Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza >

Mamiferos. Carniceros. Tercer Suborden: Carnvoros. Familia Digitgrados. Tribu de Perros. Gnero Perro. 294





las influencias fsicas. El temperamento, las facultades, y los hbitos del cuerpo varan notablemente, y hasta la forma misma no es constante, pues en un mismo pas un Perro es muy diferente, de otro, y la especie es en cierto modo enteramente diversa en los diversos climas. De esto nacen la confusin, la mezcla y la variedad de razas, tantas y tan multiplicadas, (que no pueden numerarse: d aqu las diferencias tan notables en el tamao, largura, longitud del hocico, forma de la cabeza, longitud y direccin de las orejas y de la cola, el color, la calidad, y la cantidad del pelo etc.: de suerte que nada hay constante en estos animales, y nada comn sino la organizacin interior, y la facultad de poder todos procrear entre s; y como los que mas se diferencian por los accidentes indicados, no dejan de producir individuos, que pueden perpetuarse, produciendo ellos mismos otros individuos, es evidente que todos los Perros, por mas diferencias y variedades que. haya en ellos, no forman sino una sola y nica especie.

Lo difcil de comprender en esta numerosa variedad de razas diferentes, es el carcter de la raza primitiva, de la raza originaria, de la raza madre de todas las dems: conocer los efectos producidos por la influencia del clima, del alimento etc.; y distinguirlos tambin de los otros efectos, por mejor decir, de los resultados que provienen de la mezcla de estas diferentes razas entre s, en el estado de libertad de domesticidad. En efecto, todas estas causas alteran, con el tiempo, las mas constantes formas; el sello de la naturaleza no se conserva puro en los objetos que el Hombre ha manejado mucho. Los animales que viven con bastante independencia para escoger por s mismos clima y alimentos, son los que conservan mejor este sello original; y puede creerse que en estas especies el primero y mas antiguo de todos se nos representa en el dia con bastante fidelidad en sus descendientes; pero los que el Hombre ha sujetado, los que ha trasportado de unos otros climas, aquellos en quienes ha mudado el alimento, las costumbres y el modo de vivir, han debido mudar tambin mas que todos los otros, en cuanto la forma; y efectivamente se halla mucha mayor variedad en las especies de los animales domsticos que en las de los silvestres. Siendo, pues, el Perro, entre todos los de este gnero, el que ha hecho mas ntima amistad con el Hombre: el que, viviendo como l, vive tambin mas irregularmente: el animal en quien la sensacin tiene bastante dominio para hacerle dcil, obediente y capaz de toda impresin, y aun de toda violencia, no es de admirar que, entre lodos los animales sea el que presente mas variedad en la figura, el tamao, el color y las dems cualidades. Algunas circunstancias contribuyen tambin esta alteracin: la vida del Perro es bastante corta: produce con frecuencia y bastante nmero; y estando continuamente la vista del Hombre, cuando por una casualidad, ordinaria en la naturaleza, se hayan notado en algunos individuos singularidades variedades aparentes, se habr procurado perpetuarlas, uniendo aquellos individuos extraos, como todava se hace actualmente, cuando se quiere tener nuevas razas de Perros y de otros animales. Adems, aunque todas las especies son igualmente antiguas, siendo el nmero de generaciones, desde la creacin, mucho mayor en las especies, cuyos individuos son de vida corta, tambin deben haberse hecho mas notables en ellos las variedades, las alteraciones y hasta la misma degeneracin, respecto que estos animales estn mas distantes de su tronco que los que viven mas tiempo. El Hombre est en el dia ocho veces mas cerca de Adn, que el Perro lo est del primer Perro, pues el Hombre vive 80 aos y el Perro, solos 10; y por consiguiente, si por alguna causa, cualquiera que fuese, estas dos especies se encaminasen igualmente degenerar, esta alteracin seria en la actualidad mucho mas notable en el Perro que en el Hombre. Los animales efmeros, aquellos cuya vida es tan corta que todos los aos se renuevan por la generacin, estn incomparablemente mas espuestos que los dems todo gnero de variedades y alteraciones, y lo mismo sucede con las plantas anuales, en comparacin de los dems vejetales, habiendo entre ellas algunas cuya naturaleza es, en cierto modo, artificial ficticia. El trigo, por ejemplo, es una planta que el Hombre ha alterado, de modo que en ninguna parte existe en su estado natural: bien se deja conocer que tiene alguna analoga con el joyo ballico, la grama y algunas otras yerbas de los prados; pero se ignora cul de estas yerbas se debe referir; y como se renueva todos los aos, y sirviendo de alimento al Hombre, es la planta que este ha cultivado mas, es tambin aquella cuya naturaleza se halla mas alterada. El Hombre, pues, puede, no solamente emplear en sus necesidades y en su uso todos los individuos del universo, sino tambin, con el tiempo, mudar, modificar y perfeccionar las especies, siendo este el mas noble derecho que puede ejercer en la naturaleza. Haber transformado una yerba estril en trigo, es una especie, de creacin de que, sin embargo no debe engrerse, pues solo costa del sudor de su frente y de labores reiteradas, puede sacar del seno de la tierra el pan, veces amargo, que le sirve de sustento.

Las especies mas cuidadas por el Hombre, as en los vejetales como en los animales, son por consiguiente las mas alteradas de todas; y como veces es la alteracin ha sido tanta que ha impedido conocer despus la forma primitiva, como sucede en el trigo, que ya no se parece la planta de que trae su origen, no seria imposible que, en la numerosa variedad de los Perros que vemos actualmente, no hubiese ni uno solo semejante al primer Perro, por mejor de decir, al primer animal de esta especie, acaso muy alterada desde la creacin, y cuyo tronco quiz fue muy diferente de las razas que subsisten en el dia, aunque originariamente todas procedan de l.

Sin embargo, la naturaleza recobra siempre sus derechos, cuando se la deja obrar en libertad. El trigo, sembrado en terreno inculto, degenera desde el primer ao: si se recogiese este grano degenerado para volverle sembrar en iguales trminos, el producto de esta segunda generacin se veria aun mas alterado, y al cabo de cierto nmero de aos y de reproducciones veria el Hombre volver parecer la planta originaria del trigo, y sabra el tiempo que necesita la naturaleza para rehabilitarse y destruir el producto de un arte que la violenta. Esta esperiencia pudiera hacerse fcilmente en el trigo y dems plantas que todos los aos se reproducen de s mismas y en el mismo sitio; pero casi no seria posible, ponerla en prctica con esperanza de algn xito en los animales que es necesario buscar, preparar y unir, y que son difciles de manejar, porque todos ellos, cual mas, cual menos, frustran nuestros designios, por sus movimientos y por la repugnancia veces invencible, que tienen lo que se opone sus costumbres su ndole. Por lo mismo, no podemos lisonjearnos de saber nunca por este medio, cul es la raza primitiva d los Perros, ni de los dems animales, que como l estn sujetos variedades permanentes; pero falla de estos conocimientos, de hechos que no podemos adquirir, y que serian necesarios para descubrir la verdad, podemos recoger indicios y sacar consecuencias probables.

Los Perros que fueron abandonados en los pramos de Amrica, y que viven monteses hace 150 200 aos, aunque oriundos de razas alteradas, pues

Pgina siguiente



 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

 

Abril que truena, anuncia cosecha buena.
Ni te fíes de hombre chico, ni te subas en borrico.
En abril, aguas mil.
Nada nos pertenece en propiedad más que nuestros propios sueños. Nietzche



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.