Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la Naturaleza > Tomo

Mamiferos. Orden Cuarto: Marsupiales. Familia Marsupiales-Folivoros. Género Petaurista. 379


tarse para aislar a los unos do los otros. Así es que separa el género Falangero en dos secciones: la 1.a Falangero,; la 2.A Petauro, después subdivide los Falangeros según tienen ó no la cola prehensil, ó que tienen la piel de los hijares estendida entre los miembros; en fin hay también Pelamos de cola prehensil y Petauros volantes. Viviendo los Petauristas en los árboles de la Nueva Holanda, deben diferenciarse en las costumbres de los Falangeros de cola derecha que habitan en los matorrales arenosos de las partes marítimas de la Nueva Holanda y de la tierra de Van-Diemen, y de los Cuscuses ó Falangeros de cola pelada, que son nocturnos, y que buscan las frutas en las Molucas. De cualquier modo que sea, liaremos cuanto podamos para dilucidar esta cuestión. Los caracteres de los Petauristas son los siguientes: quijada superior, seis incisivos, ningún canino y diez y seis molares inclusos los falsos que son ocho; quijada inferior, dos incisivos, ningún canino, catorce molares: total treinta y ocho.

«Los huesos incisivos de la quijada superior forman entre sí un ángulo mas ó menos agudo, y los incisivos están dispuestos de igual modo: el primero es fuerte y cortante; el segundo tiene igual corte, y su corona mas ancha que la base; el tercero, mas pequeño, es obtuso. Entre los incisivos y los molares falsos hay un vacio: el primer molar falso es rudimentario, el segundo lo es aun mas, el tercero mayor se acerca á la forma de los verdaderos molares; el cuarto es mayor y mas fuerte y toca al tercero, al paso que todos los demás están aislados: los tres primeros molares no se diferencian entre sí, son cuadriláteros, y cada uno está provisto en sus ángulos de una punta triangular y en los lados de una punta mas pequeña; dos pequeños tubérculos angulosos ocupan también su cara exterior; el último molar no tiene mas que tres puntas principales, dos por delante y una por detrás. Estos tubérculos y estas puntas dan á los dientes de los Petauristas una forma complicada y difícil de caracterizar.

En la quijada inferior los dos incisivos son largos, casi horizontales, redondos por delante, aplastados por su cara interna, delgados y puntiagudos en su cima; los dos primeros molares falsos no son mas que dos puntas rudimentarias, como se observa también frecuentemente en los Cuscuses; el tercer molar falso se acerca en la forma al primer molar verdadero, pero es mucho mas grueso en la mitad posterior que en la anterior. Los cuatro verdaderos molares se parecen enteramente y se componen de cuatro puntas triangulares colocadas de, dos en dos por delante y por detrás.»

Los caracteres exteriores, son: cabeza medianamente prolongada, orejas regulares derechas, pies pentadactilos, con uñas comprimidas, corvas y fuertes, escepto en el pulgar que no tiene uña y es oponible; los dos dedos primeros mucho mas cortos que los demás; la piel de los lujares estendida entre los miembros anteriores y posteriores puede servir de paracaida (disposición que se halla en los Galeopitecos y los Escucrópteros) una bolsa en el abdomen; la cola muy larga, cubierta de pelos, unas veces esparcidos, otras dísticos.

No se conocen las costumbres de los Petauristas; son animales probablemente nocturnos, que viven en los eucaliptos de la Nueva Holanda, donde saltan de rama en rama, ayudándose con sus paracaidas para prolongar sus saltos; su género de alimento debe consistir principalmente en Insectos ú hojas, porque se sabe que la Nueva Holanda no produce fruto alguno edulo. Son muy comunes, y los naturales de aquella parte del mundo hacen grandes cacerías de ellos, por que al mismo tiempo que gustan mucho de su carne emplean sus pieles las mujeres en hacerse unas capitas pequeñas para cubrirse los hombros y las partes naturales. Su piel es tan hermosa que podría ser muy útil en las artes y formar un ventajoso artículo de comercio.

Hasta ahora no se han encontrado Petauríslas sino en los grandes bosques de las montañas Azules, y en la islita de Norfolk, situada no lejos de las costas de de Puerto Jackson.

Esta especie es la mas común en las inmediaciones Sidney y en las montañas Azules.

HEPUNA RU.
Petaurus teganoides (Desm.—Shaw.); Gran falangero volante (J. Cuv.)

Es casi del tamaño de un Galeopiteco; pues suele tener diez y ocho pulgadas de longitud, sin incluir la cola, que tiene unas veinte: la cabeza es pequeña; el hocico muy agudo; la cola redondeada, muy erizada, de color castaño y algo leonado en su origen. Su pelo varia, y es unas veces de color de chocolate subido superiormente, y blanco sucio inferiormente; otras tiene mezclado leonado claro y de castaño, con una raya mas subida en el dorso; los costados pardos cenicientos con dos planchas oblongas de color leonado, y las partes inferiores blanquizcas; otras por fin enteramente blanco amarillento en la espalda y enteramente blanco por debajo. Las membranas que tiene entre los miembros le ayudan en sus saltos manteniéndolo en el aire. Vive en nueva Gales, cerca de Sidney y en las montañas Azules. Come Insectos, pajaritos y tal vez también hojas y frutas. Su carne y su piel son bastante apreciadas, lo cual ocasiona á estos animales una persecución bastante activa.

PETAURISTA DE PERÓN.
Petauris peronii (Desm.)

Es del tamaño de nuestras Ardillas, y se diferencia de los demás por la membrana de los costados, que solo le llega hasta los codos: tiene el pelo castaño superiormente, y en sus partes inferiores blanco, con mezcla de pardo en la cara inferior de las membranas; los pies y las cola son blancos. Pertenece á la Nueva Holanda.

PETAURISTA SIURICO.
Petaurus sciureus (Desm.); Didelphis sciurea (Shaw.)

Tiene unas nueve pulgadas de longitud, sin incluir la cola, que tiene cerca de diez; es decir que tiene el tamaño de nuestra Ardilla común. Su pelo es gris ceniciento superiormente, blanco inferiormente; de este mismo color es el reborde de las membranas; en la cabeza tiene dos rayas negras que, partiendo de las narices se extienden hasta los ojos, á demás de otra, también negra que, tomando su origen en la nariz, sigue su trayecto basta que termina en la punta de la cola; esta es ceniciento rojizo en su base, y de color castaño en su extremidad. Vive en la isla de Norfolk y en las montañas Azules, habitando en los huecos de los árboles; la hembra pare ocho hijuelos cada vez.

PETAURISTA DE GRANDE COLA.
Petaurus macrourus (Desm.); Petaurista macroura (Desm.); Didelphis macroura (Shaw.); Falangero volante de larga cola (J. Cuv.)

Es del tamaño de, la Rata de América, superiormente de color castaño subido; y blanquecino por debajo; su cola es delgada, y de mas del doble de la longitud del cuerpo; las extremidades anteriores son

 

Página siguiente

 

Índice de páginas de Mamiferos.

 

Abril que truena, anuncia cosecha buena.
Ni te fíes de hombre chico, ni te subas en borrico.
En abril, aguas mil.
Nada nos pertenece en propiedad más que nuestros propios sueños. Nietzche

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookis para seguimiento de usuarios, pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookis en esta web.