Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 1

Mamiferos. Orden Quinto: Roedores. Roedores Hervíboros o Acledianos. Familia de Dasipoides. Género Paca. 429

y manifiesta su cólera rechinando los dientes, y contante fuertes para cortar la madera, y se ha visto á una especie de gruñido, que precede á su pequeño furor. Este animal suele mantenerse de pié, esto es, sentado sobre su parte posterior y a veces permanece bastante tiempo en esta postura: también parece que se peina la cabeza y el bigote con las manos, las cuales lame y humedece con saliva cada vez que hace esta maniobra: á veces se sirve de ambas manos á un mismo tiempo para peinarse: después se rasca el cuerpo hasta los parajes á que puede alcanzar con las mismas manos; y para concluir su tocador, se vale de los pies, y se rasca en todos los demás parajes que pueden estar sucios.

No obstante lo dicho, este animal es corpulento, y no parece ni delicado ni ágil, sino al contrario pesado y estúpido: su modo de caminares casi como el de un cochinillo: rara vez corre, y esto lentamente y de un modo nada airoso: para lo que únicamente tiene viveza es para saltar, ya sea sobre los muebles, ó ya á las cosas que quiere llevar ó coger. También se parece al Puerco en la piel blanca, gruesa , y que no se puede desprenderla ni pellizcarla por estar pegada á la carne.

Aunque todavía no ha adquirido todo su incremento, tiene un pié y nueve pulgadas de largo en su situación natural; pero cuando se extiende tiene cerca de dos pies desde la extremidad del hocico hasta la del cuerpo. La altura de las piernas delanteras de este Paca es de ocho pulgadas y dos líneas, y la de las piernas posteriores de cerca de once pulgadas, de suerte, que al tiempo de caminar su parte posterior parece siempre mucho mas alta que la cabeza. Esta parte posterior del cuerpo, que es la mas elevada, es también la mas abultada en todos sentidos pues tiene veinte y dos pulgadas y nueve líneas de circunferencia, siendo así que la parte anterior del cuerpo solo tiene diez y seis pulgadas y cuatro líneas.

El cuerpo está cubierto de pelo corto, áspero y nada espeso, de color de tierra de sombra; y mas oscuro en el lomo; pero el vientre, el pecho, la garganta y las partes interiores de las piernas están por el contrario cubiertas de pelo blanco sucio; y lo mas notable en este animal son cinco especies de fajas longitudinales, formadas de manchas blancas, separadas por la mayor parte, unas de otras. Estas cinco fajas siguen la dirección longitudinal del cuerpo de modo que parece se inclinan á acercarse unas á otras en sus extremidades.

La cabeza, desde la nariz hasta la parte superior de la frente, tiene cerca de cinco pulgadas y diez líneas de longitud, y es muy convexa: los ojos son grandes, prominentes y de color pardo y distan uno de otro mas de dos pulgadas; las orejas que son redondas solo tienen de ocho á nueve líneas de largo, un ancho casi igual en la base, y están plegadas á modo de gorguera y cubiertas de un vello finisimo casi imperceptible al tacto y á la vista. La extremidad de la nariz es ancha, de color negruzco; está dividida en dos, como la de las Liebres, y sus ventanas son muy grandes. El animal tiene mucha fuerza y mina en esta parte, pues se le ha visto muchas veces levantar con la nariz la puerta de su jaula que se cerraba con corredera. La quijada inferior es dos pulgadas mas corta que la superior, la cual es mucho mas ancha y mas larga. En cada lado y hacia lo bajo de la quijada superior tiene una especie de pliegue longitudinal, desnudo de pelo en su medio de suerte que á primera vista, mirando al animal de lado se creería ser su boca aquel paraje de la quijada, pues la boca no se le vé sino cuando la tiene abierta, ni tiene mas de siete á ocho líneas de abertura, y solo dista dos ó tres líneas de los pliegues de que acabamos de hablar.

Cada quijada está armada por delante de dos dientes incisivos muy largos, de color de azafrán y bastante fuertes para cortar la madera y se ha visto a este animal en una sola noche, hacer en las tablas de su jaula un agujero por el cual podia pasar su cabeza: su lengua es angosta, gruesa y algo áspera: sus bigotes se componen de pelos negros y blancos, colocados á los dos lados de la nariz; y también tiene iguales bigotes, mas negros, pero menos poblados, á cada lado de la cabeza mas abajo de las orejas. La gran resistencia del animal no permitió contar sus muelas. Cada pié así anterior como posterior tiene cinco dedos , cuatro de ellos armados de uñas de seis á siete líneas de largo y de color de carne; pero este color no se debe mirar como un carácter constante, pues en muchos animales, y señaladamente en las Liebres se suelen ver en unos las uñas negras, y en otros blanquecinas ó de color de carne. El quinto dedo, que es el de la parte interior, no se descubre sino cuando el aninal tiene la pierna levantada, y se reduce a un espolón muy corto. Entre las extremidades posteriores y a poca distancia de las partes genitales, se advierten dos pezones de color pardo. En cuanto á la cola, aunque no se manifiesta absolutamente, con todo, buscándola, se halla un botoncillo de dos á tres líneas de largo que parece ser su rudimento.

El Paca doméstico come de cuanto se le da, y parece muy comedor: ordinariamente se le sustenta con pan: y ya sea mojado en agua, en vino, y aun en vinagre, le come igualmente; pero le gustan de tal modo el azúcar y las frutas que cuando le presentan uno ú otro; manifiesta su alegría con brincos y saltos. También le gustan raíces y legumbres, y come indistintamente nabos, cebollas y también ajos y cebolla ascalona, sin rehusar tampoco berzas y yerbas, y ni aun musgo y cortezas de árboles; y á los principios se le vio muchas veces comer madera y carbón. Lo que menos excita su apetito es la carne, la cual come rara vez y en muy corta cantidad. Se le pudiera mantener con grano, pues suele buscarle en la paja de su cama: bebe como el Perro levantando el agua con la lengua: su orina es muy espesa, y de hedor insufrible; y su excremento tiene !a figura de pelotillas pequeñas, mas prolongadas que las dé los Conejos y las Liebres.

Las observaciones que dejamos referidas nos inclinan á creer que esta especie pudiera naturalizarse en Francia; y si se consiguiese, seria adquisición muy útil, así por la buena calidad de la carne de este animal, como por la facilidad de mantenerle: á que se añade que no hay indicios de que el frió le moleste mucho; y pudiendo escavar la tierra, fácilmente se precavería del rigor de la estación durante el invierno. Un solo Paca daria tanta cantidad de buena carne como siete ú ocho Conejos. (BUFF.)

PACA LEONADO.
Coelogenus fulvus{F. Cuv.); Cavia Paca (Geoff.—F. Cuv.); Osteopera platycephala (Harl.)

Casi todos los naturalistas, hasta Federico Cuvier, lo han mirado como una simple variedad del presente. No obstante, diferéncianse en sus arcos cigomáticos que están en extremo separados y en otros caracteres anatómicos. Tiene el fondo del pelo leonado y no castaño. En lo demás, le es enteramente semejante asi en los colores como en los hábitos. Habita en la Guyana.

GÉNERO COBAYES.
Cavia (Exl.); Anoema (Frd. Cuv.)

TIENEN veinte dientes, á saber: dos incisivos en coda mandíbula, ocho muelas arriba y ocho abajo,

 

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

Mayo mojado, del barbecho hace prado.
Busca el medio de todo, y tendras buen acomodo.
La bellota que no se ve en mayo, no se ve en todo el año.
Nada nos pertenece en propiedad más que nuestros propios sueños. Nietzche

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.