Pasapues Aragon ciencias tecnologia » El manuscrito Voynich y las borrajas

El manuscrito Voynich y las borrajas

Un último trabajo desde la historia y la lingüística parece acercarse definitivamente a descifrar el famoso Manuscrito Voynich, y no lo hace desde complicados códigos y secretos mensajes sino colocando en primer lugar donde y cuando se escribió el manuscrito para interpretarlo después, y la información histórica y cultural obtenida es mas interesante que los secretos esperados.

En el trabajo se empieza por reconocer que: «el manuscrito se escribió en un lenguaje extinto y hasta ahora no registrado, además de usar un sistema de escritura desconocido y sin signos de puntuación, lo que hace que el problema sea tres veces más difícil de resolver. Además, parte del texto del manuscrito usa expresiones y abreviaturas en latín estándar, y solo agrega una cuarta dimensión de dificultad.»

Una vez traducido el manuscrito empieza a descubrir que «Las traducciones revelan que el manuscrito es un compendio de información sobre remedios herbales, baños terapéuticos y lecturas astrológicas sobre asuntos de la mente femenina, del cuerpo, de la reproducción, de la crianza de los hijos y del corazón, de acuerdo con las creencias religiosas paganas católicas y romanas, del Mediterráneo europeo durante el período Medieval. Más específicamente, el manuscrito fue compilado por una monja dominica como una fuente de referencia para la corte real femenina a la que estaba afiliado su monasterio.»

Además para localizar y fechar la realización del documento hay información muy importante dentro del propio manuscrito:
«Dentro del manuscrito hay un mapa ilustrado desplegable que proporciona la información necesaria hasta la fecha y localiza el origen del manuscrito. Cuenta la aventurera y bastante inspiradora historia de una misión de rescate en barco para salvar a las víctimas de una erupción volcánica en el mar Tirreno que comenzó la tarde del 4 de febrero de 1444.»
«El manuscrito proviene del Castillo Aragonés, un castillo y ciudadela de la isla de Ischia, y fue compilado por María de Castilla, reina de Aragón (1401–58), quien dirigió la misión de rescate como regente durante la ausencia de su esposo, el rey Alfonso V de Aragón (1396–1458) que estaba ocupado en otras tareas, habiendo conquistado recientemente y luego tomó el control de Nápoles en febrero de 1443. Por cierto, María fue tía abuela de Catalina de Aragón (1485–1536), primera esposa del rey Enrique VIII (1491–1547) y madre de la reina María Tudor (1516–58).»

Castillo Aragonés en Ischia desde el Mar

Hay que tener en cuenta además que:
«La isla de Ischia es históricamente famosa por sus balnearios volcánicos calientes, que existen hasta el día de hoy. El manuscrito tiene muchas imágenes de mujeres desnudas bañándose en ellas, tanto recreativas como terapéuticamente. También hay imágenes de la reina María y su corte conduciendo negociaciones comerciales mientras se bañan. Claramente, el estilo de vida del spa era altamente considerado como una forma de limpieza física y comunión espiritual, así como un medio general de relajación y ocio. En muchos aspectos, hubiera sido preferible vivir en las cercanías de Nápoles, que era la ciudad más importante y cosmopolita del Mediterráneo en ese momento, pero aún así era potencialmente peligrosa para la esposa de un rey invasor. Por ejemplo, en 1448 los barones de Nápoles lanzaron una fallida rebelión contra Alfonso para reclamar su ciudad.»

Las pruebas de datación indican que:
«La vitela del manuscrito ha sido datada por la prueba de carbono sobre los años 1404–38, lo que indica que la vitela utilizado para el manuscrito ya tenía unos pocos años cuando se usó. También puede darse el caso de que parte del manuscrito se haya escrito e ilustrado antes de crear el mapa c. 1444-45. En ese período, el idioma de la vecina Nápoles ya estaba en camino de convertirse en italiano temprano, y el sistema de escritura era cursiva temprano. Por lo tanto, el sistema de lenguaje y escritura de Ischia estaba evidentemente localizado y era anacrónico debido al aislamiento sociocultural, político y religioso de la vida en la isla.»

El idioma que se hablaba en Ischia en aquel tiempo seria próximo al que se hablaba en Napoles:
«El manuscrito utiliza un idioma que surgió de una combinación de latín hablado, o latín vulgar, y otros idiomas en todo el Mediterráneo durante el período medieval temprano después del colapso del Imperio Romano y posteriormente evolucionó a las muchas lenguas románicas, incluido el italiano. Por ese motivo se le conoce como proto-romance (prototipo-romance). Durante mucho tiempo se había planteado la hipótesis de que era el vínculo lógico entre el latín hablado y las lenguas romances, pero nunca antes se había encontrado evidencia documentada. Por otro lado, el sistema de escritura del manuscrito era evidentemente exclusivo de Ischia, ya que no tiene suficiente similitud con la cursiva como para describirse como proto-cursiva. Los símbolos de vocales son similares pero los símbolos de consonantes son diferentes.»
Castillo Aragonés en Ischia

«La reina María y el rey Alfonso se criaron y educaron en Castilla, España, y habrían estado familiarizados con los distintos idiomas y sistemas de escritura de su tierra natal, de Ischia y de Nápoles, todos ellos relacionados lingüísticamente, pero también claramente distintos. También estaban bien versados en latín, ya que era el lenguaje escrito de la realeza en toda Europa. Como monarcas de la Corona de Aragón, su reino se extendió desde la península ibérica y el sur de Francia en el oeste, hasta la península italiana en el este, con muchas islas en el medio, incluidas las Baleares, Córcega, Cerdeña, los flegreos, los eolios y Sicilia.»

Por ejemplo, las formas como se escribe la «a» según aparece en la frase, se presenta como un descubrimiento, porque se daba por supuesto que todo el mundo escribía con las mismas formas de letras a lo largo de todo el mediterráneo.
El descubrimiento consiste en llegar a la conclusión de que es un documento escrito por una persona concreta, en un lugar concreto y en un periodo concreto; una monja, Ischia, mitad del siglo XV respectivamente.
Traslada a ese manuscrito las formas de cómo se hablaba y de cómo se escribía en esa sociedad, que lo hacen valiosísimo. Además, tiene una información cultural que aumenta aun más su valía como son las ilustraciones y las explicaciones de éstas donde se describe el tipo de vida y costumbres de una sociedad muy particular (Los baños, la medicina, la familia, etc.), la Corte de Aragón establecida en Ischia.

 

Y llegamos a las borrajas.

En el folio 19, izquierda, aparece una planta que el autor identifica como Borrajas. (Borago officinalis)
Según el autor «(la estrecha raíz dorada, su corteza tiene la potencia de matar el vientre doméstico / familiar). El aceite de borraja tiene una larga historia como un estimulante uterino tóxico para inducir el aborto espontáneo y el aborto, que se practica comúnmente para tratar los embarazos no deseados como una forma de control de la natalidad. Se utilizó el término «emenagogo», que significa fomentar la menstruación, como un eufemismo para un abortivo: es decir, una sustancia que causa el aborto.»
Borrajas con sus flores, hojas y tallos recubiertos de pelos
Aquí el autor del trabajo comete un error, porque la borraja no tiene una «estrecha raíz dorada», sino una recia raíz, y como todo el conoce la borraja, sabe que la característica mas destacada de ésta es estar cubierta de pelos muy molestos por todas partes, que la hacen muy áspera. Y lo del aceite que sale de las borrajas es una entelequia, ya que es una planta conocida por producir «agua de borrajas» lo opuesto a cualquier aceite.

Desde Dioscorides en el siglo I de nuestra era, la Borraja ha sido considera una de las plantas «cordiales», es decir, buena para el corazón, como dirían Laguna y Matthioli.
Siendo este manuscrito dirigido a la reina, María de Castilla, que está en la corte aragonesa, rodeada de aragoneses y catalanes, y tener que explicarle lo que es la borraja desde la única característica reseñable «su raíz estrecha y dorada que produce un determinado aceite», es un fallo cultural importante, similar al de los que anteriormente intentaron descifrar primero el manuscrito sin saber el idioma en que estaba escrito.

Si el autor del artículo, Gerard Cheshire, especializado en estudios romances en la Universidad de Bristol quiere saber como son realmente las borrajas, solo tiene que pasarse por cualquier mercado de Aragón donde se las enseñaran, y también hay muchos restaurantes donde podrá probarlas.

Hay una candidata mas plausible para ser la planta representada en esa ilustración: Vitex agnus-castus.
El agnus-castus es una planta medicinal muy conocida y extendida por el mediterráneo, reconocible por sus flores azules el uso de su corteza y la utilización de sus aceites esenciales en las enfermedades de las mujeres especialmente en el síndrome premenstrual.



Deja un comentario