Aragón > Historia > Corona de Aragn




La Edad Media en la Corona de Aragon Historia de Aragón.

Andrs Gimnez Soler

Corona de Aragn por Andrs Gimnez Soler
Corona de Aragn por Andrs Gimnez Soler

Autor: Andrs Gimnez Soler
Editorial Labor, S.A.
Coleccin Labor
Biblioteca de Iniciacin Cultural
Madrid. 1930

Introduccin

El pas

La serie de cumbres que en forma de macizos, altiplanicies o simples lomas corre desde Pea Labra a la Punta de Tarifa, dividiendo la Pennsula en dos vertientes y echando las aguas de la una al Mediterraneo y las de la otra al Atlantico, es el rasgo que caracteriza la geografa peninsular. Si Espaa tiene una espina dorsal, es esa, no cordillera, pero si cumbre continuada que separa dos cuencas y delimita dos climas.

Propiamente esa divisoria la constituyen dos: una que va desde Pea Labra al cabo de Gata; otra que, soldada a sta en las sierras desprendidas de la Nevada, forma el borde de la Espaa que cae al occidente de la primera y va a hundirse en el Atlntico, en el extremo ms occidental de Europa, el cabo de San Vicente.

Como rasgo caracterstico de la Pennsula, ha influido sobremanera en la vida nacional de los espaoles. En los tiempos primitivos, los iberos se acomodan al suelo y las comarcas naturales determinan las nacionalidades; no hay todava unidad poltica entre las comarcas de una misma regin, pero hay indicios de solidaridad, base de las naciones, y seales de una comunicacin intensa en las afinidades culturales.

Sin duda por esto, que no escap al pueblo que mejor y ms profundamente ha sentido la influencia geogrfica, los romanos dividieron la peninsula en Citerior y Ulterior, y ms tarde, por un mejor conocimiento de la tierra, en Tarraconense, Btica y Lusitania.

Esta divisin, conservada por los godos en Espaa (Btica), Tarraconense y Gallecia, fu conocida por la Edad Media y a ella ajust la organizacin poltica espaola. La Corona de Castilla, el Alandalus y la Corona de Aragn, corresponden sensiblemente a la gran divisin romana del tiempo de Augusto.

Los hombres modernos, acostumbrados a las fronteras lineales, exigirn, cuando se trate de la historia de un pueblo, que se determine bien su territorio presentndolo recortado como se presentan los de los actuales; mas esto, tratndose de un pueblo medieval o antiguo no es posible : las fronteras son zonas y sobre ellas cabalgan comarcas indefinidas que fluctan entre una y otra regin.

No es posible, por tanto, sealar el territorio de la Espaa Tarraconense ni el de la Corona de Aragn: lo ms que puede hacerse es indicar las comarcas que las formaban refirindolas a la geografa poltica pura y a las divisiones acministrativas actuales.

Constituyen una y otra con ms o menos exactitud tres redes fluviales: la del Ebro, la de los ros catalanes y la de los que naciendo en el macizo montaoso llamado Sierra de Albarracn, tienen su curso inferior en la llanura Valenciana; las cuales tres redes, por la facilidad de su comunicacin se completan y casi forman una.

La ms extensa de las tres es la del Ebro, constituida en su margen izquierda por dos secundarias, la de los ros navarros y la del Segre, separadas por un ro sin afluentes, el Gllego, y en la derecha por la red de ros riojanos y una serie de corrientes sensiblementes paralelas, la ms importante el Jaln.

El facl trnsito desde la cuenca del Segre a la del Llobregat hace afn la cuenca de ste con la del Ebro; el mismo fcil trnsito a la cuenca del Guadalabiar, remontando el Jiloca, surte los mismos efectos entre la red de ros turolenses-valencianos y la red ibrica. El Segura, aunque mediterrneo, por su alejamiento del ncleo de todas estas cuencas sin llegar a formar regin propia, constituyendo una comarca fluctuante entre las Espaas mediterrnea y atlntica.

Forman, pues, en la Espaa tarraconense las actuales provincias de Navarra y Logroo, las tres aragonesas, las cuatro catalanas y las tres valencianas, imponiendose en geografa la regin del Segura, que los romanos del Imperio la declararon provincia aparte con el nombre de Cartaginense. Todas estas regiones temporalmente, aunque no a la vez, formaron la Corona de Aragn.

Desde el punto de vista de la geografa poltica, estas tierras son el istmo espaol, la parte continental de la pennsula, el puente entre la meseta castellana y Europa, y como el rasgo fundamental del istmo son los Pirineos, si por el Ebro puede llamarse regin ibrica, por la cordillera debe llamrsela pirenaica.

El historiador debe hacer notar con vigor estos dos caracteres geogrfico-polticos de la Corona de Aragn: el ser mediterranea, el ser pirenaica, es decir, regin continental; slo tenindolos muy presentes se dar cuenta el lector de la historia de la misma.

Considerando fsicamente ese territorio, hay que reconocer su extremada diversidad, oposicin y contraste entre la montaa y el llano, oposicin y contraste entre el interior, cuenca del Ebro medio y las regiones martimas. A stos hay que aadir los que resultan de los obstculos a la comunicacin que presentan los bordes de la cuenca del Ebro, slo transitables por algunos puntos, que han dado origen a caminos tradicionales.

Es, pues, la Corona de Aragn un conglomerado de oposiciones y contrastes, unido por vas de comunicacin naturales, que hacen las tierras solidarias.

La poblacin

Tierras diversas por su clima, que vale tanto como decir por su produccin, han impuesto a los habitantes modos distintos de vida; tierras aisladas han consentido la perpetuidad de la diversificacin en el lenguaje, en las costumbres, en el modo de habitar y vestir. Los contrastes entre las tierras se han traducido en contrastes entre los pueblos.

Por no tener esto en cuenta y atenindose a lo puramente humano y por influencia del materialismo biolgico, se ha hablado en estos ltimos tiempos de razas distintas entre los pobladores de las tierras de la Corona de Aragn, fundamentndolas en la lengua. Nada tan falso: todos los habitantes de la cuenca del Ebro son de la misma procedencia, y de la misma que las regiones martimas adyacentes a ella. La diversidad en los tipos fsicos, en las costumbres, en los modos de trabajo y en el particularismo, nace de la diversidad y del aislamiento de las comarcas.

Indice

El pas La poblacin

PARTE PRIMERA

Lmites de la Edad Media.
Antecedentes de la invasin musulmana.
Ruina de la monarquia goda. Batalla del Guadalete.

Las causas de la ruina del Reino godo. Las costumbres.
El estado social.
El ejrcito.
La decadencia de las ciudades.

La conquista musulmana y su carcter
Las expediciones musulmanas a la Galia gtica
Las tierras de la Corona de Aragn bajo el poder musulmn
La pretendida influencia musulmana
La Reconquista

Sus origenes

Constitucin de los ncleos cristianos del Pirineo. Su historia hasta su independencia.
Condado de Aragn
Ribagorza
Urgel, Cerdaa, Marca hispnica

Proceso de la Reconquista
Navarra y Sobrarbe

Alfonso I el Batallador
Casamiento de Alfonso el Batallador con doa Urraca de Castilla
Los condes de Barcelona anteriores a Ramn Berenguer IV
Las conquistas de Alfonso el Batallador
La Campana de Huesca

Ramn Berenguer IV y sus dos inmediatos sucesores
Reinado de don Jaime I el Conquistador
El hombre
Los primeros aos del reinado
Adquisiciones territoriales a expensas de los moros
El Tratado de Almizra
La cruzada a Tierra Santa
El tratado de Corbeil
La poltica peninsular e interior
La expansin martima aragonesa

El siglo XIV
Reinado de Jaime II
El hombre
Espaa segn Jaime II
La Reconquista, idea nacional de Jaime II
La empresa de Tarifa
Ruptura entre Jaime II y Sancho IV de Castilla
La cuestin de Murcia
Relaciones con Marruecos
Nuevamente la Reconquista. Negociaciones que precedieron al sitio de Almera.
El sitio de Almeria.
Poltica peninsular de Jaime II.
Incorporacin de Crcega y Cerdea a la Corona de Aragn.
Extincin de la Orden del Temple.
Expedicin de los almogvares a Oriente.

Los cuatro reyes sucesores de Jaime II en el siglo XIV.
La Reconquista.
Reintegracin de las Baleares a la Corona de Aragn.
El problema de Cerdea.

La poltica peninsular de Aragn en los cuatro reinados del siglo XIV.
Causas de la guerra entre Aragn y Castilla.
Guerra entre Castilla y Aragn.

El siglo XV.
Compromiso de Caspe.
Poltica peninsular de Aragn.
Cuestiones interiores de Aragn, Catalua y el principe de Viana.
Expansin aragonesa por el Mediterraneo.

Relaciones de Aragn con Francia en el siglo XV.
El cisma de Occidente.
Retrato de Benedicto XIII.
El problema de la frontera catalana.

Reinado de Fernando el Catlico. Fin de la Edad Media.
El hombre.
La unidad nacional. Los pretendientes de Isabel la Catlica.
Cmo fu la unin de los reinos.
El fin de la Reconquista. Conquista de Granada.

Descubrimiento de Amrica.
Poltica mediterrnea de Fernando el Catlico.
Conquista de Npoles.
Conquita de Berbera.

Poltica internacional de Fernando el Catlico.
Poltica de unidad Peninsular.

PARTE SEGUNDA

Las Instituciones
El Estado medieval.
Carcter social de la Edad Media.
Orgenes de la Edad Media.
El Rey y la realeza en Aragn durante la Edad Media.
Lugarteniente y gobernador.
Los nobles.
Origen y evolucin de los seorios.
Municipios.
Evolucin de los municipios.
El capitalismo, causa de la decadencia municipal
Organizacin interna de los municipios
Judos y moros
Los vasallos y hombres de condicin.
La servidumbre de la gleba : remensas.
Administracin de justicia.
La curia real y el Justicia de Aragn.
Jurisdicin de judos y moros.
Estado de la Administracin de justicia y responsabilidad judicial.
Las Cortes.
Las Diputaciones.
La concepcin medieval del Estado.
La Legislacin.

La vida material.
Divisin del territorio.
Juntas y vegueras.
Defensa del territorio.
Los domicilios.
Explotacin del territorio.
Comunicaciones.
Industria y comercio.
Las monedas.

La vida espiritual
La Religin
Organizacin eclesistica
Monasterios y rdenes religiosas
La Beneficiencia
La vida intelectual
Las Lenguas habladas en la Corona de Aragn
La enseanza
La Vida Artstica
Arquitectura religiosa
La pintura, la escultura y el azulejo

Conclusin
Bibliografa
Indice alfabtico

Ilustraciones


Mapa I: Mapa fsico de la regin bero-mediterranea (101 Kb)
Mapa II: Conquistas de la Corona de Aragn (447 Kb)
Mapa III: El mediodia de Francia en tiempos de Pedro II (119 Kb)
Mapa IV: Expansin catalano-aragonesa por el Mediterraneo (107 Kb)

Moneda de Juan (Ioanes) II

 

Índice alfabético sobre Aragón

El Monasterio de Veruela presenta un retiro espriritual a las puertas del Moncayo con muestras de vestidos tradicionales.

Puedes apreciar una flora silvestre distinta en cada paisaje.

Maravillate con las acuarelas y dibujos de Teodoro Pérez Bordetas .

La información no estará completa sin un paseo por sus tres provincias: Zaragoza , Teruel y Huesca y sus variadas Comarcas, con parada en alguno de sus espectaculares paisajes como el valle pirenaico de Ordesa o el Moncayo o por oposición en el valle el Ebro .

Si razones de trabajo o familiares te han llevado Lejos de Aragón puedes Bajarte imágenes de fondo, sonidos o animaciones

También puedes dedicarte a los intangibles: desde la recopilación de leyendas que hacen a Aragón universal tu también puedes perseguir la presencia del Santo Grial en Aragón .

Otras páginas sobre Aragón en Internet

Hay otras actualidades y realidades que también te pueden interesar , aunque te parezca que la realidad se jubila, sigue adelante muy viva , Y la naturaleza también.
Para seguir la evolución del Aragonés de Aragón

Conceptos | Edad Antigua | Edad Media | Moderna | Contemporanea | Inicio
Islam | Arabes y musulmanes | Nacimiento | Reyes de Aragn | Monarquia | Enlaces



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.