Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Orden Quinto: Roedores. Roedores Omnívoros o claviculados. Género Pteromis. 389


los pies que se alargan en sentido opuesto en el movimiento del salto. La piel, extendida de este modo y prolongada hacia los lados mas de una pulgada, aumenta otro tanto la superficie del cuerpo sin acrecentar su peso; y por consiguiente retarda la aceleración de la caída, de suerte que de un solo salto llega el animal a una distancia considerable; y no debe creerse que este movimiento sea vuelo como el de las aves, ni como el de los Murciélagos, que ambos ejecutan hendiendo el aire con repelidas vibraciones; sino un simple salto, en el cual todo depende del primer impulso, cuyo movimiento se prolonga por mas tiempo á causa de que presentando el cuerpo del animal mayor superficie al aire, experimenta mayor resistencia y cae con mas lentitud. En la descripción del Polatucá, dada por Mr. Daubenton, se ve el por menor de la mecánica y del juego de esta extensión singular de la piel, extensión que pertenece exclusivamente al Polatuca, y no se halla en otro animal, siendo por consiguiente bastante para distinguirle de todas las demás Ardillas, Ratas ó Lirones. Sagardo Theodato, Juan de Laet, Hernández, la Honlan y Denys han hecho mención de palabra como también Catesby, Dumont, Pagede Praz, etc.; Klein, Seba y Edwards han dado buenas descripciones del Polatuca juntamente con su figura. Lo que se ve en este animal, concuerda muy bien con lo que estos autores dicen de él: comunmente es mas pequeño que la Ardilla y casi no pesa mas de dos onzas; esto es, tanto como un Murciélago de la especie mediana, siendo así que la Ardilla pesa ocho ó nueve.

El Polatuca se acerca en algún modo al Murciélago en la extensión de la piel, la cual en el salto, reúne las extremidades posteriores con las anteriores sirviéndole para sostenerse en el aire; y también parece se le asemeja algo en la índole, pues está sosegado y adormecido por el dia, y no adquiere actividad hasta el anochecer. Es muy fácil de domesticar; pero al mismo tiempo muy propenso á escapar, y es preciso guardarle, enjaularle, ó atarle con una cadena pequeña. Se alimenta con pan, frutas y semillas; y sobre todo gusta de los pimpollos y tallos del pino, y del abedul; no busca las nueces y las almendras, como las Ardillas: se forma una cama de hojas en la cual se sepulta todo el dia, sin salir de ella hasta la noche y cuando el hambre le aqueja. Como tiene poca previsión, viene fácilmente á ser presa de las Martas y de otros animales que suben á los árboles; por lo cual la especie está reducida á muy pocos individuos, aunque produce por lo común tres ó cuatro hijos.

Mr. Vosmaer dice que ha visto dos pequeños Polatucas vivos, pero que murieron á poco tiempo.

«Dormían, prosigue, casi todo el dia y cuando de repente se les tocaba, daban un pequeño salto como para querer volar; pero se retiraban como asustados pues son muy perezosos; gustaban mucho del calor, y si se les descubría se introducían al instante entre la lana que se les había puesto para acostarse. Su alimento consistía en pan y frutas, y comían del mismo modo que las Ardillas con sus manos recostadas sobre los pies. Cuando se acercaba la noche, se los veía mas animados: la diferencia del clima influye mucho en el cambio de naturaleza do estos animalillos que parecen ser muy delicados. Dice M. Daubenton que el Polatuca tiene mas semejanza por la parte exterior de su cuerpo y por la cualidad de su piel con las Ratas, que con ningún otro animal; pero el conjunto de su forma y organización exterior le asemeja mas á la Ardilla. La nariz del Polatuca es en proporción menos gruesa que la de este último; sus orejas están mas distantes la una de la otra, y sus ojos son respectivamente mayores y mas vivos. Los dedos son mas cortos, pero parecidos por el número, la forma y la disposición con que están colocados. El Polatuca se diferencia de la Rata y de la Ardilla por las dimensiones de la piel de su lomo, del vientre y de las piernas, que tiene ocultas, escoplo en los casos en que se ve precisado á hacer uso de ellas.

GÉNERO PTEROMIS
Pteromyx (F. Cuv.)

TIENEN los miembros envueltos en las membranas de los costados lo mismo que los Polatucas, de cuya fórmula dentaria participan también; pero su cola es redondeada y no dística. La parte posterior de los huesos de la nariz es algo convexa; los frontales muy deprimidos en su centro presentan luego una ligera elevación, las partes posteriores de la cabeza no empiezan á formar curva hacia abajo de una manera sensible desde el centro de los parietales; la cavidad del cráneo es pequeña y solo ocupa la mitad de la longitud de la cabeza.

TAGUASN.
Pteromys pelaurista (Pall.)

Tiene un pié y medio de largo sin incluir la cola, la cual tiene unas veinte pulgadas. Su pelo es de color castaño con puntos blancos superiormente, y pardo en las partes inferiores, escepto el cuello que es también castaño; los muslos son algo rojizos y la cola casi negra, la membrana de los costados forma un ángulo detrás de la extremidad posterior.

Este animal nocturno habita en las Molucas y en las Filipinas, y tiene los mismos hábitos que los Polatucas.

Mr. Vosmaer describe el Taguan de la manera siguiente:

«Tiene de longitud un pié y cinco pulgadas, y la cola un pié y ocho pulgadas; su cabeza es mas estrecha que la de la Ardilla, las orejas pequeñas, puntiagudas y cubiertas exteriormente de pelo pardo claro, muy corto y fino: encima de los ojos tiene dos pelos largos de color pardo leonado, y los párpados parece que carecen de pestañas. A los dos lados del hocico tiene muchos pelos á modo de bigotes, largos, negros y muy rígidos: la nariz es pelada: los dientes son como los de las Ardillas: los interiores son muy largos y las muelas se hallan también en lo mas retirado de la boca.

«Sus extremidades anteriores y posteriores, especialmente las últimas, están como ocultas debajo de la piel que le sirve para volar. Las primeras están divididas en cuatro dedos enteramente negros, los dos de en medio mas largos que los otros, sobre todo el tercero. Los posteriores son también negros y en número de cinco, cuatro de los cuales son de igual longitud; pero el quinto, que es el interior, es mucho mas corto, y no parece sino un simple apéndice. Las uñas son muy grandes y agudas, negras por delante, blancas por debajo y anchas en su origen. Las articulaciones de estos dedos son semejantes á las de las Ardillas.

«La piel que se extiende entre las extremidades en su parte media, es tan delgada como el papel de la India y no excede de cuatro pulgadas y ocho líneas de ancho por cada lado: en lo restante es también muy delgada, de un tejido claro, y guarnecida de pelos cortos de color castaño. Sus bordes externos están contorneados de una lista espesa de pelos grises y negros.

«La parte superior de la cabeza , el lomo y el origen de la cola están guarnecidos de pelos ásperos, bastante largos, negros en su parte inferior, y la

 

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

Abril que truena, anuncia cosecha buena.
Ni te fíes de hombre chico, ni te subas en borrico.
En abril, aguas mil.
En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle. Mahatma Gandhi

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.