfeccionar la especie mas all de lo que hubiera hecho la naturaleza en el mejor clima. Tambin se puede inferir, que los climas calientes mas bien que los frios, y sobre todo los paises secos, son los que mas convienen la naturaleza de estos animales; que en general los Caballos pequeos son mejores que los grandes; que el cuidado les es tan necesario como el alimento; que con familiaridad y halagos se consigue mas con ellos que con la fuerza y los castigos; que los Caballos de los paises calientes tienen los huesos, los cascos y los msculos mas duros que los de los frios; que aunque el calor adapte mas que el fri estos animales, con todo, el calor excesivo no les conviene, y el fri rigoroso les daa y en fin, que su ndole depende casi enteramente del clima, del sustento, del cuidado y de la educacin.

En Persia, Arabia y otros muchos parajes del Oriente no se acostumbra castrar los Caballos, lo cual es tan general en Europa y en la China. Esta operacin les quita mucha fuerza, brio, liereza, etc., pero los hace mansos, tranquilos y dciles. Para ejecutarla se les ata de pies y manos con cuerdas, se les tiende de espaldas, se abren las bolsas con un escalpelo, se sacan los testculos, se cortan los vasos que van parar ellos y los ligamentos que los sostienen, y despus de haberlos estraido, se cura la herida, y se tiene cuidado de baar el Caballo dos veces al da por espacio de quince dias, de rociarle frecuentemente con agua fresca, y de alimentarle durante este tiempo con salvado desledo en mucha cantidad de agua, fin de refrescarle; teniendo presente que esta operacin se debe ejecutar en la primavera en el otoo, pues el demasiado calor fro son igualmente contrarios su buen xito. En cuanto la edad en que se debe practicar, hay diferentes usos: en ciertas provincias se castran los Caballos desde la edad de un ao ao y medio, esto es, al tiempo en que los testculos estn bien aparentes, pero la costumbre mas general y ma; bien fundada es no castrarlos basta los dos tres aos, porque castrndolos tarde, conservan algo mas de las cualidades anejas al sexo masculino. Minio dice que los dientes de leche no se le caen al Caballo quien se castra antes de haberlos mudado; pero esle hecho es incierto: tanto los Caballos castrados como los jvenes y enteros pierden igualmente los dientes de leche; y es muy probable que los antiguos aventurasen esta asercin fundados en la analoga de la cada de las astas de los ciervos, corzos, etc., los cuales efectivamente no se les caen cuando han sido castrados. Finalmente, un Caballo castrado carece de facultad para engendrar, pero puede tener cpula, y de ello hay muchos ejemplos.

Los Caballos, de cualquier pelo que sean, le mudan como cualquiera otro de los animales cubiertos de pelo, y esta muda la hacen una vez al ao, y ordinariamente en la primavera, aunque algunas veces en el otoo. Entonces estn mas dbiles que en lo restante del ao, y es necesario no fatigarlos, tener mas cuidado con ellos, y alimentarlos mejor. Tambin hay Caballos que mudan los cascos, y esto se verifica

particular.....lile en los que han sido i criados en paises hmedos y pantanosos, como en Holanda.

Los Caballos castrados y las yegua relinchan con menos frecuencia que los Caballos enteros, y tienen la voz menos llena y grave. En todos ellos se pueden distinguir cinco especies de relinchos diferentes relativos a diferentes pasiones: el relincho de alegra en el cual la voz permanece mucho liempo y sube tonos muy agudos, finalizando con ellos; y entonces el Caballo tira coces, pero suavemente y sin procurar ofender: el relincho de deseo, ya sea de amor de amistad, en el cual el Caballo no tira coces, y su voz resuena mucho tiempo, finalizando en sonidos mas graves: el relincho de clera, durante el cual el Caballo despide coces y hiere peligrosamente, es corto y agudo: el del temor, en el cual tambin tira coces, no es de mayor duracin que el de la clera, y entonces la voz del Caballo es grave, ronca, y parece salir ente-ranieiiie de la nariz; siendo est relincho bastante parecida al rugido del Len; v el del dolor, que puede reputarse mas bien por gemido, por un ronquido de opresin, que jiorun relincho, se ejecuta con voz grave, y sigue las alternativas de la respiracin. Finalmente, se ha observado que los Caballos que relinchan con mas frecuencia, por alegra, por deseo, son los mejores y mas generosos; que los Caballos enteros tienen tambin la voz mas fuerte que los castrados; que desde su nacimiento, el macho tiene la voz mas fuerte que la hembra; y que los dos aos dos y medio, esto es, en llegando ala edad de la pubertad, la voz de machos y hembras adquiere fuerza y gravedad, como se v en el Hombre y en la mayor parte de los dems animales. CuandoelCaballo siente estmulos de amor, de apetito de deseo , ensea los dientes y parece que se rie: tambin los muestra estando colrico, y cuando quiere morder: algunas veces saca la lengua para lamer, pero no con tanta frecuencia como el Buey, que lame mucho mas que el Caballo, sin embargo de hacer en l mucho menor impresin los halagos y caricias. Igualmente duran mucho mas tiempo en la reminiscencia del Caballo los malos tratamiento:*, y so disgusta con mas facilidad que el Buey, pues su natural ardiente, y brioso le hace sacrificar desde luego todas las fuerzas que posee , y cuando conoce que se exige de l mas de lo que cabo en su robustez, se indigna y no obedece al gnete, en vez de que el Buey, lento y perezoso por su naturaleza, hace mas de lo que debe, y no se fastidia tan fcilmente.

El Caballo duerme mucho menos que el Hombre: cuando est sano apenas permanece echado dos tres horas, al cabo de las cuales se levanta comer; y cuando ha tenido mucha fatiga se vuelve echar despus de haber comido; pero en todo apenas duerme mas de tres cuatro horas en las veinte y cuatro del da; y aun hay Caballos que nunca se echan, y que siempre duermen en pi, lo cual ejecutan igualmente veces los que se echan para dormir: habindose notado que los Caballos castrados duermen con mas lie-cuencia y mas tiempo que los enteros.

No todos los Cuadrpedos beben de un mismo modo, snemhargo deque todosigualtnente tienen precisin de bajar la cabeza al agua, que no pueden tomar de otro mudo; escepcion del Mono, el Maki y algunos oros que tienen manos, y que por consiguiente, pueden beber como el Hombre cuando les dan un vaso que pueden asir, pues le llevan la hoea, le inclinan, vierten eu ella el licor, y le tragan por el simple movimienlo de la deglucin; El Hombre bebe ordinariamente de esle modo, por ser en efecto el mas cmodo; pero tambin puedo beber de otros diferentes acercando los labios y estrechndolos para aspirar el agua, bien hundiendo en ella suficientemente la nariz y la boca para que la lengua est rodeada del agua y no necesite hacer mas movimiento que el preciso para la deglucin, tambin tomando bocados, por decirlo as, con los labios el lquido, finalmente,



 

Índice de páginas y de contenidos, Índice de ilustraciones.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.