La Romareda hace aguas

Volvía de trabajar y me he encontrado con este panorama:

Reventón frente a la Romareda.

La verdad es un desperdicio de agua, con todas las aceras y las calles llenas de agua, y los peatones saliendo a saltos del autobús, con la base de la parada cubierta de agua, pero tras llevar mes y medio con casi 40 ºC todos los días un poco de frescor parecía un merecido mana del cielo.

Reventón frente a la Romareda.

No son nada raros los reventones estos días en la ciudad. En cualquier otra época del año se producen espontáneamente por la obsolescencia de tuberías y canalizaciones, este efecto se amplia con las continuas obras y los grandes cambios de presión de estos días, donde personas y negocios desaparecen intermitentemente de la ciudad.

Reventón frente a la Romareda.

Si a esto añadimos que tal y como van las cosas con un equipo que “hace aguas”, que no ilusiona nada ni aporta nada, donde además no se sabe quién exige un nuevo campo de fútbol pero no pone un euro, para que lo paguemos todos los ciudadanos como si fuera otro desgraciado azud, otra obra inútil donde enterrar los impuestos de los ciudadanos. que no llegan para colegios y guarderías mucho mas baratas.

Reventón frente a la Romareda.

Menos mal que por lo menos funcionaron los servicios de atención a los ciudadanos como la Policía Local, que estaban minimizando el zancocho organizado a cuenta del reventón.

Reventón frente a la Romareda.



Deja un comentario