Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Orden Quinto: Roedores. Roedores Omnívoros o claviculados. Familia Ratas-Topos. Género Otenomo, Helami. 397


La cabeza de este animal tiene tanto de alto como de largo, y se termina, en un hocico aplastado, en vez de ser prolongado como el de los Topos; sin embargo se semeja al de estos en que su hocico forma una especie de trompa de color de carne, en la cual se ven las aberturas de la nariz como en la del Puerco: está también contorneado de una faja blanca de cinco á seis líneas de ancho, que se extiende hasta por encima de la nariz, y de esta misma faja salen algunos pelos blancos y largos, que forman una especie de bigote. En cada mandíbula, tiene dos dientes incisivos muy largos que están manifiestos aun cuando el animal tenga cerrada la boca: los de la superior tienen cerca de cinco líneas de largo, y mas de siete los de la inferior: sus ojos son extremadamente pequeños, y están colocados casi á igual distancia del hocico y de las orejas, ocupando el centro de una mancha blanca ovalada, de que están rodeados, lo que da motivo á que se les pueda hallar sin dificultad, al contrario de lo que sucede en los Topos: sus orejas no tienen concha visible, pues todo lo que se ve consiste en el orificio del conducto auditivo que es bastante grande, y cuyo reborde sobresale un poco : este orificio está colocado también en medio de una mancha blanca. Finalmente, tiene una tercer mancha del mismo color en lo alto de la cabeza; y á causa de estas diferentes manchas se da á esto animal en el Cabo el nombre de Bl(ilegible)mol ó Topo manchado: todos sus pies tienen cinco dedos, guarnecidos de uñas fuertes; sin pelo en la parte superior, pero sí en las plantas, y bastante largo; los anteriores y los posteriores son de una misma figura, y en nada se parecen á los de los Topos de Europa.

La cola, cuya longitud no escede de ocho á nueve líneas, está cubierta de pelos largos del mismo color que el de los costados. Viven debajo de tierra, construyen allí sus galerías, y hacen mucho daño en los jardines. Mr. Gor-don ha visto, en lo interior de las tierras del Cabo, una especie mucho mas pequeña, y de color de acero, cuyo nombre le dan aquellos naturales, pero que en todo lo demás es enteramente semejante á la que acabamos de describir. En los alrededores del Cabo escavan de tal modo la tierra donde habitan, que á veces es espuesto pasearse á caballo por los terrenos donde abundan. Se alimentan de cebollas y raíces de plantas bulbosas.

GÉNERO OTENOMO
Otenomys (Blainv.)

TIENEN veinte dientes: cuatro incivos fuertes y de corte cuadrado con anchos bordes y sin ningún surco en su superficie, y ocho muelas en cada mandíbula. La cabeza es oval y algo deprimida; los ojos pequeños; el cuerpo bastante prolongado y delgado; las piernas cortas, los pies con cinco dedos provistos de uñas largas muy arqueadas, puntiagudas y á propósito para escarbar la tierra; las de los posteriores son mas cortos y anchos, cóncavos en forma de cuchara hacia su parle posterior y guarnecidos de pelos recios en su alrededor.

OTENOMO DEL BRASIL.
Otenomys brasiliensis (Blaino.)

Es del tamaño de nuestra Rata de agua; tiene el pelo suave, corto y de color pardo apizarrado en la base, y de un castaño rojizo reluciente en lo restante de su extensión; las partes inferiores son de un blanco rojizo; la cola es mediana con pelos recios de un castaño negruzco. Habita en el Brasil.

GÉNERO HELAMI
Helamys (Fed. Cuv.)

TIENEN veinte dientes, á saber: cuatro incisivos en forma de cuña; ocho incisivos sencillos en cada mandíbula con dos láminas; su hocico es carnoso, las orejas largas; las extremidades anteriores cortas con cinco dedos armados de uñas muy largas; las posteriores muy largas con-cuatro dedos; la cola también de mucha longitud y erizada de pelos: tienen cuatro mamas pectorales.

MANNET
Helamys cafer (Fed. Cuv.); Pedetes capensis (Desm.); Dipus cafer (Gml.); Gran gerbo (Buff.); Liebre saltadora, del Cabo.

Tiene la cabeza casi de la misma forma que la del Conejo; pero sus ojos son mayores y las orejas mas cortas, aunque altas y anchas, relativamente á su tamaño, las cuales baja con las manos sobre los ojos para que le sirvan de cortinas y eviten toda destrucción relativa á la vista, y al oido. El hocico es corto y grueso : la abertura de la boca muy pequeña: la mandíbula superior muy ancha, y la inferior estrecha y corla : los dientes como los del Conejo, con bigotes alrededor de la boca, compuestos de pelos negros y blancos : las manos son muy cortas : no tocan nunca en tierra, y el animal se sirve de ellos para llevar la comida á la boca. Tienen cuatro dedos con uñas, y el principio de un quinto sin ella: los pies no tienen mas que tres dedos, de los cuales el de en medio es un poco mas largo que los otros dos, y todos tres provistos de uñas : la cola es mas larga que el cuerpo, está cubierta de pelillos tiesos del mismo color que los de la espalda, y su punta guarnecida de pelos mas largos, mas suaves y espesos, que forman una especie de hopo, negro al principio y blanco en la extremidad. Las extremidades están desnudas y de color de carne, como la nariz y las orejas : la parte superior de la cabeza y el lomo están cubiertos de mi pelo rojizo : los costados, lo inferior déla cabeza, el cuello, el vientre son blancas; mas abajo de los riñones, y cerca de la cola, tiene una gran faja negra transversal en forma de media luna.

Estos animalitos ocultan ordinariamente sus manos entre el pelo, de suerte que parece no tienen mas extremidades que las posteriores: para pasar de una parte á otra no andan, esto es, no echan un pié tras otro, sino que saltan con mucha ligereza y prontitud á tres ó cuatro pasos de distancia, y siempre en dos pies como Pájaros: cuando están quietos, descansan sobre las rodillas: no duermen sino de día y nunca por la noche: comen granos y yerbas como las Liebres: son de índole apacible, y sin embargo, solo se domestican hasta cierto grado: escavan sus madrigueras como los Conejos, pero en mucho menos tiempo, y en ellas hacen un almacén de yerbas á fines del estío, y en los paises fríos pasan allí el invierno. Como su carne es muy sabrosa, los hotentotes y los colonos les hacen cruda guerra; buscan sus madrigueras, las abren con la azada ó la pala y se apoderan del animal que hace muy poca resistencia. Cuando tiene su madriguera en las peñas se le hace salir ahumándolas tal como se verifica con las Zorras.

 

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

Mayo mojado, del barbecho hace prado.
Busca el medio de todo, y tendras buen acomodo.
La bellota que no se ve en mayo, no se ve en todo el año.

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.